Watch Dogs: Legion, la última entrega de Ubisoft antes de la Next Gen, nos lleva a hackear Londres para liberarla de un terrible estado opresor

Bienvenidos a una distópica Londres que Ubisoft se ha encargado de traernos a las puertas de una nueva generación. Un juego que abarca todo lo conocido por la compañía francesa y que se atreve a arriesgar y proponer ideas nuevas. Después de una generación llena de éxitos, es refrescante ver la propuesta que presenta Watch Dogs: Legion, tanto en su vertiente jugable como en la historia que nos quiere contar.

Antes de comenzar con el análisis más estructurado del juego, me gustaría comentar un poco las ideas que envuelven este título y cómo el pasado y el presente, no se alejan tanto de la distopía que propone Watch Dogs: Legion. Casualidad o no, justo he acabado la historia principal del juego un día 5 de noviembre. Noche que se recuerda en muchas partes del mundo como la noche de las hogueras, cuando se rememora el fracaso del complot de Guy Fawkes en la conspiración de la pólvora, cuando en 1605 intentó volar el parlamento británico para liberar Londres de la opresión que ejercía el rey católico Jacobo I. Seguro que a muchos os suena por la conocida película y serie de cómics “V de Vendetta“.

Por otro lado, en la actualidad también hemos visto no hace tanto la revolución de hackers del movimiento “Anonymous“. Quiénes a partir de la crisis mundial de 2008, comenzaron a destapar casos de abuso de poder y luchar contra la censura de forma anónima en defensa de los derechos humanos. En la serie de ficción “Mr. Robot” también se hace referencia en su estructura y argumento a todos los hechos recién comentados. En definitiva estos movimientos e historias de realidad y ficción dan forma, en gran medida, a lo que quiere contarnos Watch Dogs: Legion como producto cultural.

Historia y presentación de Watch Dogs: Legion

Watch Dogs: Legion nos pone al frente de DedSec, una organización de hackers que lucha contra la corrupción y la opresión que ejercen empresas privadas. DedSec ha estado muy presente en todas las entregas de la saga, ayudando a Aiden Pearce y reclutando a Marcus Holloway, protagonistas de la primera y segunda parte, respectivamente.

En la primera parte del juego, que sirve a su vez de tutorial, encarnamos a un agente de DedSec que debe evitar un inminente atentado en la abadía de Westminster. En una escena no demasiado larga ponemos a prueba casi todas las mecánicas básicas del juego. Hackeamos sistemas de seguridad, preparamos trampas detonantes a través de nuestro teléfono o controlamos pequeños drones para colarnos en instalaciones enemigas.

Como era de esperar, las cosas terminan por torcerse y la agencia de seguridad Albion acusa públicamente a DedSec de la autoría de dicho atentado. Albion, una empresa de seguridad privada, consigue hacerse con el control de las fuerzas del orden de la ciudad de Londres. Gracias a la IA Bagley, que controla toda la información de la humanidad y a través de los dispositivos Optik consiguen dar veracidad a su versión de los hechos convirtiendo a DedSec en una temida organización terrorista.

Tras un tiempo en la sombras, Sabine, último miembro de la célula de DedSec en Londres, consigue reclutar a su primer miembro, nosotros. Gracias a una versión pirateada de la IA Bagley, pretende recuperar la fuerza perdida de la organización atrayendo a más miembros, también nosotros.

Reclutando y dando forma a la resistencia

Aquí llega la mayor novedad que Ubisoft ha implementado en Watch Dogs: Legion, crear nuestra propia resistencia. A diferencia de otros títulos, no hay un protagonista singular como tal. Podremos, literalmente, reclutar a cualquier ciudadano que encontremos por la ciudad. Y la verdad, no es algo pequeño teniendo en cuenta la manera de hacer juegos de mundo abierto de Ubisoft, dónde es fácil encontrar varias decenas de personajes en pantalla.

