La desarrolladora responsable de Deathloop, Arkane Studios, opina sobre lo que supone formar parte de Xbox Game Studios.

Seguramente, la compra de Bethesda por parte de Microsoft sea uno de los mayores bombazos que hemos vivido dentro del mercado de los videojuegos en los últimos años. El 21 de septiembre del 2020, la compañía de Redmond compraba a la desarrolladora de Doom, Skyrim o Fallout por nada menos que 7.500 millones de dólares. Arkane Studios, uno de los principales pilares de Bethesda Softworks, fue una de las que más se sorprendió por esta jugada.

Bethesda Xbox

En una entrevista para Press Start, el director de Deathloop, la última obra de Arkane, Dinga Bakaba y el director de arte, Sébastien Mitton, comentaron cómo fue su primera reacción ante la noticia. Bakaba reconocía que “fue inesperado, hasta cierto punto… [pero] después de la sorpresa, tuvo mucho sentido”. También expresaba que son “muy creativos y motivados” y que su pasión es crear obras originales “con mucha personalidad y estilo”. Dichos aspectos encajan a la perfección con la naturaleza de un servicio como Xbox Game Pass.

Ser parte del ecosistema de Xbox Game pass hace que las cosas sean un poco diferentes para nosotros, porque podemos ocupar un espacio en ese servicio, y continuaremos haciendo el tipo de juegos que hacemos y haciéndolos bien

DINGA BAKABA – DISEÑADOR Y DIRECTOR EN ARKANE STUDIOS.

Curiosamente, Deathloop se lanzará el 21 de mayo en PS5 con una exclusividad de un año en consolas. Teniendo en cuenta que otros juegos de Arkane como la saga Dishonored o Prey ya forman parte del servicio de juegos por suscripción de Microsoft, es seguro que en un futuro termine llegando a Xbox y, por ende, también a Xbox Game Pass.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.