Análisis de SnowRunner para Xbox One

Vuelvo volante una vez más, pero esta vez para sacarme el carné C de cara a SnowRunner, la nueva propuesta de Saber Interactive. He tenido el placer de pilotar todo tipo de simuladores y arcade desde que escribo para Comunidad Xbox. No obstante nunca me había encontrado con un auténtico Dark Souls de la conducción como SnowRunner, aunque siempre hay una primera vez.

SnowRunner no solo es un simulador, también es un acercamiento a la realidad que viven los transportistas más extremos. Esos conductores que recorren los terrenos más inhóspitos de nuestro planeta para que sus entregas lleguen a buen puerto. Pues en este título, que hace de secuela a Mudrunner, nos veremos en los escenarios más desafiantes para cualquier vehículo motorizado que podamos imaginar. Barro, nieve, agua, grava y todo tipo de irregularidades en el camino pondrán a prueba nuestro temple y al motor.

La simulación de físicas claramente es el fuerte de SnowRunner. Para exprimir este despliegue de representación del mundo nos perderemos por Estados Unidos, Michigan y Alaska, y por Rusia. Estas tres zonas a su vez se dividen entre otras tantas por desbloquear. Llegar a cada subzona requiere de encontrar la entrada a la región, y para conseguirlo deberemos “desatrancar” el mapa primero. Cada región sufre de problemas tales como carreteras cortadas, instalaciones accidentas y puentes caídos. Al final nuestro objetivo base es reparar todos los problemas para avanzar a la siguiente área.

Más no solo reparamos puentes y postes telefónicos, sino que disponemos de una serie de encargos perdidos por el mapa. Estos pueden ser desde exploración a reparto o recuperación de vienes perdidos. Al final todo se basa en recorrer cada carretera del mapeado y sobrevivir a ello. Cabe decir que llamarlas carreteras es ser muy generoso. Muchas veces resulta más viable ir campo a través entre la maleza que tratar de superar un ruta asolada por el barro o la escarcha.

Si bien el terreno hace todo lo posible por impedirnos el avance, nosotros podemos optar por una serie de herramientas y ayudas que dependen íntegramente de nuestra creatividad. Desde tratar de escoger el vehículo más útil para cada situación a buscar la ruta más viable, cual navegante de la Choam(si, he metido una referencia a Dune en un análisis de conducción), todo vale con tal de cumplir nuestro objetivo. De entrada puede parecer lógico escoger un buen Hummer para superar cualquier terreno, no obstante la cosa se complica cuando tratamos de cargar un remolque de vuelta.

La creatividad es clave. Un camión lo suficiente potente, pero pequeño, para recoger un remolque en el monte y pasar por angostos terrenos. Esto puede llevar a menos potencia de motor y menos ruedas. Aunque nada nos impide “añadir ruedas a la ecuación”. Todos los vehículos disponen de cabrestante, por lo que podemos llevar un camión y un todo-terreno de refuerzo para arrastrar, entre ambos, una carga pesada por una cuesta complicada.

Porque cuando las ruedas se atoran en algo es hora de dejar de empujar y empezar a tirar. El cabrestante es una pieza fundamental para superar las zonas donde las ruedas no pueden competir. Desde agarrarnos a piedras cercanas hasta árboles lo suficiente robustos, hay que saber colocar el anclaje en la parte más productiva del vehículo, o su remolque, para tratar de desatascar la situación. Más que un juego de conducción es el simulador definitivo de físicas al volante.

El propio juego nos advierte de que si todo está perdido y nada parece funcionar, podemos soltar la carga y pedir un rescate. Esta acción nos devuelve al garaje, sin embargo la carga seguirá en el mismo sitio esperándonos… siempre y cuando no se haya hundido en el río. Al superar encargos y contratos ganaremos presupuesto y reputación. La reputación nos dará acceso a nuevos objetos en la tienda y el dinero nos permitirá adquirirlos. Con estos dos pilares es posible adquirir mejoras para los vehículos que poseemos o incluso comprar de nuevos. No todo son todo-terreno y camiones. Hay todo un elenco de vehículos, desde grúas a cisternas.

El dinero no lo compra todo, por lo que a medida que exploremos iremos encontrando otros vehículos e incluso mejoras por el mapa. Estos objetos se añadirán de forma permanente a nuestro garaje y podremos usarlos a placer. Es un buen aliciente de cara a recorrer todo el mapa y superar su desafío sin fin.

En cuanto a personalización disponemos de bastantes opciones. Desde las mejoras de motor, suspensión y ruedas mencionadas (entre otras) hasta repintar y escoger elementos estéticos. SnowRunner tiene ese punto para entretenernos en el taller unas horas buscando nuestro camión ideal. Si, es posible recorrer Alaska en un camión fucsia con algún elemento llamativo en la carrocería.

Visualmente nos encontramos ante un juego que sorprende gratamente. Es verdad que no hay otros vehículos corriendo por ahí ni NPC decorando los mapas, sin embargo la naturaleza está increíblemente detallada. Asimismo, la banda sonora genera un hilo musical que acompaña nuestras andaduras por el mundo. Con canciones instrumentales al más puro estilo ruta 66, nos sentiremos transportados a la experiencia de conducción más diferenciada de los últimos años.

Cabe destacar que la propuesta de SnowRunner se puede disfrutar hasta con tres amigos de cara a afrontar cada reto con cuatro cabezas, y motores. Es la oportunidad perfecta para demostrar que que somos capaces de superar esos reportajes de transportes imposibles en canales como Discovery Max con nuestros amigos en la seguridad de nuestras casas.

En definitiva, SnowRunner es un enorme simulador de físicas al volante. Un juego lleno de desafíos que se aleja de la conducción sin más. Cabe decir que no es un juego que podamos asumir sin mucha paciencia y experiencia previa al volante, tanto digital como en el mundo real. Visualmente es muy llamativo y dispone de una banda sonora que se queda en un sencillo hilo que acompaña a la conducción mientras nos mece en el relax de la soledad de la carretera.

9

Nota

9.0/10

Pros

  • Simulación de físicas extrema
  • Presentación visual de los escenarios
  • Variedad de vehículos
  • Factor desafiante de exploración

Cons

  • No apto para novatos
  • Puede resultar estresante
  • Cualquier tarea puede requerir cantidades de tiempo elevadas
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.