Solo hay dos posibilidades, odiarás o amarás Energy Cycle Edge… es enserio.

Llega a Xbox One un videojuego de puzzles un tanto peculiar, y es que en la generación de los jugadores casuales que solo buscan una recompensa instantánea y los hardcore que desean grandes retos nos llega una propuesta que siendo accesible a todo el público será una pequeña porción de jugadores los que cuenten con la destreza suficiente para completarla al 100%, pero ¿vale la pena jugar a Energy Cycle Edge habiendo muchos otros videojuegos de puzzles en el mercado?

Por lo general cuando analizo un videojuego y empiezo con una pregunta como esta siempre suelo responderla, ya sea positiva o negativamente, desafortunadamente este no es el caso de Energy Cycle Edge y me temo que mi argumentación debe ser un poco más elaborada en esta ocasión.

Generalmente estamos acostumbrados a que cuando un videojuego le catalogamos de difícil esto sea porque pide cierta destreza, no digo que no sea mental, pero va un poco más allá, para vencer a ese jefe tan exigente tendrás que conocer muy bien cada uno de los movimientos, practicar, planear una estrategia, ser arriesgado y un sin fin de cosas por las que estoy seguro de que como jugadores hemos pasado. Energy Cycle Edge elimina todo esto para brindar un videojuego que podría definirse cómo difícil en su esencia, una de esas experiencias a las que todo amante del desafío debería darle una oportunidad; desafortunadamente esto no es así, y el que en principio podría ser un brillante planteamiento resulta terminando en una torpe ejecución por la que no todo el público estará dispuesta a pasar.

Que no se malinterpreten mis palabras, me ha gustado jugar a Energy Cycle Edge, pero es sin embargo al confrontar mis ideas con las de otras personas que no puedo intentar tapar el sol con un dedo. El videojuego carece por completo de un argumento en el cual apoyarse, no se te dice qué tienes que hacer, no hay un sentido detrás de las acciones que llevamos a cabo y vaya, que incluso el superar el primer nivel bien podría ser algo que el jugador hiciera a consciencia o simplemente el resultado de movimientos aleatorios.

Antes de continuar deseo dar un repaso rápido por el funcionamiento de las mecánicas, y que conste que he decidido apoyarme en la descripción en la tienda de Microsoft, recordando una vez más que efectivamente cualquier cosa que se parezca a un tutorial no existe en este videojuego. Es cierto que su mecánica de juego es simple, pero el hecho de no saber si lo que se hace es correcto impide el valorar adecuadamente su diseño de juego, son acaso estos puzzles tan bien pensados que el resolverlos fluye o acaso su planteamiento es tan enrevesado que no hay forma de explicarlo, cualquiera de estos dos pensamientos es factible y no será de extrañar que en más de una ocasión llegues a pensar esto.

En pantalla nos encontraremos con una serie de células de colores (azul, verde y naranja) que siempre estarán dispuestas de la misma manera al iniciar cada nivel y que será tarea del jugador el convertir toda la figura que aparece a un mismo color, bastará con pulsar el botón A para que cambie de color la célula que se ha pulsado, pero también lo harán las esferas adyacentes, tanto verticales como horizontales. Toma un poco de tiempo el hacerte con una idea clara del funcionamiento de la mecánica, y si bien he de admitir que aún no piloto esta mecánica por completo si que es bastante satisfactorio el ir cogiéndole el truco poco a poco y ver como la figura a la que se debe convertir en células de un solo color empieza a tomar forma, por lo menos mientras se tiene todo bajo control, que luego es cambiar por equivocación una que no se deseaba para ver como todo se va al garete.

Habiendo completado menos de la mitad de puzzles que tiene este videojuego por ofrecer, más de 40 que de un plano en dos dimensiones pasan a uno en tres dimensiones que la primera vez que lo ves se te estalla la cabeza, puedo decir que ha sido una experiencia tanto gratificante como frustrante por partes iguales. He podido estar más de 30 minutos en un puzzle y simplemente dejar el juego porque no se me ocurría otra forma de darle solución o pasarme cerca de una hora de ensayo y error e irme acercando poco a poco a esa anhelada solución y no encontrarla pero quedar igual de satisfecho por haberme acercado tanto. Es satisfactorio el resolver los puzzles que Energy Cycle Edge tiene por ofrecer pero lo que verdaderamente da esa satisfacción es el camino que el jugador toma para llegar allí.

¿Porqué existe Energy Cycle Edge? Sí, esa es una de las preguntas que puede que te hagas al jugar videojuego y desafortunadamente no he logrado encontrar ese algo que justifique su universo (si es que así se le puede llamar). La temática se podría decir que es sobre el espacio, pero perfectamente podría ser sobre la naturaleza, gatos o lo que sea que se quiera imaginar, las células de luz bien podrían ser manzanas, peras o yo que sé… Y ojo, que no quiero decir que se necesite de una compleja trama, pero es que en este título nada tiene justificación y es de esta manera como llegamos a lo que es tanto la mejor como la peor parte del videojuego y es que queda en manos del jugador el darle un valor a cada partida que se decide jugar.

Es por esto que se me hace tan difícil y que no considero correcto el decir “te recomiendo” o “no te recomiendo” jugar a Energy Cycle Edge pues es más que eso. Elementos como su estética le convierten en un videojuego poco memorable pero su empaquetado, esa banda sonora con la que bien podrías quedar enganchado durante horas y sus puzzles que en fondo sencillos pero que luego del primer movimiento entiendes que tan complejos pueden llegar a ser convierten a esta en una de esas obras que se deben considerar como un placer culposo.

Con Energy Cycle Edge me he visto ante un dilema bastante extraño, y es que he sido yo quien le he dado un sentido a lo que hacía, quien he decidido prestar atención a su música y dejarme llevar por sus mecánicas jugables. No le puedo pedir a otros jugadores que hagan lo mismo, el recomendar jugar a Energy Cycle no lo veo como algo que deba hacer, pero eso sí, en caso de que te topes con el juego o simplemente te dé el impulso por probarlo, espero que en su diseño puedas encontrar un motivo para engancharte y sumergirte en su viaje, y espero que sea sin hacer trampas. Vaya que resultará una tarea complicada el completar este videojuego, ¿crees que no será tu caso?

4,99 €
6.4

Gráficos

6.0/10

Música

6.9/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

6.5/10

Pros

  • Es satisfactorio el camino que lleva a la resolución de los puzzles
  • Su selección musical es bastante buena
  • La duración dependerá estrictamente de la habilidad del jugador
  • Los puzzles en tres dimensiones le dan un punto más de dificultad
  • Hay varios ajustes que dan rejugabilidad al videojuego

Cons

  • Su apartado estético no destaca en ningún momento
  • No hay ningún trasfondo, historia u otro elemento que motive a seguir jugando
  • El jugador está completamente solo, sin guía y sin forma de saber si está haciendo bien las cosas