Como un agente de la organización Prodigium, exploraremos tumbas, bosques y túneles en una aventura 2D no lineal para dar caza al mal que acecha Londres.

Este mismo año llegó a los cines de todo el mundo la última película de la saga The Mummy ( La Momia) ahora, 5 meses después, se lanza un videojuego que de primeras, convence más que el propio film. De la mano de Wayforward, compañía encargada de las últimas entregas de Double Dragon, Contra y más recientemente del plataformas Shantae, nos llega The Mummy Demastered, por supuesto también con las licencias de la propia Universal. A pesar de las malas adaptaciones que ha habido en el mundo de los videojuegos hacia las películas, The Mummy Demastered nos muestra todo lo contrario, un juego que, aunque corto, divierte a incluso los que no sean tan mañosos con títulos de este tipo, el ya consolidado estilo, Metroidvania.

En estos últimos años la estética retro está bien nutrida gracias a títulos que gozan de una calidad que nada tiene que envidiar a algunos triple A, al menos en diversión e innovación, de hecho con The Mummy tenemos esa sensación. A pesar de beber directamente y sin ningún tipo de tapujos de la saga Metroid y Castlevania, además cogiendo algunos elementos prestados, consigue tener algunos toques de frescura, entre ellos, y uno de los pilares del título, la muerte. Y es que en The Mummy Demastered no manejamos a un protagonista, si no que usaremos a un soldado el cual pertenece a una organización que se ocupa de dar caza a seres paranormales, adentrándonos por cavernas, catacumbas, un metro, algún edificio e incluso una torre del reloj ¿Os suena de algo?

Pues bien, en The Mummy usamos un sistema de energía igual que el de la saga Metroid, con un contenedor de 99 puntos de vida, ampliables con otros contenedores de energía que podemos encontrar por el camino, si llegamos a 0, moriremos, y nuestro cadáver se levantara zombificado y tendremos que encontrarle para recuperar todo el inventario y energía, añadiendo un toque extra de dificultad, porque si te matan con un lanzamisiles equipado, será mucho más difícil matar a dicho zombi.

A pesar de ello The Mummy Demastered no presume de una dificultad demasiado difícil, si bien no podemos variarla, no supondrá un desafío a los más hábiles en la materia. Sin embargo, para los que nos estén tan acostumbrados al género pueden encontrar algo de dificultad, pero sin sufrir en exceso. La variedad de enemigos no es muy extensa, además de contar con todos los estereotipos de este tipo de títulos, lobos, arañas, ratas, murciélagos, etc. Sin embargo, donde si destaca el título es en sus jefes de nivel, donde podemos encontrar desde grandes dioses egipcios, hasta una momia que recuerda a La Muerte de los Castlevania.

Para hacer frente a estos enemigos usaremos un arsenal de hasta 7 armas diferentes; ametralladora, lanzallamas, escopeta, lanzamisiles, un rifle de plasma, una ametralladora pesada y las granadas, estas últimas nos servirán también para abrir puertas para acceder a otras habitaciones. Para ubicarnos podremos hacer uso del mapa, el típico de este tipo de títulos, además podremos hacer uso de teletranspotadores en forma de helicópteros para movernos de un punto a otro. También habrá habitaciones destinadas al guardado, que si bien nos ofrecen un respiro, no nos rellenará la vida.

Por otra parte tendremos coleccionables en modo de moneda que nos hará expandir algo más las 6 horas de duración de The Mummy Demastered, y si te gustan los verdaderos desafíos, contaremos con un logro de pasarse el juego sin que nos quiten ninguna vida al completo, y que además nos dará acceso al final verdadero.

Gráficamente va a caballo entre los 8 y 16 bits. Si bien los enemigos y personajes podrían ser más vistosos mediante una paleta de colores más viva, los escenarios sin embargo sí que lucen verdaderamente bien, con unos fondos bien trabajados y elementos en primer plano bastante ricos en detalle. El control consigue moverse bastante fluido, respondiendo bien al mando y usando la misma mecánica de disparo que la saga Contra, 6 direcciones.

La música cumple, pero una vez terminado el titulo no vas a recordar ninguna, sin llegar a ser su punto fuerte. Algunos temas tendrán reminiscencias a algún pasaje de temas de Vangelis y Jean Michel Jarre, donde seguro el compositor busco referencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here