Que la fuerza te acompañe en las andanzas y aventuras por los peligrosos mapas multijugador de Star Wars: Battlefront 2.

En una galaxia, muy muy lejana, Electronic Arts junto con Dice se preparaban para el lanzamiento de Star Wars: Battlefront 2, la segunda parte que cargaba sobre sus hombros toda la polémica de la primera entrega. La división de contenido mediante DLC, los precios abusivos que al poco tiempo se desinflaron para atraer a más jugadores, y un lanzamiento falto de mapas multijugador y modo campaña no dejaron con buen sabor de boca al fan de la franquicia, aunque las segundas oportunidades existen y es por lo que el estudio se atrevió con la realización del título que analizamos tras estas líneas. ¿Muy continuista respecto al primero? ¿Mejora los fallos de la primera entrega? Bajo estas líneas encontraréis respuestas a todas vuestras preguntas.

Analizar un título tan variado como Star Wars: Battlefront 2 no es tarea fácil. Debido a los propios fans que demandaban a gritos un modo campaña (y mejoras en otros aspectos), el título contiene nuevos elementos que lo hacen más extenso que su predecesor. Aparte del single player ya mencionado, encontraremos también con un modo arcade y su modo multijugador, esta última la base fundamental  con la que se cimienta todo el juego y el motivo general de su compra por parte de los usuarios.  Aunque este modo multijugador resulte ser lo más llamativo, empezaremos con la novedad de peso de Star Wars Battlefront 2, que sin duda es la campaña para un jugador protagonizada por Iden Versio.

Siente el poder de la fuerza manejando a un Jedi.

Iden Versio, protagonista del modo Campaña

Uno de los añadidos que todo el mundo esperaba en Star Wars: Battlefront 2, es sin duda alguna, su modo campaña. En esta ocasión contaremos con una historia bien narrada, estructurada y que nos pondrá en la piel de varios personajes, aunque sin duda alguna el peso recae sobre Iden Verso, piloto del Imperio que por ciertas acciones del capitán Garrik Versio (sorpresa, es su padre),  dejará todo su pasado como piloto del Escuadrón Infernal para unirse a la Alianza Rebelde.

Pese a que no empieza todo lo espectacular que podría ser (con una fase de sigilo protagonizado por un dron que rompe con toda la magia y espectacularidad que puede contener un juego de esta índole), una vez superemos esta primera etapa viviremos todo tipo de situaciones y en multitud de parajes extraídos de las filmografías. Sin entrar en detalle sobre qué personajes manejaremos (o que naves pilotaremos) tendremos un “buen popurrí” de momentos que al buen fan de la franquicia le gustarán, ya sea en el fragor de las batallas terrestres como a bordo de las naves espaciales.

Janina Gavankar hace un buen papel como Iden Verso.

Tanto las naves como los héroes que hacen acto de aparición en este modo campaña contarán con una serie de habilidades especiales (aunque todo esto se desarrollará mejor en su faceta multijugador). Salvo por Iden Versio, al resto de protagonistas mantendrán siempre sus propios poderes, siendo la piloto del Escuadrón Infernal la única con la capacidad de alterar sus habilidades intercambiándolas antes de cada misión (o cuando acaban con nuestra vida y reiniciamos pantalla). Pese a que esto aporta algo más de variedad al título, pues podremos escoger si queremos llevar un cierto tipo de granada, obtener algún potenciador concreto, o algún arma extra, no es suficiente para que despunte de manera significativa. De hecho, la campaña de Star Wars: Battlefront 2 destaca como título basado en Star Wars,  pero como shooter en primera persona resulta demasiado genérico, sin ningún elemento innovador que nos haga perder la cabeza.

Por esta línea también se desarrolla su gunplay, bastante sencillo de manejar y sin demasiadas pretensiones salvo que subamos el nivel de dificultad. La mayoría de las armas contienen un zoom para un mejor apuntado, aunque suelen ser tan precisas que será frecuente disparar desde la cadera (a no ser que el enemigo este muy, muy lejos). Pese a lo dicho sobre su nula innovación como shooter, esta campaña de Star Wars: Battlefront 2 cumple su objetivo de entretener con una historia bien hilada, con una duración de 5-6 horas y sin darnos la sensación de estar jugando un “tutorial” para lo verdaderamente importante, que es el modo multijugador y que describiremos a continuación.

La recreación de todo el juego es espectacular.

