El béisbol muestra su lado más divertido y arcade con Super Mega Baseball 2. ¿Estará esta segunda entrega a la altura del original?

Desde el pasado uno de mayo, los usuarios inscritos en el servicio Gold pueden descargar de manera completamente gratuita Super Mega Baseball 2, un título que nos acerca este curioso deporte desde un punto de vista arcade. El estudio Metalhead Software ha sido de nuevo el encargado de desarrollarlo, y como podemos ver en su aspecto jugable y gráfico, quiere mantener en esta ocasión las mismas bases que hicieron tan reconocible y divertida a su primera entrega, incluyendo nuevos aspectos para volver a engancharnos durante horas. El béisbol no es muy jugado en nuestro país, pero si le dais una oportunidad, puede que encontréis una alternativa deportiva para disfrutar solo o en compañía de amigos.

Super Mega Baseball 2, pese de tratarse de una propuesta completamente arcade, recoge muy bien los fundamentos y reglas de esta modalidad deportiva. No vamos a ahondar mucho explicando cómo se juega al béisbol para no aburrir, pero de forma simplificada podemos comentar que son partidos entre dos equipos, cuya meta es puntuar más que el rival en un número determinado de rondas. Mientras que unos batean para conseguir aumentar el marcador, gestionando a los jugadores que están emplazados en las bases e intentando hacer la mayor cantidad de “home runs” posibles, los otros lanzarán la pelota lo más difícil posible para que el rival haga “strikes” o no golpee la bola debidamente, uniendo fuerzas entre el resto del equipo para que la defensa sea férrea y pronto puedan ocupar el puesto de atacante. Nosotros deberemos dominar bien tanto la faceta ofensiva como defensiva si queremos ganar, y aunque hemos comentado que los controles pueden parecer simplificados para obtener esa vertiente arcade, costará dominarlos si queremos ganar al resto de adversarios.

El bateo puede que sea una de las partes más importantes de Super Mega Baseball 2, y aunque parezca sencillo porque lo haremos todo con un solo botón, habrá que tener otras cualidades funcionando al 100% como pueden ser los reflejos. Con una especie de retícula, nosotros deberemos escoger la posición y altura donde colocar el bate y dar el golpe, teniendo especial cuidado en el “timing” (o el momento ideal para batear, para entendernos), al igual que intentar esquivar las “bolas envenenadas” que el rival nos puede lanzar. Una vez puesta la pelota en el cielo, deberemos mover estratégicamente a nuestros hombres colocados en las bases para avanzar hacia la siguiente con el fin de conseguir el ansiado punto. Puede que la parte ofensiva sea la más fácil de manejar, aunque tendremos que practicar mucho hasta perfeccionar nuestra técnica y que el enemigo llegue a temernos. Sin puntos no hay victoria, así que más vale aprender a batear.

La defensa bajo mi punto de vista es más compleja, ya que requerirá de una mayor habilidad, especialmente a la hora de atrapar la bola cuando el enemigo batea. La parte donde somos el lanzador, pese a que tampoco tiene mucho misterio, tiene su particular gracia. Antes de soltar la pelota podremos seleccionar el efecto que le queramos transferir, siendo decisivo para desequilibrar al contrario y que no golpee la esfera de cuero debidamente. Una vez la pelota está puesta en juego, tendremos que intentar cogerla antes de que caiga al suelo, aspecto que se puede hacer algo difícil ya que nuestros jugadores no son especialmente rápidos ni ágiles. Cuidado a la hora de pasar a un compañero de base la pelota, ya que tendremos que tener en cuenta la potencia del pase y la precisión, complicando un poco más la dura tarea de defender. Al final, como buena propuesta arcade que es, parece que el ataque predomina más que la defensa, permitiendo partidos con puntuaciones altas, aunque queda claro que deberemos dominar ambas partes si queremos ser un rival difícil, especialmente cuando juguemos contra otros usuarios.

