RiftStar Riders, un Shoot ’em up que trata de homenajear a los clásicos del género ¿lo consigue?

De la mano de Climax Studios ha llegado RiftStar Riders a Xbox One, un videojuego del género Shoot ’em up que toma prestadas la mecanicas que hacen grandes a este tipo de videojuegos, pero que no logra darles identidad, quedando en una experiencia de juego bastante monótona. Para los amantes de este género, RiftStar Raiders se quedará en una propuesta que ofrece poco reto, y para quienes sean ajenos podría suponer una experiencia un tanto frustrante.

Tras haber jugador a RiftStar Raiders hay una cosa de la que estoy seguro, si bien no me esperaba la octava maravilla del mundo sí que tenía la intención de encontrarme con un título frenético y cargado de diversión, desafortunadamente esto no ha sido así. Para hablar de grandes obras sobran las palabras, y de hecho para hablar de las que consideramos malas también hay mucho por decir, con RiftStar Raiders me sucede todo lo contrario, no puedo decir que sea un mal videojuego, pero si enfocara este análisis desde un punto de vista lo más objetivo posible, creo que sería un trabajo vago y al igual que el videojuego no lograría transmitir nada. Habiendo comentado esto, creo que puedo finalmente dar paso al análisis.

En primer lugar deseo hablar sobre su jugabilidad, el género Shoot ’em up no es para todo el mundo, y es que están los jugadores más hábiles que disfrutan del reto y se pasan horas enfrentando a las constantes oleadas de enemigos o a los que les resulta demasiado retante como para continuar. Durante los años que he jugado a videojuegos creo haber pasado por ambas etapas, han habido títulos de este género en los que me he sumergido por horas, y he sido derrotado decenas de veces para luego de quien sabe cuantos intentos lograr derrotar a un jefe final; también me he enfrentado a videojuegos que por más que lo intente no he podido avanzar a la siguiente fase, aunque eso no me ha impedido disfrutarlos.

En RiftStar Raiders la jugabilidad no presenta reto alguno, y aunque debo decir que hay fases en las que he muerto decenas de veces, esto no me ha resultado frustrante o peor aún, me ha animado a continuar la batalla. La mejor forma de explicar lo que he sentido al jugar a RiftStar Raiders es al dar un pequeño vistazo a una saga bien conocida por todos, Halo, si en 2015 al lanzar Halo 5: Guardians nos hubiésemos encontrado un Halo: Combat Evolved con mejores gráficos, no sé si habrían demasiadas quejas, la obra de Bungie es una maravilla jugable que atrapa desde el primer momento, pero que durante 15 años se hubiese repetido lo mismo una y otra vez, le habría quitado su magia al título original. A lo que me quiero referir es que RiftStar Raiders no se diferencia en nada a otro Shoot ’em up que te pudieses encontrar unos cuantos años atrás.

El videojuego no trata de ofrecer nada nuevo a la fórmula y se queda en un copia y pega de esos grandes títulos que nos atrapaban durante horas al sofa, solo que en este caso el videojuego no logra brillar por sí solo y es carente de una identidad. Al jugar a RiftStar Raiders he sentido cierta desconexión entre sus diferentes elementos, el videojuego no me dice nada, y el jugarlo despierta una sensación de moverse por inercia, no hay un propósito al jugar, los enemigos no destacan en ningún aspecto, cuando te aparece el mensaje de “Evento no superado” por haber sido derrotado un buen número de veces, no te sientes castigado, esperas unos cuantos segundos y vuelves a repetir un ciclo del que no se hace necesario salir, pues el juego no te invita a ello.

Retomando el tema de la desconexión entre el jugador y el videojuego, hay un aspecto que no sé si catalogar como negativo o es algo que solo me pasa a mí, desde los primeros minutos de juego sentí cierta incomodidad, la nave a la que controlamos y el escenario de juego se sienten artificiales, habiendo ocasiones en las que se crea una confusión. Esto no creo que se deba a la perspectiva cenital del videojuego, sino que más bien tiende a relacionarse con la profundidad del escenario, ya que no se hace claro los elementos que son parte del fondo del escenario y con cuales puedes interactuar. Como ya mencione, esto es algo que tal vez solo me suceda a mí, pero de igual forma he querido mencionar.

