Analizamos Super Meat Boy Forever, una secuela que viene cargada de cambios en el aspecto jugable, pero que mantiene la esencia del original

Hoy toca hablar de uno de esos títulos que son capaces de hacerte sudar la gota gorda, pero que consiguen que no sueltes el mando ni un momento. Toda una oda a la perseverancia, especialmente dedicado a un público con un amplio umbral de tolerancia a la frustración. Super Meat Boy Forever vuelve a la carga para ofrecernos miles de niveles de una exigente dificultad, adornado con mucho sentido del humor y aspecto visual adorable.

Super Meat Boy Forever, título desarrollado por Team Meat, es una secuela directa de Super Meat Boy, lanzado originalmente para Xbox Live Arcade en 2010. Un juego cargado de cambios en su aspecto jugable, pero que mantiene la esencia del original.

Esta vez, podremos encarnar a cualquier miembro de nuestra pareja protagonista, Meat Boy y Bandage Girl, desde el principio de nuestra aventura. Los cuáles se enfrentarán a su archienemigo, el Dr. Fetus, quién ha secuestrado a su hija Nugget.

La estética de Super Meat Boy Forever abandona el pixel art de su primera entrega para vestirse con unos gráficos cartoon de lo más simpáticos. Durante las primeras fases de cada mundo podremos disfrutar de unas cinemáticas cargadas de humor y muchos guiños a otros videojuegos clásicos.

Nuevas mecánicas, mismas sensaciones

Cómo ya adelantaba en la introducción, Super Meat Boy Forever se recicla convirtiéndose principalmente en un endless runner. Posiblemente este sea el cambio más notorio frente al juego original, volviéndolo todavía más complicado, aun si cabe. Aunque desde Team Meat han querido ser algo benevolentes y cada fase cuenta con varios checkpoints.

La velocidad a la que se desplaza nuestro personaje tiene un ritmo constante, y cada vez que toquemos una pared, cambiaremos de dirección. A nuestro alcance tendremos tres mecánicas que complementan el movimiento automático, con la novedad de qué ahora podremos golpear a los enemigos en pantalla.

La primera y más básica mecánica es el salto, el cuál varía dependiendo de nuestra pulsación, volviéndose cada vez más exigente con el paso del tiempo. Después tenemos una suerte de doble salto, que básicamente es un dash hacia delante que golpea enemigos. Este se reinicia cada vez que toquemos el suelo o si acertamos el golpe sobre un enemigo, permitiéndonos hacer cadenas de saltos más largas. Por último, podremos deslizarnos por el suelo, que a su vez nos sirve para agacharnos y también golpea a enemigos. El desliz también se puede usar durante un salto, cambiando la trayectoria de este.

Sobre estas tres patas se sostiene todo el gameplay de Super Meat Boy Forever, pero no acaba aquí la cosa. Durante cada uno de los 5 mundos que comprenden la aventura, el juego va añadiendo nuevas mecánicas ambientales que varian el gameplay sustancialmente. Cabe destacar que estas apenas se repiten durante más de dos o tres niveles, teniendo un buen repertorio para no hacer repetitivo el movimiento automático del juego.

Los jefes y el diseño de niveles

Después de superar las 6 fases que componen cada “mundo”, tocará el momento de enfrentarnos a los jefes finales de Super Meat Boy Forever. El diseño de los jefes está totalmente centrado en el combate, aunque sin dejar de lado las plataformas y el frenesí de esquivar obstáculos mortales en pantalla. Cómo si de un juego Souls se tratase, los jefes irán cambiando sus patrones de ataque a medida que vayamos reduciendo su barra de salud.

El diseño de cada jefe es totalmente distinto al anterior, y la dificultad de cada uno de ellos aumenta considerablemente. A diferencia de las fases normales, aquí no dispondremos de checkpoints, así que deberemos ir aprendiendo los patrones de los jefes poco a poco, sin perder la paciencia por el camino. Estas serán las partes más duras del juego, dónde seguramente, acumularemos más muertes en nuestro contador.

En cuánto al diseño de niveles, Super Meat Boy Forever cuenta con más de 7000 niveles distintos. Obviamente no tendremos que jugarlos todos para poder vencer al jefe final y disfrutar de los créditos del juego. Team Meat se ha encargado de generar unos códigos con pequeñas ilustraciones que sirven para confeccionar las fases de cada nivel. Así que cada vez que comencemos una nueva aventura, se generará un nuevo código con unos niveles distintos. Dando sentido al “Forever” que cierra el título de esta entrega.

Por último, quiero hacer una pequeña reseña del apartado artístico. A nivel visual el juego se ve precioso, su estética cartoon hace que los personajes y las cinemáticas tengan una buena factura de producción. De hecho, Nugget, la hija de Meat Boy y Bandage Girl, es simplemente adorable. La banda sonora, además, es bastante cañera, repleta de riffs de guitarra eléctrica y mezclada en algunos temas de música electrónica. En conjunto es muy variada y acompaña perfectamente al ritmo y la intensidad de la partida.

Conclusiones finales de Super Meat Boy Forever

Vamos a ir cerrando ya este análisis de Super Meat Boy Forever, sin duda un título que he disfrutado muchísimo. Si os gustan los juegos de plataformas de alta dificultad, como Celeste, Ori o Elliot, no os podéis perder esta nueva entrega. Completar una primera vuelta al juego me ha llevado unas 5 horas aproximadamente. En la cuáles he muerto la friolera de 1637 veces, lo que hace 5,39 muertes por minuto o lo que es lo mismo, morir cada 12 segundos.

Aun así, tengo que decir que me ha resultado casi imposible soltar el mando pese a la dificultad del juego, y eso es muy buena señal. Ahora me queda por delante jugar los niveles diseñados por Team Meat que no pude probar, lo que da un gran valor a la rejugabilidad de este título. Su precio, ahora con un pequeño descuento durante estos días, es una razón más para darle una oportunidad.

Super Meat Boy Forever

19,99€
9

NOTA

9.0/10

Pros

  • Control exquisito y dificultad muy desafiante
  • Más de 7000 niveles para jugar durante muchísimas horas
  • Apartado artístico y banda sonora excepcionales

Cons

  • La historia, aunque muy buenas, no es especialmente larga. Pero lo suple la cantidad de niveles que para rejugarla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.