We Happy Few promete ser aún más grande que tras su replanteamiento

We Happy Few lleva bastante tiempo en el programa Game Preview de Microsoft con Xbox One, pero tras el apoyo de los de Redmon y el anuncio de la compra del estudio que lo lleva a cabo, Compulsion Games, el juego ha sido beneficiado por una inyección importante de recursos que han replanteado el juego, tal y como vimos en el E3 2018 de Microsoft.

Compulsion Games anunció hace poco que el juego tendría un pase de temporada, aunque por ahora no sabíamos nada de su contenido post-lanzamiento. En la edición de lujo del juego habrá expansiones  de la historia de We Happy Few, pero paralelamente llegará un modo sandbox para todos los jugadores.

Este modo estará ambientado en un mundo totalmente personalizable, donde podrás cambiar el tamaño del mapa, incluir más obstáculos y peligros, menos alimentos convirtiéndolo en un juego duro de supervivencia y cosas así. Esto es lo que We Happy Few era en los primeros instantes de su fase previa y que no terminaban de convencer como iP, así que los que quieran supervivencia pura están de enhorabuena pues lo podrán disfrutar gratuitamente junto con la historia principal del juego.

we happy few

En la primera expansión de pago de la Edición de lujo, Roger & James en: They Came From Below seguiremos a estos dos personajes mientras buscan el amor, pero en lugar de eso tropiezan con una extraña tecnología. La segunda expansión de pago incluida en el pase de temporada, Lightbearer, seguiremos a la estrella de rock Nick Lightbear en su último show. y por último, We All Fall Down es el contenido de pago más raro, donde trataremos de descubrir la historia del extraño pueblo donde está pasando todo lo de la campaña principal en Wellington Wells y las causas de esta revolución.

We Happy Few se lanzará el próximo 10 de agosto en Xbox One, PS4 y PC. Por ahora el pase de temporada se incluye con la Edición de lujo, aunque en Compulsion Games comentan que estará disponible para su venta por separado en el momento del estreno del juego.

Fuente