Este muerto está muy vivo

Skelattack aparece de golpe y porrazo como una de las sorpresas más interesantes de este mes de junio. Ha llegado a nuestras consolas haciendo poco ruido pero se ha sabido hacer un hueco entre todos los lanzamientos y un interés común que lo ha colocado directamente en el podio de los juegos de aventuras independientes. El estudio que ha dado a luz a este estupendo juego se llama Ukuza y, si no falla la información, es el primer juego que crean. Pero lo más interesante es que ha sido Konami la que ha editado y lanzado el juego, apadrinando el proyecto y sacándolo a la venta en todas las plataformas posibles.

Aftervale es un lugar tranquilo donde pasar la eternidad… si te dejan!

Skully es un joven esqueleto. Bueno, en realidad era una persona pero falleció recientemente y ahora lleva una vida estupenda en Aftervale, una población maravillosa bajo tierra, en el inframundo, donde todo son esqueletos y buen royo. Junto con su colega Imber simplemente se dedican a vivir una vida de muerte más allá de las tierras humanas. Pero un día, sin comerlo ni beberlo, alguien rapta a uno de los habitantes de Aftervale. No se llevaron a uno cualquiera sino que con ellos desapareció el esqueleto más veterano de todos, Elzedon. ¿La razón?. Pues eso hay que descubrirlo como sea y aquí entran en juego Skully e Imber que deberán de aventurarse en esta historia.

Morir una y otra vez será un trámite normal y muy rápido que no interrumpirá el ritmo de juego

Vamos con la jugabilidad de Skelattack que es donde está mucha parte de la chicha de este título. Skully puede saltar, golpear con su espada y agarrarse levemente a las paredes para así impulsarte y es esta la que más explota el juego sin ninguna duda. Estamos ante un metroidvania que tiene el mapa más reducido de lo normal pero que, en su escala, es interesante como aprovecha cada uno de los rincones. Todo es accesible, por supuesto, pero no para es apto para todo el mundo. Con esto quiero decir que, si te la juegas puede que mueras un montón de veces y te toque repetir la sección pero que, si consigues dominar el pequeño puzzle de plataformas te sentirás como un maestro del mando.

Skully e Imber, colegas hasta que la …¿muerte los separe?. Nah! por siempre juntos!

Cada una de las zonas tiene colocados varios “fuegos fatuos” donde marcaremos el punto de control . Esto servirá para aparecer inmediatamente en el último que hemos tocado cuando muramos. No hay esperas ni cargas, es todo fluido y esto ayuda a que no decaiga el ritmo en ningún momento. La parte que peor está resuelta de la jugabilidad son los combates que no aportan nada en absoluto. Golpear por golpear para que los enemigos dejen de molestar y ya. Los enemigos tampoco es que sean muy variados y se pueden contar con los dedos de la mano pero si que pueden ser puñeteros al interrumpirnos un salto por ejemplo.

Una de las grandes pegas es que viene completamente en inglés

La dificultad de Skelattack reside en sus plataformas y no en sus enemigos pero no solo en los que nos encontramos por los niveles sino que los jefes de zona tampoco son nada del otro mundo. No tienen ninguna complicación y posiblemente os los paséis a la primera sin tener que penar ni un poquito. Los entornos por los que nos moveremos serán variados y algunas de las secciones más plataformas son realmente muy inteligentes y retadoras. Otro punto muy negativo que hay que recalcar es que Skelattack, a pesar de llegar bajo el amparo de Konami, llega en completo inglés y es un serio problema ya que, si no tienes buenas nociones de este idioma, te enterarás de bien poco. Es una lástima porque tiene muchísimo diálogo y es muy divertido de leer.

Estos humanos no son muy inteligentes y no nos llevará mucho dominar su sencillo sistema de combate

Ahora hablemos del apartado técnico de Skelattack porque es su punto fuerte. Gráficamente es super simpático, es algo fuera de lo normal. Muy divertido tanto de jugar como de ver, con unos diseños muy interesantes y cuidados. Llaman la atención los gestos de Skully e Imber que están muy logrados y son expresivos hasta decir basta. Los entornos están también muy conseguidos y da la sensación de estar jugando en un cómic. Pero la parte gráfica no impactaría ni la mitad de lo que lo hace si no fuese por una banda sonora absolutamente maravillosa que te mete de lleno en toda situación con melodías pegadizas y temas muy trabajados. Aquí os dejo mi favorita:

Conclusiones

Skelattack es un muy buen juego de plataformas que te exprime en cada uno de los saltos que das. Si que es cierto que quizás no sea tan grande como otros del mismo género pero consigue engancharte desde el primer minuto gracias a un control preciso, un aspecto gráfico maravilloso y una banda sonora que es digna de mención. El conjunto en si es magnífico y muy divertido pero hay que ponerle una gran pega y es que la dificultad de los enemigos y jefes de sección es reducida, no tienen ninguna complicación. Otro punto muy negativo que tiene Skelattack es que está en completo inglés a pesar de llegar bajo el amparo de Konami y es algo que realmente puede tirar para atrás a muchos jugadores porque tiene mucho dialogo y es muy divertido e interesante enterarte de todo lo que cuentan estos dos amiguetes del inframundo. Si el inglés no es una traba para ti lánzate ahora mismo a por el porque lo disfrutarás como un enano.

Skelattack

19,99€
8.4

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.5/10

Diversión/Durabilidad

9.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Pros

  • Un apartado audiovisual genial
  • Un manejo sencillo
  • Las plataformas endiabladas que te exigen el 100%

Cons

  • Está en inglés
  • Los combates contra los jefes son muy fáciles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.