 

La lluvia de lásers comienza con el multijugador

El pilar fundamental de Star Wars: Battlefront 2 y el motivo por el cual los usuarios adquieren el juego es sin duda por su modo multijugador. Como ya pasaba en su primera entrega, en esta ocasión seguiremos contando con varios modos de juego, siendo la más importante el modo Asalto Galáctico donde se desarrollarán enfrentamientos multitudinarios (veinte contra veinte) mientras vamos cumpliendo los objetivos marcados. Esta modalidad ha mejorado mucho respecto a su primera entrega: mientras que en el primer Battlefront contábamos con cuatro mapas de inicio (literalmente) aquí tendremos 11 mapas donde emplearnos a fondo. No penséis que los objetivos son siempre los mismos, y aunque con frecuencia residirán en mantener al rival a raya y no dejar que pase (o hacernos camino entre filas enemigas, depende del bando al que nos asignen) cada localización tendrá su forma de presentar la acción, la distribución del escenario particular, y sus propias naves o soldados especiales.

De inicio contaremos con cuatro clases básicas de soldado (asalto, pesado, oficial y especialista) cada uno enfocado a un rol en el equipo, siendo importante crear una buena escuadra para tener el mayor éxito posible en la misión. Según vayamos encadenando acciones, matando enemigos o cumpliendo objetivos, iremos ganando puntos de batalla que emplearemos para desbloquear unidades más especiales, incluso héroes emblemáticos si antes los hemos comprado con el dinero virtual del juego. Esta opción de poder controlar durante un turno a un personaje más relevante es el toque dulce de toda la partida, ya que seremos por momentos superiores a las fuerzas rivales y podremos ser el punto de inflexión para la victoria de nuestro equipo. Lo más interesante en este ámbito es el cambio de fuerzas especiales en cada planeta: es cierto que las cuatro unidades varían ligeramente de arma según que misión, pero los vehículos y héroes que podamos manejar en cada escenario son totalmente distintos, otorgando ese punto de variedad que le sienta de maravilla a Star Wars: Battlefront 2.

Será todo un gustazo aplastar el rival si jugamos bien como equipo.

Existe un problema real que, aunque lo están corrigiendo y modificando, puede afectarnos negativamente en nuestros Asaltos Galácticos (sobre todo en los primeros compases). Se trata de las cartas de mejora de personaje y su método de loot boxes. Star Wars: Battlefront 2 requiere sacrificio en sus primeras partidas hasta que encontremos la afinidad con nuestra clase principal y las mejoras más útiles en el campo de batalla. Estas mejoras se pueden adquirir de dos maneras: o bien comprándolas con el dinero del juego, o bien con un poquito de suerte mediante cajas que podremos también comprar con cristales (hasta una próxima regulación, adquirir cajas con dinero real no es posible). Conseguir todo lo que quisiéramos, o tener la suerte concreta para obtener algo deseado es complicado. A esto hay que añadir otros desbloqueos como armas, que sólo se podrán usar una vez completemos ciertos desafíos que el juego nos propone.

No voy a negar que la recompensa con cristales, realización de desafíos y cartas de mejora es la progresión deseada para este tipo de juego online, y aunque completar en su totalidad cada desafío o desbloquear cada habilidad puede ser algo casi impensable, alcanzar la experiencia o el equipamiento más o menos deseado no debería llevarnos mucho tiempo. Por suerte, y según estamos viendo actualmente en las noticias, el pago con dinero real por estas habilidades o cajas de loot están siendo eliminados, lo que nos permitirá disfrutar de una subida de nivel “sana”, sin preocuparnos por el temido “pay to win” que algunos jugadores ejercen.

sea de día o de noche, todo se ve increíblemente bonito.

Al igual que mejoramos nuestros soldados, habilidades y equipaciones, deberemos hacer lo mismos con las naves espaciales que tendremos disponibles en las refriegas con el segundo modo online más recurrente de Star Wars: Battlefront 2: su modo Asalto de Cazas Estelares. Como en el modo Asalto Galáctico, aquí también tendremos que ir cumpliendo objetivos que nos lleven a la victoria de nuestro equipo, con la excepción de que únicamente manejaremos naves espaciales en otros escenarios mucho más abiertos. Cazas, bombarderos, interceptores y otras naves más emblemáticas serán las protagonistas absolutas de este modo de juego, con un ritmo en el combate más rápido debido a la constante amenaza de peligro que tendremos. Siempre está bien incluir modalidades que se alejen de lo habitual, y gracias a esta opción podremos refrescarnos un poco si estamos saturados de tanto disparo en tierra.

