Hades llega por fin a consolas Xbox, si no la habíais jugado, hacedlo. Analizamos el título de Supergiant que también se estrena en Game Pass

Hay veces que uno se pregunta cómo sería el juego perfecto. Una pregunta casi imposible de responder debido a la subjetividad que abarca tal cuestión. Pero posiblemente estemos ante uno de estos títulos que roza la perfección en todo lo que propone. Al menos para mi, Hades sería uno de esos pocos títulos que calificaría de “perfectos”.

El último título de Supergiant Games se estrenó el año pasado en PC y también en Switch. Ahora, cómo supimos durante la conferencia de Microsoft en el pasado E3, también lo tendremos disponible en el resto de consolas. Además, también estrena en Xbox Game Pass desde el mismo día de su lanzamiento.

Cabe decir, antes de entrar al turrón, que Hades cosechó una gran cantidad de premios durante la gala The Game Awards de 2020 cómo Mejor Juego Indie y Mejor Juego de Acción. Recientemente, también fue nombrado Mejor Juego del Año en la prestigiosa y recién celebrada GDC 2021. Todos ellos más que merecidos, ya que estamos ante una de esas perlas que aparecen muy de tanto en cuánto en la industria. Así que vamos a bajar al Inframundo y a disfrutar de lo que Hades nos ha ofrecido durante la casi veintena de horas que le hemos dedicado para este análisis.

Bienvenidos al infierno

Tengo tantas cosas buenas que decir que voy a intentar ir a lo fácil y empezar por el principio. Hades es un juego de acción del género dungeon crawler roguelike. En él encarnaremos a Zagreo, el hijo de Hades, que harto de vivir anclado eternamente en los infiernos decide desafiar a su padre y huir a la superficie. Esa será nuestra tarea principal, escapar por los diferentes niveles del inframundo a través de decenas de estancias que se generan aleatoriamente.

Pero no estaremos solos ante tal titánica tarea, los Dioses del Olimpo, que acaban de saber de nuestra existencia, nos ayudarán por el camino. Nada más comenzar nuestra aventura, recibiremos una bendición aleatoria de un dios que beneficiará alguna de nuestras habilidades. Las cuáles constan de un ataque rápido que puede encadenar varias golpes seguidos, un ataque especial, un ataque a distancia con propiedades especiales y un botón de esquiva.

Al final de cada estancia, veremos en la puerta qué tipo de bendición o regalo recibiremos en nuestro próximo enfrentamiento. Los regalos puede variar entre Llaves ctónicas con las que desbloquear nuevas armas, Oscuridad con la que mejorar a nuestro personaje, Gemas con las que mejorar las instalaciones del inframundo, Monedas con las que comerciar con Caronte o Néctar con el afianzar nuestra relaciones con otros dioses y personajes.

Volviendo a las Bendiciones de los Dioses, podremos recibirlas de distintos dioses olímpicos cómo Zeus, Ares, Atenea, Poseidón, Dionisio o Hermes, entre muchos otros. Éstas pueden ir mejorándose si conseguimos Granadas de Poder e incluso combinarse entre ellas. Algo muy importante para crear una built con sentido para nuestra tentativa de huida. Ya que, si morimos, seremos despojados de ellas.

Lo que está muerto no puede morir

Una de las fortalezas de Hades es que cuánto más juegas y más mueres, más mejora. Cada vez que nuestra tentativa de huida del inframundo acabe con la muerte de Zagreo, volveremos a la morada de Hades. Dónde encontraremos a varios de los dioses, héroes y otras celebridades que habitan el inframundo con las que podremos mejorar nuestras relaciones cada vez que hablemos con ellos o si disponemos de algo de néctar para regalar.

Aquí entra un sistema de narrativa espectacular, ya que cada vez que hablemos con algunos de los presentes cómo Aquiles, Hipnos, Nicte o Cerbero aparecerán nuevas líneas de dialogo que irán aportando más información acerca de las inquietudes de cada uno de ellos. Cabe decir que el diseño de personajes, el doblaje y la calidad de los diálogos son de una altísima calidad consiguiendo que no queramos perdernos ni uno solo de ellos.

Aunque cómo en cualquier buen roguelike que se precie, nuestro personaje también irá creciendo a lo largo de nuestra aventura. Con la Oscuridad ganada durante nuestras tentativas de huida podremos mejorar las estadísticas y habilidades de Zagreo. También tendremos disponible hasta seis tipos de armas, cada una de ellas con un moveset único. Ofreciendo una experiencia totalmente distinta a cada uno de nuestros intentos para escapar del inframundo.

A lo largo de nuestro viaje, encontraremos una infinidad de enemigos que deberemos abordar con distintas estrategias. Jefes con mecánicas únicas que nos pondrán en aprietos en repetidas ocasiones y varios desafíos que ofrecen un riesgo-recompensa que deberemos escoger cuidadosamente. En definitiva, cada run se siente totalmente distinta a la anterior, haciéndonos sentir el progreso a través de ella, llegando cada vez más lejos y descubriendo un mundo lleno de secretos.

Conclusiones finales de Hades

Antes de nada, quisiera decir que no he profundizado mucho en ninguno de los aspectos jugables de Hades ya que está lleno de sorpresas y no quiero aguarle la fiesta a nadie. Estamos ante un título con una acción frenética y un sistema de combate super dinámico. Con un abanico de posibilidades increíblemente amplio, casi infinito, que hará que cada tentativa de huir del infierno se sienta única.

El carisma y la personalidad de cada Dios, a parte de la nuestro protagonista, es demoledora. Cada personaje está muy bien tratado y encaja perfectamente en una narrativa muy bien hilada y que refleja perfectamente la personalidad de cada uno de ellos. Si sois amantes de la mitología griega, estoy seguro que vais a amar este título.

El apartado artístico, el diseño de personajes, sus niveles y su banda sonora son excelentes. Además cuenta con una curva de dificultad muy bien medida, ya que el juego es exigente, pero no imposible. Y el crecimiento de nuestro personaje hace que cada muerte signifique progreso, lo que consigue que sea casi imposible soltar el mando una vez comenzamos a jugar.

Qué más decir sobre este título, que cómo ya he dicho en el inicio, me parece perfecto. Su precio reducido es otro de los motivos para el darle una oportunidad, además de que está en camino una edición física del juego. Y por si fuera poco, lo tendréis disponible en el Xbox Game Pass desde su día de lanzamiento, el próximo 13 de agosto de 2021.

Hades

24,99€
10

NOTA

10.0/10

Pros

  • Sistema de combate frenético y adictivo
  • Un sinfín de estrategias por su gran variedad de bendiciones, armas y mejoras
  • Diseño de personajes y narrativa progresiva espectaculares
  • Cada run se siente totalmente distinta a la anterior
  • Podremos invertir una buena cantidad de horas en completar todos sus desafíos y descubrir todos sus secretos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.