Wartile juega con mucho acierto sus bazas y consigue una experiencia completa y muy satisfactoria

Me enteré de la existencia de Wartile tarde, muy tarde, mucho más de lo que me gustaría reconocer y es que quedé muy impactado para bien al ver unas pocas capturas. Es un juego que ha desarrollado Playwood Project tiene, sin duda alguna, un aire único y original que lo convierte en un imprescindible del género. Deck13 ha “apadrinado” este proyecto y lo ha editado consiguiendo que llegue también a muchas plataformas. Pero no me voy a ir por las ramas ya que hay mucho de lo que hablar así que pertrechaos bien, coged vuestras hachas y escudos y emprendamos nuestro viaje.

Los vikingos en miniatura luchando en unos dioramas preciosos.

En Wartile controlaremos a varios personajes y descubriremos una trama con altibajos pero con un punto fantástico que ayudará a engrosar ese lore nórdico que desprende el juego por los cuatro costados. Algo que me ha gustado mucho del desarrollo de las misiones es que algunas tienen unos objetivos adicionales que, aun no siendo algo muy rebuscado, hacen que tengas que comerte más la cabeza para conseguir todos los objetivos y salir airoso del campo de batalla. ¿Y el campo de batalla?, pues os cuento, es una preciosidad.

Wartile tiene un punto fantástico que ayuda a engrosar ese lore nórdico

Wartile tiene algo que ningún otro juego de estrategia táctica por turnos ha hecho antes: los niveles son dioramas estupendos. No hablamos de un apartado técnico de infarto sino del impacto que genera el ver esa maqueta por la que tendremos que mover nuestras fichas de personaje. Como si de un juego de mesa se tratase nuestras figuras y las figuras enemigas se desplazarán por las casillas del mapa. No son una gran cantidad de niveles pero si que se pueden rejugar consiguiendo mejores recompensas por completarlos por lo que dar varias vueltas a todos ellos suele ser muy satisfactorio.

Las dificultades de los niveles dan cierta rejugabilidad al título.

Pero los niveles no llegan a ser perfectos por falta de “vida” y es una pena ya que, con unos dioramas tan bonitos y bien elaborados (con diferentes rutas para abordar las misiones) da pena que, por ejemplo, el agua del océano no rompa contra las rocas de la fase. Este tipo de detalles le darían mucha vida y realismo a algunos niveles de Wartile y es una lástima al igual que es una lástima que no existan más niveles interiores ya que solo afectan a algunas zonas de ciertos dioramas.

Podemos equipar a nuestros personajes tanto con armas y objetos como con habilidades especiales y pasivas.

Jugablemente Wartile está muy bien terminado. Nos desplazamos por casillas ya sea moviendo ficha por ficha o moviendo a todo el escuadrón nórdico hacia un lugar. En este caso cada ficha intentará llegar al punto que hemos marcado desde donde está y se adaptará como buenamente pueda a las casillas del nivel. Muy pocas veces una figura se ha intentado ir hacia otro lado por no “caber” en esa zona. La exploración de los dioramas es libre y suele tener, a parte de objetivos adicionales, algún que otro cofre escondido para los más aventureros. Una vez que entablamos combate podemos ralentizar el tiempo lo que nos dará más tiempo para reaccionar, posicionar a bien a nuestras tropas es primordial. Algo que se echa en falta es no poder usar la cámara para ver los niveles ya que solo tendremos a nuestra disposición la rotación de la misma y zoom para acercar y alejar.

Cada personaje jugable tiene tres habilidades únicas

Cada personaje en Wartile tiene tres habilidades que podremos usar durante la batalla y las cuales tendrán un enfriamiento hasta que podamos volver a utilizarlas. También podemos equipar armas y objetos e incluso mejoras pasivas para aumentar las características de nuestros personajes. Como es lógico, cada figura se desenvuelve mejor en cierto tipo de combate y si tienes un lancero es mejor colocarlo a cierta distancia para que el pueda golpear pero no reciba ataques mientras que en primera linea colocas los que van armados con hachas, espadas o garrotes.

Podemos hacer Zoom con la cámara pero no sobrevolar los niveles.

Pero no se quedan ahí los añadidos del combate ya que en Wartile también tenemos cartas que usaremos durante los dioramas tanto para defendernos como para atacar. Las hay de muchos tipos como son bombas de aceite, trampas, curación para nuestros aliados. Para usar las cartas tendremos que conseguir unas medallas que recibimos al acabar con enemigos o cumplir objetivos por lo que no podremos utilizar las cartas siempre que queramos. Si usamos una carta dejará paso a otra del mazo y tardaremos en volver a verla por lo que siempre es necesario pensar bien que es lo que vamos a usar en el combate.

En cuanto al apartado técnico de Wartile que más puedo decir. Los escenarios son una delicia visual que te atrapan desde el primer minuto. Es una lástima que no estén más vivos y que la banda sonora quede tan en segundo plano porque si que es verdad que las composiciones de Simon Holm List si que dan el do de pecho cuando te paras a escucharlas. Se echa de menos también no tener más niveles interiores ya que nuestro paso por cuevas o pequeñas casas es meramente anecdótico.

Conclusiones

Wartile es un gran juego de estrategia por turnos con ambientación nórdica que traslada su acción a unas fases que se juegan en dioramas maravillosos. Es una lástima que no tengan tanta vida ambiental como se merecen pero desde luego es un primer paso. La jugabilidad, una vez controlas los tiempos y las casillas, se hace muy accesible y llevadera y las posibilidades tanto de la combinación de personajes como de vueltas extra por los niveles en mayor dificultad hacen que el número de horas suba considerablemente. Sin duda alguna es un juego que recomiendo a todo aquel jugador/a que le guste este género y al principiante también ya que tiene un dificultad progresiva muy accesible.

Wartile

19,99 €
8.3

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Duración

8.5/10

Pros

  • Los dioramas son una maravilla
  • La jugabilidad está muy equilibrada
  • Podemos equipar a nuestros vikingos

Cons

  • Una pena que los dioramas no tengan más vida
  • Los interiores son muy escasos
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.