Estos dos modos descritos no son los únicos que encontraremos, ya que podremos disfrutar de otros tipos de partida online, bajo mi punto “menores” pero igual de disfrutables para el adquisidor de Star Wars: Battlefront 2. Por un lado, tendremos Ataque, con batallas más pequeñitas de ocho contra ocho; luego tendremos Estallido, con combates cortos en escenarios mucho más concretos y Héroes y Villanos, una interesante modalidad donde manejaremos a los protagonistas más emblemáticos de Star Wars en batallas de cuatro contra cuatro. Duración o opciones a día de hoy tenemos.

Varios modos de juego como hemos descrito, y sólo Electronic Arts junto a DICE tienen el poder y la responsabilidad de potenciarlo pasado un tiempo si incorporan nuevas mecánicas, fases, clases, etc. De lo que podemos estar tranquilos es con el gran acabado tanto técnico como visual que gozan sus enfrentamientos online. Durante todas las horas de juego no he sufrido ninguna ralentización, lag que fastidie la partida, ni ningún contratiempo por el estilo. Contando con que en el modo asalto tendremos hasta 40 personas a la vez, y con unos escenarios ultra detallados, sólo cabe alabar el gran trabajo realizado. Se nota que todo el aprendizaje obtenido con el título que comparte muchas similitudes, Battlefield 1, ha servido para cimentar unas buenas bases en Star Wars: Battlefron 2, y nosotros tan contentos con estas optimizaciones.

Los detalles en cada enfrentamiento no pasarán desapercibidos.

Arcade, la apuesta más humilde

Saltando de bloque, llegamos a la tercera y última partición que tenemos en Star Wars: Battlefront 2: su modo Arcade. Puede que sea el modo que más frío me ha dejado por la sencillez de su propuesta. Ya sea en solitario o uniendo fuerzas con un amigo en pantalla dividida, tendremos que enfrentarnos a oleadas de enemigos en una zona prefijada del escenario. Pese a que se tratan de momentos históricos de las películas, pronto descubriremos que su “modus operandi” se basa en hacer los enfrentamientos cada vez más difíciles. Salvo que queramos exprimir al máximo el juego (y sacar toda la experiencia o dinero disponible mediante este modo), no es algo que se mantenga por sí solo debido precisamente a su repetividad constante.

Dad una oportunidad al modo Arcade, sobre todo con un amigo.

Siente la guerra intergaláctica en el salón de tu casa

Estos tres pilares que mantienen el juego (aunque por la falta contenido del modo Arcade bien podría ser dos) no serían lo mismo si no fuera por dos aspectos esenciales en un juego de esta índole. Lo primero, su excelente apartado gráfico. El juego se ve de maravilla, más aún si tenemos una Xbox One X capaz de ofrecer la mejor versión del juego en consolas. Pero aun sin la bestia negra de Microsoft, todo se ve ultra cuidado, con partículas de humo, agua, polvo o tierra allá por donde vayamos, y con una fluidez en los combates, lluvia de disparos y explosiones muy a la altura de lo esperado. Por achacar algún punto negativo, podría citar los excesivos tiempos de carga y los problemas de conexión a la partida (no durante la batalla, sino mientras busca el juego un grupo y servidor donde alojarnos) que he tenido que sufrir en alguna ocasión. Por lo demás, no podemos decir nada malo, sino alabar el buen hacer del equipo encargado del desarrollo de los escenarios junto con el buen trabajo de elaboración de personajes, destacando con fuerza propia el papel de Janina Gavankar como Iden Versio.

Si antes he dicho que como shooter en primera persona no consigue innovar, en todo lo que se refiere a ambientación lo hace perfecto, y su apartado sonoro es el gran ejemplo de ello. Simplemente basta con escuchar las fanfarrias y los primeros acordes de la canción principal para saber a lo que nos enfrentamos. Composiciones musicales distintas dependiendo a quién manejemos, o en qué planeta luchemos, todas ellas fuertemente ligadas al universo de Star Wars, obviamente. Los efectos de sonido no se quedan atrás, y en más de una ocasión nos ayudarán a saber donde está la acción en el campo de combate, o si tenemos que poner pies en polvorosa si escuchamos el zumbar de un sable láser… Tanto voces como textos están en español, y aunque cumplen perfectamente su función, echamos en falta algo más de intensidad sobre todo en momentos delicados de Iden Verso en la campaña principal. Eso sí, este pequeño matiz se olvidará fácilmente una vez que estemos viviendo una auténtica batalla intergaláctica delante de nuestro televisor.

Puntuación
Gráficos
95 %
Sonido
95 %
Jugabilidad
80 %
Duración/Diversión
85 %
Compartir
Artículo anteriorCristales con filtro amarillo ¿Merecen la pena para jugar?
Artículo siguienteRainbow Six Siege habilita reportar jugadores
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.