Bonkies es una de las sorpresas de este mes de enero. Disfruta con hasta tres amigos más de las construcciones más locas

El Studio Gauntlet, un equipo de apenas tres creativos afincado en Noruega, cumple un sueño con la culminación de Bonkies. Este es un proyecto que ha tenido más de tres años de trabajo detrás, y en el cual han depositado todo el mimo posible para que el público pueda disfrutar enteramente de una experiencia distinta, original y divertida.

Bonkies es una propuesta curiosa dentro del género de puzles que en apariencia puede engañar, puesto que su estética quizá llegue a insinuar un enfoque infantil. Sin embargo, esto no es más que una fachada que se derriba por completo en los primeros minutos de contacto con el videojuego. De esta forma, entramos de lleno en un desafío constante con un nivel de exigencia y precisión bastante alto.

La distribución o la estructura del juego se basan en una agencia de construcción dirigida por monos, literalmente, que tratan de ir colonizando otros planetas o incluso ayudando a los seres que habitan en otros tantos. Así pues, hilando fino iremos aterrizando en distintos planetas en los que se requiere de nuestros servicios, y en los que nos esperaran una serie de niveles a superar. Estos niveles nos proponen distintos esquemas de estructuras que tenemos que construir para pasar el nivel, los cuales a su vez tienen unos requisitos para obtener distintas calificaciones. Como podéis ver, este planteamiento recuerda en cierto a modo a la de muchos títulos de dispositivos móviles.

En cuanto a los niveles se refiere, hemos de decir que suelen tener una dificultad bastante elevada, o al menos para un jugador. Estos cuentan con distintas fases, y es que empezando desde los cimientos de la construcción, iremos subiendo en altura o complicando la construcción para ir cuadrando en forma y distribución el patrón dado en cada fase. La verdad, sea dicha, es tan divertido como exigente, aunque en muchas ocasiones acaba siendo frustrante y desquiciante… un simple error manda todo al garete sin posibilidad de reiniciar y teniendo que volver a empezar de cero. Y el hecho que vayamos a contrarreloj, jugando contra el cronometro tampoco ayuda.

Esa sensación de agobio que comentábamos en el párrafo anterior se mitiga bastante con la ayuda de otros jugadores, pues el juego está pensado para cooperar con otras tres personas. De esta forma, las construcciones salen mejor y se puede estar atento a todos los elementos que hay en pantalla, así como, por ejemplo, equilibrar la construcción para que esta no se venga abajo. Así pues, la cooperación es esencial, y un factor muy bueno a tener en cuenta en esta experiencia. Sin embargo, choca ver como hay un modo historia orientado a un solo jugador con lo complicado que resulta manejarse con todos los elementos en acción.

El Studio Gauntlet ha realizado un trabajo soberbio con Bonkies, y no solamente por la originalidad, la creatividad y la imaginación con la que ha dotado a cada nivel, ya que en el aspecto jugable también se ha cuidado bastante. El título de buenas a primeras puede parecer un tanto tosco e impreciso en manejo y control, pero lo cierto es que cuando aprendemos a pilotar a nuestro monito, las cosas cambian. Con una palanca controlamos la dirección de desplazamiento y con la otra el brazo de construcción de nuestro personaje. Aunque eso no es todo, nuestro simio puede orientar las piezas de construcción, así como equilibrarlas, con los botones A,B,X e Y, según el eje o dirección que queramos darle. Asimismo, también es posible dotar a nuestro protagonista de una fuerza extra gracias  a un jetpack que lleva pegado a la espalda y así mover piezas más pesadas.

En lo referente a las piezas, el juego introduce diferentes tipos para que la experiencia no se haga monótona o repetitiva. Con ello, se logra cierto dinamismo en la resolución y planteamiento de construcciones. Así pues, tenemos los típicos bloques, bigas para apuntalar estructuras, elementos de vidrio que se rompen en otras pequeñas piezas y nos dificultan el montaje, cubos radiactivos que no podemos sostener mucho tiempo o explotan,  cubos propulsores, entre otros elementos más… La variedad no es muy extensa, pero suficiente para que en conjunto case a la perfección con las mecánicas jugables.

Por último, el aspecto audiovisual está a un gran nivel. En lo que se refiere al apartado artístico, se ha optado por usar una paleta de colores muy viva, así como unos modelados en los personajes muy “monos” valga la analogía. Esta decisión quizá sea para atraer a más público, cosa que logra, pero ciertamente puede jugar en su contra al tener una curva de dificultad y primera toma de contacto un tanto dura de asimilar. Por otra parte, las físicas están bastante bien trabajadas, por lo que cualquier movimiento se ve reflejado en los elementos que interactúan. De ahí, que se necesite mano firme en la ejecución de nuestros movimientos. En lo referente al apartado sonoro, el videojuego cuenta con unas melodías muy agradables que acompañan en todo momento y que amenizan la partida, lo cual quizá pueda chocar directamente con ese momento de ira en el que la construcción de viene abajo y algo en nuestro interior explota en mil pedazos…

Conclusiones

Bonkies es una muy grata sorpresa para todos los amantes de las propuestas de puzles o construcción, la cual se disfruta mucho más en cooperativo. Así pues, la faceta social es muy importante a la hora de adentrarnos en este juego, aunque obviamente también es una muy buena opción para un solo jugador. El Studio Gauntlet ha logrado culminar un gran trabajo, con el cual logra divertirnos y entretenernos con un material de muy buena calidad. Eso sí, prepararos para poner a prueba vuestra paciencia.

Bonkies

14.99€
7.5

Gráficos

7.5/10

Jugabilidad

7.5/10

Sonido

7.0/10

Duración

8.0/10

Pros

  • Una auténtica gozada en cooperativo
  • Es ingenioso y entrenido, aunque...

Cons

  • su dificultad puede llegar a frustrar.
  • La vertiente para un jugador puede hacerse bola, hay muchos elementos a controlar para una sola persona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.