Stranded Deep te pone al límite en una experiencia de supervivencia sin igual

Tendríamos que investigar cuál fue el primer juego en implementar la supervivencia como mecánica y objetivo en sus entrañas. Desde luego que el bueno de Minecraft ha sido el que ha conseguido hacer la supervivencia “más accesible” en toda la historia de los videojuegos pero hay otros que, simplemente, te llevan a sufrir los golpes más duros en esto de sobrevivir a toda costa. Stranded Deep, un videojuego desarrollado por Beam Team Games, ha conseguido llevar la supervivencia a otro nivel y ponernos a prueba de las maneras más crudas que jamás podríamos haber imaginado.

¡Rápido!, sube al bote antes de que te vean los tiburones y ponte a remar hacia una isla.

Partimos de la base que el juego, de primeras, no tiene una historia como tal. Somos una persona (podemos configurar como hombre o mujer) que va en su jet privado y que, por desgracia, se topa con una gran tormenta que hace que nuestro avión se estrelle contra el océano pacífico. A duras penas conseguimos sumergirnos por lo que queda de avión para salir finalmente por una gran grieta y llegamos a la superficie. Llegados a este punto miramos a nuestro alrededor y lo único que conseguimos divisar son cascotes del propio avión en llamas y un bote salvavidas con un color amarillo que resplandece cual única luz en nuestra vida ahora mismo. Ese es el comienzo de cada partida nueva en Stranded Deep. A partir de ahí ya solo podrás hacer historia.

Sin una historia principal solo nos queda forjar nuestro propio destino como único superviviente

Con el reloj controlamos nuestro estado de salud. Esas picaduras en el brazo no tienen buena pinta.

Pues ya estaría, llegados a este punto en medio del pacífico solo nos queda coger el remo de nuestro vote salvavidas y, sin pensárselo ni un solo minuto, remar con todas nuestras fuerzas hasta la isla más cercana porque no queremos empezar la partida siendo pasto para tiburones, ¿verdad?. Y esto es así ya que en Stranded Deep no hay cuartelillo para los más débiles. Llegar a una isla y ponerse a salvo del sol mientras pensamos fríamente en cuál será nuestro próximo movimiento. La libertad que tenemos es total y, aunque el control muchas veces no acompaña por lo tosco o enrevesado con los menús, si que es cierto que consigue transmitir esa sensación de soledad y de brusquedad. Hay que decir que no somos ningún leñador ni nada por el estilo por lo que al pobre de nuestro personaje le costará cortar pequeños árboles y se cansará rápido.

Si quieres cocos te tocará tirar la palmera abajo o trepar por ella.

Si te lo piensas sobre el bote salvavidas puede que los tiburones te tiren al mar

El crafteo en Stranded Deep es muy profundo y está bien hilado consiguiendo una experiencia muy interesante. Aquí si quieres hacer un hacha rudimentaria de piedra necesitarás cuerda, piedras afiladas previamente y un palo. Entonces podrás talar una palmera por ejemplo y de ella saldrán un buen montón de materiales pero sin exagerar lo que consigue que la experiencia siempre sea la justa para no darte demasiadas alegrías. Le sacarás varias hojas para hacerte un pequeño refugio y el tronco podrás partirlo en dos y luego cortar cada una de esas partes en varios palos más delgados con los que fabricar algo. El proceso puede resultar engorroso al principio pero si que es verdad que Stranded Deep se acaba comprendiendo rápido y, con los esquemas metidos en la cabeza, podemos agilizar mucho algunas construcciones.

La gestión de nuestro inventario se lleva a cabo mediante un menú radial.

En Stranded Deep tendremos a nuestra disposición un montón de de herramientas para fabricar pero también podremos crear, con los materiales necesarios, desde un destilador de agua hasta una pequeña huerta para sembrar patatas y otras hortalizas. ¿Quieres comer carne?, pues mucho ojo porque cruda no sienta muy bien y si no la cocinas rápido se pudrirá y quedará inservible. Uno de los recursos más necesarios y útiles son los cocos ya que, si no es en tu isla, viajando con cautela a otra cercana se pueden conseguir algunos más. Tras varios procesos podemos bebernos el agua y luego partirlos para comernos los cocos pero sin pasarnos, porque una ingesta elevada de este producto y la diarrea será tu perdición. Como veis Stranded Deep no tiene compasión con nadie y una mala idea puede hacerte perder una partida bien avanzada.

El tutorial del principio nos enseña la genialidad del crafteo en Stranded Deep.

Mucho cuidado con lo que comes porque una diarrea te puede costar la vida en Stranded Deep

Arriesgar demasiado puede costarte la partida en Stranded Deep pero, sinceramente, quien no se moja el culo no pesca o consigue preciados tesoros bajo el mar. Es cierto que puedes pisar algo si vas descuidado y envenenarte o puede que te ataque un gran tiburón pero, si sales airoso y consigues meterte en alguno de los barcos que hay repartidos por el mapa, puedes llegar a encontrar materiales únicos y herramientas de gran calidad. A mi, sin ir más lejos, una linterna que había en una taquilla me salvó la vida en toda una travesía.

El juego nos regala horizontes maravillosos… espera, ¿y si vamos a esa otra isla?.

La narrativa emergente es lo que funciona en una experiencia como Stranded Deep ya que, vivir tu propia aventura de supervivencia, te dará la perspectiva necesaria y las situaciones más interesantes que jamás podrías haber vivido en la vida real ( a menos que seas un aventurero, cosa que en época de pandemias veo difícil la verdad ).

Encender un fuego para asar comida es algo muy necesario ya que no se pudrirá la carne.

La narrativa emergente es el arma más poderosa de Stranded Deep

Técnicamente Stranded Deep es un juego bastante logrado con un apartado gráfico que, aunque tiene sus luces y sombras, en general es capaz de darnos estampas muy interesantes tanto en la superficie como en las profundidades marinas. En términos de sonido prácticamente carece de banda sonora. De vez en cuando suena alguna melodía pero, debido al propio estrés de la supervivencia en estado puro pasa desapercibida. Si que es cierto que las animaciones de algunos animales pueden ser un poco bruscas pero el juego en general luce muy bien en Xbox One X aunque no tenga parche para la consola.

Conclusiones

La experiencia que te ofrece Stranded Deep es la de una supervivencia muy lograda y realista en casi todas sus facetas. Las muchas formas de emplear los materiales y de transformar los recursos hacen que la experiencia de juego sea muy completa en todos los sentidos. Si que es cierto que algunas animaciones en los seres vivos no están muy logradas pero en términos generales en un juego que luce muy bien y consigue transmitir la sensación de soledad en todo momento. Una lástima que no tenga un modo cooperativo lo cuál le daría, sin duda alguna, el añadido perfecto para convertirse en un juego de culto.

Stranded Deep

19,99 €
7.6

Gráficos

7.5/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

8.5/10

Realismo

8.0/10

Pros

  • Estar solo en un lugar tan precioso y mortal a la vez
  • Las opciones de crafteo. Es muy completo
  • A cada partida te puede sorprender con algo nuevo.
  • El realismo es muy alto...

Cons

  • ...algo que puede tirar para atrás a gente que no quiera una experiencia tan exigente.
  • Que no tenga un modo multijugador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.