Existen diferentes modos de juego, así como la posibilidad de jugar en cooperativo de muchas maneras (1vs1, 2vs1, 2vs2 o 2vsCPU). Encontramos las modalidades típicas de un juego deportivo: exhibición, torneo de eliminación, temporada personalizada y un editor de equipos y personajes; aunque el más llamativo sin lugar a dudas resulta ser su modo online contra otros jugadores que aquí llaman Pennant Race (aunque seguramente adopte nombres distintos a medida que se vayan sucediendo los campeonatos). En esta modalidad contra otros jugadores, (que por cierto, contiene servidores dedicados y juego cruzado con PC) deberemos ascender puestos y divisiones con cada victoria conseguida. Super Mega Baseball 2 analiza nuestra puntuación general y también nuestra habilidad, y gracias a estos baremos consigue unas ligas verdaderamente interesantes y muy equitativas.

En todos los modos descritos podremos escoger a uno de los numerosos equipos que tendremos a nuestra disposición, aunque en Pennant Race será mucho más decisivo. Cada uno de estos equipos contará con sus propias estadísticas (fuerza, defensa, velocidad, estamina, etc.) que deberemos tener muy en cuenta antes de saltar al campo. La elección de un equipo que se ajuste a nuestro modo de juego será la clave para poder hacernos con la victoria frente a otros usuarios. Pese a esa dificultad equitativa que hemos mencionado anteriormente, preparaos para sudar y tener que dar lo mejor de vosotros mismos para haceros con la victoria, ya que jugar contra otra persona añade un factor que no ocurre con la máquina: nos referimos a la picaresca. No serán pocas las veces que nos tiren bolas mal, que se adelanten de sus bases para que luego el camino sea más corto, y miles de “jugarretas” que con la CPU no pasa. Es la gracia de jugar contra otros usuarios, pero requiere un extra de concentración y manejo del juego.

Gráficamente nos encontramos con un apartado resultón, muy colorido y que simplemente cumple para tener un acabado notable. Es cierto que los jugadores se repiten mucho entre sí, o que los estadios no están todo lo bien que se podría desear, pero son pequeños defectos que se pueden pasar por alto al tratarse como hemos dicho de una propuesta arcade, completamente directa y que no tiene otra función que la de intentar divertir. El único fallo importante que le vemos son las animaciones, demasiado toscas, tanto a la hora de mover a los jugadores, como cuando tenemos que saltar para coger una bola o tirarnos por los suelos para que no siga rodando más allá de nuestro alcance.

El sonido es otro apartado que no destaca especialmente, con los típicos vítores del público en momentos álgidos del partido, y las diferentes melodías que nos acompañarán a través de los menús y en algún momento puntual de los encuentros que disputemos. Falta algún tipo de comentarista, aunque sea de manera cómica, para ensalzar un poco más la propuesta sonora de Super Mega Baseball 2, aunque lo que de verdad echamos en falta es la falta de voces y textos en nuestro idioma. Un fallo que no es vital para entender el deporte ni lo que hay que hacer, pero facilita mucho el aprendizaje sobre todo en los compases iniciales del juego.

Conclusión

Super Mega Baseball 2 recoge las mismas mecánicas que las vistas en su primera entrega, mejorando ciertos aspectos y detalles que faltaban por pulir. No tenemos muchos juegos de béisbol, y aunque tenemos la sensación de que se puede hacer mejor, es una alternativa más que correcta para disfrutar de este deporte sin salir de casa. Además, la oportunidad de adquirirlo de forma gratuita con la suscripción Gold deja pocas dudas sobre si merece la pena probar o no descargarlo.

Super Mega Baseball 2

6.4

Gráficos

6.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

6.5/10

Pros

  • Jugabilidad directa
  • Gráficos animados
  • El modo carrera online

Cons

  • Algunas animaciones son odiosas
  • Textos y voces en inglés
  • Partidos demasiado largos