El juego se encarga de dar una vida y un trasfondo a cada habitante de Londres. A nivel práctico, podríamos decir que se dividen en clases según la profesión a la que se dediquen: policías, artistas, enfermeros, obreros, mecánicos o espías, entre muchísimas otras ocupaciones. Cada personaje cuenta con ciertas habilidades, equipamientos o desventajas únicas que podremos ver cuando los analicemos a través de nuestro teléfono.

Muy inteligentemente el juego se encarga de crear mecánicas lo suficientemente diversas para que queramos poblar nuestra resistencia con diferentes tipos de agentes. Por ejemplo, un sanitario reducirá nuestro tiempo en el hospital si resultamos heridos y un abogado se encargará de acortar nuestras condenas cuando seamos detenidos. Los obreros (el modo fácil del juego), pueden manejar los muy útiles drones de carga desde cualquier punto del mapa, permitiéndonos llegar volando a cualquier punto de la ciudad.

Y si, no me olvido de nuestras queridas abuelitas que a todos nos robaron el corazón cuando las vimos en el primer tráiler del juego. Sin duda, una decisión que es todo un acierto convirtiéndolo en algo fresco en vez de querer narrar la enésima aventura heroica de un personaje principal al uso.

La espectacular ciudad de Londres

Es fácil pasar por alto algo a lo que Ubisoft ya nos tiene acostumbrados, las increíbles recreaciones de las distintas localizaciones dónde se desarrollan sus juegos. Esta vez no ha sido una excepción y la recreación de Londres en Watch Dogs: Legion es simplemente alucinante. Si alguna vez habéis visitado la capital inglesa, seguro que vais a pasar un buen rato mirando la fiel recreación de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

El detalle de las marquesinas de la tiendas de Candem Road de verdad que te dejan con la boca abierta, son iguales a las que podemos encontrar en la realidad. El Palacio de Buckingham, el Big Ben, el London Eye o el Tower Bridge están tan bien recreados que nos harán recordar nuestra estancia allí o servirán de ruta turística para quien no haya visitado nunca la ciudad.

Otra cosa que está y a la vez no está es el Tube, el famoso metro de Londres y el más antiguo del mundo. No podremos entrar dentro de las estaciones, pero a través de su entrada usaremos el viaje rápido a cualquier estación del mapa. Una pena no poder disfrutar de sus característicos túneles y escaleras pero se agradece su agilidad y rapidez en las pantallas de carga para movernos de un sitio a otro.

La moda y los coches de Watch Dogs: Legion

Cómo si no fuera suficiente poder controlar a cualquier personaje de la ciudad de Londres, me atrevo a decir que podríamos vestir a cada uno de ellos con un outfit diferente. Es demencial la cantidad de prendas de ropa y accesorios que tenemos a nuestra disposición. A lo largo y ancho de la ciudad de Londres encontraremos una infinidad de tiendas con distintos estilos de moda. Entre las distintas piezas de ropa encontraremos estilos de lo más futuristas, clásicos o informales. Todo a gusto del consumidor.

Por otra parte, además de desplazarnos en metro, encontraremos una amplia variedad de vehículos a nuestra disposición. Coches clásicos, furgonetas, motos, taxis o coches automatizados que nos permitirán desplazarnos por Londres a través de sus calles. Muchos de nuestros agentes tendrán a nuestra disposición un vehículo personal. También podremos cambiar el color de la pintura de los coches de nuestros agentes.

La conducción no creo que requiera un apartado a parte, simplemente cumple. Puede resultar un poco tosca al principio, sobre todo con vehículos de alta gama, pero es fácil habituarse a ella. Además tampoco será un requisito en casi ninguna misión del juego, solo habré encontrado 3 o 4 misiones que requieran conducción en la historia principal. Eso sí, como es habitual en la saga Watch Dogs, podremos desviar los vehículos cercanos hackeándolos con nuestro teléfono para ayudarnos en alguna persecución.

Las misiones y mecánicas habituales

La historia principal de Watch Dogs: Legion se desarrolla a través de acabar con las organizaciones que nos han llevado a ser reconocidos como una terrible banda terrorista. No voy a entrar en ningún detalle de la trama principal para no destripar la sorpresa a nadie. Pero el juego se encarga de ir construyendo la historia y conectando puntos en la trama de una manera bastante interesante.