De los pocos elementos que puedo destacar de RiftStar Riders se encuentra la personalización de nuestra nave, pudiendo elegir aspectos que no afectan la jugabilidad como su color u otros que repercuten directamente en esta, se tiene la opción de elegir diferentes formas de impulso o armas principal y secundaria. Otro aspecto que también resulta llamativo es que los escenarios tienen un toque de exploración que nos permite afrontar de diferentes maneras los combates al poder tomar diferentes caminos para llegar a un mismo lugar.

En cuanto a la dificultad, como ya lo mencioné no presenta un gran reto, algo que es propio de este tipo de videojuegos, facilitando aún más las cosas el contar con un gran número de contenedores ubicados en el escenario, los cuales otorgan elementos de curación, puntos de mejora para la nave y energía para el escudo de la nave. Se podría dar una mecánica interesante al tener que estar atento del escenario en caso de que una batalla se haga muy intensa y necesitemos recobrar salud o recargar nuestros escudos, pero desafortunadamente esto se hace innecesario al contar con una restauración de los escudos a los pocos segundos de agotarse. Esto hace que nuevamente no tengas que preocuparte por el estado de la nave o manejar la cantidad de enemigos a los que te enfrentas, puesto que con retirarte por poco tiempo ya estarás listo para enfrentarte a ellos nuevamente.

En cuanto a la historia esta no podría ser más anecdótica, si bien esto es propio del género, pues lo que atrapa es su jugabilidad, en este caso se le hace un flaco favor al título. Lo poco que el videojuego te hace saber es que te enfrentas a una banda de piratas espaciales, de allí en adelante no hay nada más que necesites conocer. La poca importancia que se le da al apartado narrativo es mediante un recuadro de texto que aparece en la zona izquierda de la pantalla, donde una chica dará un poco de información sobre lo que está sucediendo, información que es poco relevante y a la que de hecho en muchas veces no puedesprestar atención por estar pendiente del combate.

En cuanto al apartado sonoro es este el más maltratado del videojuego, pues no cuenta con ningún tema que se haga destacable o que anime al jugador a ser más intrépido y arriesgado a la hora de enfrentarse a los enemigos. Creo que el único favor que se le hace al usuario es el poder desactivar la música y desde la consola dirigirse a Spotify, solución que por lo menos en mi caso resultó en una experiencia de juego más amena, no por el videojuego en sí, más bien por estar escuchando Dragonborn de Skyrim o Day One de Interstellar, canciones que le dan ese toque de epicidad a cualquier cosa.

RiftStar Riders es una obra compleja de entender, y es que no logra destacarse en ningún aspecto pero tampoco comete grandes errores, es un videojuego del que deberían huir aquellos jugadores que se estén iniciando dentro del género, pues resultaría en una completa decepción. Para los amantes del género sucede lo mismo, no encontrarán en este videojuego aliciente alguno para continuar avanzado. En Climax Studios han desarrollado un videojuego que carece de toda chispa que te haga sentir emoción o diversión, y que rompe con las reglas propias del género, enganchar al jugador en frenéticas batallas durante unas cuantas horas.

Como ya creo haberlo dejado claro, en caso de que decidas jugar a RiftStar Riders deberías verlo como un juego estéril, que como mucho servirá de distracción mientras como lo hice en mi caso, escuchas tu música favorita. Termino comentando que es una pena que este videojuego no haya podido ir a más y brindar combates frenéticos y cargados de diversión, es a mi parecer bastante sorprendente como una obra de la cual no se tienen grandes expectativas pueda llegar a decepcionar tanto y finalmente quedar en el olvido, y el único recuerdo que quedará es el de esa oportunidad desperdiciada para homenajear a este gran género.

RiftStar Raiders

19,99 €
RiftStar Raiders
5.8

Gráficos

6.0 /10

Sonido

5.0 /10

Jugabilidad

6.0 /10

Duración/Diversión

6.0 /10

Pros

  • Modo multijugador para hasta 4 jugadores
  • Diferentes formas de llegar a un mismo destino
  • Personalización de nuestra nave

Cons

  • La jugabilidad se hace monótona
  • No hay un gran reto
  • La banda sonora no destaca en ningún momento
  • La historia no despierta interés
  • Puede llegar a ser frustrante para quien se inicie dentro del género