Un consultor de la multinacional IDC hace una previsión del futuro de la marca y la realidad virtual.

Las características de las posibles nuevas consolas de Microsoft que están por venir siguen siendo a día de hoy un misterio para los usuarios. Con Phil Spencer haciendo grandes movimientos de cara al 2019, la contratación de los nuevos estudios y el resto de novedades, el futuro que le augura a la marca parece que será muy positivo.

Pues bien, el día de hoy nos enteramos de que un analista de la empresa IDC, ha comentado que esto es sólo es el principio y que Microsoft seguirá apostando por incorporar nuevos estudios propios. Además, la compañía estadounidense parece que podría probar con la Realidad Virtual en su siguiente consola.

“Bueno, Microsoft no tiene todavía una base de estudios propios tan grande como Sony o Nintendo (incluso después de estas adquisiciones), a decir verdad”, dijo el analista de IDC Lewis Ward a GamingBolt. “Esta es una señal de que Microsoft quiere sacar más exclusivas para sus dispositivos y es probable que veamos más adquisiciones de estudios a medida que continúan reforzándose para tapar “agujeros” en géneros y subgéneros que creen que crecerán relativamente rápido con el tiempo”.

Sobre la Realidad Virtual continuó: “Microsoft quiere ser un impulsador para otros proveedores de hardware y software basados en Windows 10. No hay razón por la que Xbox One X no pueda dar soporte a Windows Mixed Reality ahora mismo. No estoy seguro de por qué Microsoft no ha apretado ese gatillo, pero es muy probable que den el salto con su consola de nueva generación”.