En cuánto la parte mecánica de las misiones, encontramos el típico repertorio de Ubisoft. Tendremos misiones de infiltración, resolver puzzles a través del hackeo de nuestro móvil y algunas veces deberemos abrirnos paso a la fuerza. De nosotros depende la forma en la que queramos afrontar los retos. No encontraremos la necesidad de jugar ninguna misión con un personaje en concreto salvo que así nos lo pida el juego, pero no es lo habitual. Al final cada personaje puede realizar prácticamente las mismas acciones, simplemente a veces nos será más útil llevar a un obrero, un espía o un as de la conducción según los requisitos de la misión.

Muchas de las misiones principales requerirán el uso de drones o robots araña para colarnos en instalaciones inaccesibles para nosotros. Estas quizás, diría que son las misiones más divertidas de realizar ya que suelen contener zonas de plataformas que le dan otro aire al juego. No encontraremos barreras jugables o de personalización en ese sentido, pues siempre habrá un punto dónde conseguir un dron o robot cuándo esto sea necesario.

Otras actividades que realizar por la ciudad de Londres

Para reclutar a cada agente, casi siempre deberemos hacer una pequeña misión previa para convencerlo que unirse a DedSec es la mejor opción para él. Será habitual ver a nuestra querida y amiga IA Bagley recomendarnos ciertos agentes potenciales que ha descubierto por la ciudad, casi siempre, para aumentar la variedad de nuestra resistencia. Rara vez una misión de este tipo nos llevará mas de 10 minutos para realizarla.

Desde el comienzo de la aventura, podremos liberar cada distrito de Londres realizando varias acciones marcadas en el mapa. Esto desbloqueará una misión final que limpiará nuestra imagen en el distrito y nos recompensará con un agente especial y revelará la ubicación de los coleccionables del lugar.

El juego también cuenta con una serie de misiones secundarias qué no brillan tanto. Casi todas son llevar algo del punto A al punto B o destruir algún objeto o terminal informático. Gracias a ellas podremos conseguir más ETO, la moneda virtual del juego, pero casi nunca aportarán mucho desarrollo a la trama. A su vez, como es habitual en los juegos de Ubisoft, tendremos repartidos por el mapa cientos de notas de audio y archivos de texto que darán mas contexto a nuestra aventura.

También encontraremos mini juegos repartidos por la ciudad: dar toques a un balón de futbol, peleas clandestinas de boxeo o jugar a los dardos. Sin duda el más divertido y exigente es el de emular al mejor Ronaldinho en un mini juego basado en QTE dónde deberemos hacer filigranas muy bien conseguidas para desbloquear recompensas dando toques a un balón de futbol sin que este toque el suelo.

Mejoras y arsenal de nuestra resistencia

Aunque no contemos con un personaje principal para protagonizar la historia de Watch Dogs: Legion, sí tendremos una evolución de habilidades y armamento para nuestros agentes. Esto se realizará gracias a unos puntos de tecnología que encontraremos esparcidos por la ciudad y también obtendremos mediante recompensas por completar misiones de la trama principal.

Con ellos podremos mejorar los aparatos que nuestros agentes llevarán en todo momento: los robot araña, drones con misiles o dispositivos de camuflaje, entre otros. También se podrán desbloquear y mejorar nuevas armas no letales para nuestro arsenal, dónde cada agente podrá equiparse dos distintas. Por último, podremos llevar al máximo nivel nuestras habilidades como hackers pudiendo controlar todos los drones de ataque y torretas enemigas incluso haciendo que se vuelvan contra ellos mismos.

En cuanto a mecánicas jugables, los tiroteos tampoco son la parte en la que más brilla Watch Dogs: Legion. El juego cuenta con un sistema de coberturas dónde cada vez que nos asomemos a disparar dispondremos de una ayuda de auto apuntado que nos facilitará las cosas. Es de agradecer dicho sistema, ya que en movimiento libre, el juego no dispone de de un gunplay muy preciso ni muy divertido de controlar tampoco. Aunque salvo en misiones contadas, si usamos bien nuestras habilidades como hackers, podremos completar casi toda la historia sin realizar demasiados tiroteos.

