Análisis de Tennis World Tour 2 para Xbox Series X

Nacon sigue apostando por la variedad de géneros y los deportes más reconocidos, pues de mano de Big Ant Studios nos llega Tennis World Tour 2. No soy muy asiduo a los juegos de deporte, siempre he preferido practicarlo en vivo, habéis visto que forma más elegante de decir que soy poco hábil en estos videojuegos? Pues aun así, os puedo traer un punto de vista fresco y directo sobre las físicas, el gameplay y las opciones jugables de este título, pues no hace falta ser Rafa Nadal para dar unos raquetazos y exprimir un videojuego.

Carrera profesional

Como todo juego de deportes y simulación que se precie, Tennis World Tour 2 ofrece el típico modo carrera; un modo donde crearnos a nuestro propio deportista (hombre o mujer) y llevarlo hasta el estrellano, o intentarlo. Pues mediante un sistema de calendario, bastante amigable, debemos participar en torneos, exhibiciones y otros eventos varios. Lo interesante radica en como podemos hacer crecer y mejorar a nuestros personaje. Partiendo de ser el típico mindundi que acaba de llegar a las ligas profesionales, tenemos que ir ganando siempre que sea posible, pero también invirtiendo tiempo en conseguir un entrenador que nos de bonus, así como entrenar o apuntarnos a “clases”.

Sí, el modo carrera busca emular un poco el día a día de un deportista profesional. Ya sabéis, si quieres escribir un libro, no basta con leer libros. Así que entre partido y partido tenemos clases de natación para mejorar nuestros físico, entrenamientos donde probar contra un dispensador de bolas como dirigir la pelota al punto del campo que queramos y hasta días de descanso; los cuales son necesarios para que nuestro personaje no consuma sus reservas de energía. Un jugador agotado no rinde.

La capa de RPG

La vida es como un RPG, o los videojuegos RPG se inspiran en la vida, como prefiráis. Como os comentaba, nuestro deportista debe ir mejorando su físico. Con estadísticas como velocidad, precisión o fuerza podremos ser todo un Rafa Nadal en el campo, pero nada es gratis, por lo que hay que ir forjando ese cuerpo. Las clases comentadas anteriormente nos permiten incrementar nuestras estadísticas, pero también el hecho de subir de nivel incrementará nuestros valores. Así que hay que combinar adecuadamente los eventos del calendario para que los rivales no sean superior, en exceso, físicamente.

Si nos falta fondo no todo está perdido. Un sistema de cartas acompaña las partidas. Estas cartas ofrecen bonus para nuestros personaje o penalizaciones para el rival. Con esto se puede conseguir una experiencia más arcade si se desea, pues el sistema de cartas se puede desactivar en el modo campaña. Con estos ases en la mano, podemos incrementar nuestra potencia, velocidad, consumo de energía y otros parámetros. Aunque también se las podemos azuzar al rival para que sus posibilidades se vean reducidas. No es un sistema que marque un peso importante en la balanza, no obstante puede ayudar a compensar carencias frente al rival.

Lo que hay que tener en cuenta es que dichas cartas se consumen según su indicador de usos. Y, si queremos tener mas, deberemos comprarlas con dinero ganado jugando. Cabe decir que los paquetes no son baratos, aunque las cartas conseguidas duran bastante y de entrada nos dan un buen puñado gratis. Lo que está claro es que hay que gastarlas con cabeza y sopesar cuando debemos comprar más o aguantar los beneficios para otras inversiones.

Por otra parte, la equipación también influye en nuestras capacidades. A medida que subamos de nivel, podremos acceder a mejor equipamiento y raquetas, lo cual al final afecta a las estadísticas del jugador. Se siente agradable el estímulo esfuerzo-recompensa. Pues son como pequeños premios cada vez que el personaje sube su nivel. Además, aquí no hace falta equiparse un caso feo porque es el mejor, siempre podemos escoger cual preferimos.

Simulación

Lejos de lo arcade y las barajas, tenemos un complejo, y exigente, sistema de simulación de partidos y físicas. Cierto es que podemos poner una dificultad más baja que afecta tanto a los rivales como a la simulación, pero que sigue apostando por la precisión en las jugadas. Y no es moco de pavo darle a la bola o definir su trayectoria. De ahí que el propio modo carrera ofrezca entrenamientos manuales.

Desde el primer saque, los engranajes de la simulación se inician. Con Y, X, B o A damos diferentes tipos de golpe. Asimismo, con el gatillo izquierdo podemos dar esos golpes, pero de revés. Y a todo esto se le suma las dejadas con otra combinación de botones. Como veis, todas las formas de darle a la bola están contempladas (o todas las que conocía yo). Además, si mantenemos pulsado el botón escogido incidiremos en la fuerza, y moviendo el joystick izquierdo para indicar la parte del cuerpo, podremos definir la trayectoria.

Desde luego no es fácil usar todas estar herramientas en los pocos segundos entre el golpe del rival y la pelota a nuestro alcance. Más difícil es aun correr hacia donde irá la pelota. No me avergüenza decir que me ha costado mucho calcular donde pensaba disparar el rival para correr a devolvérsela. A veces hay que tratar de adivinar que va a hacer el jugador opuesto. En los modos más bajos de simulación, nuestro personaje tendrá un ligero “piloto automático”; el cual responderá si la pelota está lo suficientemente cerca acercándose por nosotros. Aunque la jugada final es nuestra responsabilidad. Aun con las ayudas y las cartas, requiere de horas y práctica llegar a dominar, que digo dominar, aprender a jugar correctamente a Tennis World Tour 2.

Experiencia para todos los gustos

Si buscamos algo más ligero y para los fans del deporte, siempre podemos irnos al modo individual o al multijugador local u online. en estos modos se nos permite escoger a deportistas profesionales como Federer para batirnos en duelo contra otros. El elenco es muy amplio, y seguro que hará las delicias de los seguidores más acérrimos del Tenis.

En definitiva, Tennis World Tour 2 es un simulador muy competente y exigente, a veces demasiado. Desde una carrera propia, hasta encarnar a los ídolos de la raqueta, el título ofrece opciones para todos los jugadores. Si bien a veces se siente que las físicas son tan precisas que más bien parece erráticas, con las suficientes horas de práctica, o en manos de gente asidua al género, se puede llegar a disfrutar mucho. Por desgracia, los gráficos, aunque cumplen, no llegan al nivel esperado en nueva generación.

Tennis World Tour 2

49.99€
8.5

Nota

8.5/10

Pros

  • Simulación muy elaborada
  • Opciones más arcade
  • Grandes estrellas del deporte en pantalla

Cons

  • Simulación muy elaborada
  • Requiere de mucha experiencia o práctica para exprimirlo adecuadamente
  • Visualmente cumple, pero tampoco es sorprendente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.