Como apunte final, también dispondremos de varias armas de fuego o cuerpo a cuerpo que nuestros agentes podrán disponer de forma exclusiva según su profesión. Además, también podremos cambiar la apariencia de dichas armas desde el menú dónde seleccionamos a nuestros agente.

Otros detalles de interés de Watch Dogs: Legion

Para ir cerrando el análisis del juego, me gustaría entrar en un tema que cumple su función, pero a su vez, creo que podría haber dado mucho más, su doblaje al español. El juego está totalmente doblado al castellano, y es de de agradecer, ya que en VOSE las emisoras de radio no cuentan con subtítulos y era difícil seguir el hilo si no conoces bien la lengua.

El problema con el doblaje, viene por la magnitud de personajes que encontramos en el juego y las pocas voces usadas para doblar tanta línea de diálogo. Además, encontraremos las voces más habituales que ya hemos oídos en decenas de juegos o series como “The Big Bang Theory” o “Cómo conocí a vuestra madre”. A simple vista eso no debería ser un problema, ya que los actores de doblaje son extremadamente buenos realizando su trabajo. Pero es bastante habitual oír a gente hablar por la calle con la misma voz que nuestro personaje, o cambiar de agente en alguna misión de la historia, y que este también esté doblado por el mismo actor. Resulta un poco extraño y en algunos momentos te saca un poco de la aventura.

Sin duda alguna, hubiera agradecido a un poco más de diversidad de voces en el audio en español. Aunque hay que decir que no hay fragmento del juego sin doblar y eso siempre está bien. Como detalle, resulta algo chocante estar controlando a El Rubius y que sea la voz de Leonard de TBBT quien doble sus líneas de diálogo.

Por último, el juego cuenta con una opción de muerte permanente para nuestros agentes que sólo podremos activar al inicio de la partida, si queréis darle un toque más de dificultad, ahí está para los más atrevidos.

Conclusiones finales

He jugado a Watch Dogs: Legion en Xbox One X, y el juego ha respondido bien la mayor parte de veces. No he tenido ni molestas caídas de frames ni bugs graves que me impidieran continuar con la aventura. La única parte reseñable es que en algunas zonas he visto bastante popping en la carga de texturas, imagino que también se debe a que este juego ha sido pensado para lucir en su máximo esplendor en las consolas de nueva generación. Pero aun así es muy disfrutable en las consolas actuales. Además, el juego forma parte del programa Smart Delivery para disfrutar de su versión de nueva generación sin coste adicional.

Tanto la historia como las mecánicas jugables me han gustado mucho y no se me ha hecho largo ni pesado en ningún momento. Creo que tiene la duración justa y sabe mantener la tensión de la historia a lo largo de su desarrollo. Además, todavía me quedarían muchas horas por delante de juego para completar todas las misiones secundarias y conseguir todos sus coleccionables. En ese aspecto, hay juego para rato.

Si sois fans de los juegos de mundo abierto de Ubisoft, os recomiendo que le deis una oportunidad sin duda alguna. Es muy divertido ir reclutando a gente para nuestra resistencia. Tranquilamente habré acabado el juego con unos 40 agentes en ella, es muy adictivo además de muy fácil cambiar entre ellos desde cualquier punto de la aventura. La jugada le ha salido bien a Ubisoft, porque de lejos, es la parte que más brilla.

Watch Dogs: Legion

69,99€
8

Nota

8.0/10

Pros

  • Es muy divertido reclutar agentes a través de la aventura.
  • La facilidad con la que cada personaje del juego puede ser controlado por el jugador, un acierto.
  • Recreación alucinante de la ciudad de Londres.

Cons

  • La conducción y los tiroteos podrían ser mejorables.
  • El doblaje en español tiene muy poca variedad de voces para la cantidad de personajes que abarca el juego.
  • Aunque técnicamente es disfrutable, es posible que su versión óptima esté pensada para la nueva generación.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.