Análisis de Samurai Warriors 5 para Xbox Series X

Una semana más os traigo un nuevo análisis. En esta ocasión me visto con mis ropajes del shogunato para contaros mis vivencias en la unificación del Japón de la era Sengoku. En un momento cruento para el país del sol naciente, Oda Nobunaga decide iniciar una unificación de las diferentes casas, y aquellas que no se quieran unir… pues deberán desaparecer. Desde Koei Tecmo nos llega la última interpretación, llena de licencias y fantasía, de la guerra de los Shogun, Samurai Warriors 5. Grandes ejércitos, una IA algo paleta y mucha acción shonen por pantalla.

Venid a mí, pero con la cara descubierta

Vamos a dejar las cosas claras desde el comienzo: Samurai Warriors 5 es un musou, y como tal se comporta. Esto implica batallas multitudinarias con peleles, muchos efectos especiales en los personajes con nombre y apellido y una guerra que parece no tener fin. Todo esto nos lleva a recorrer escenarios, bastante grandes y variados, blandiendo todo tipo de armas mientras diezmamos grandes huestes. A nivel de combate tenemos lo esperado dentro del género, combos de dos botones donde la combinación de esto lleva a unos ataques u otros. Asimismo, cada arma ofrece sus propios movimientos y estadísticas. De esta forma, la agilidad de la espada doble difiere de la versatilidad de la lanza, así como se distingue de la potencia del martillo. Hay un buen elenco de armas para probar.

Si bien cada personaje tiene un estilo de arma por defecto, o favorita, es posible equiparle cualquier otra. Además, cuanto más usamos las armas, más dominio sobre ella consigue el personaje; lo que lleva a desbloquear mejoras de estadísticas, así como nuevos combos que probar. La destrucción está a una “S” de distancia. A todo esto, aunque el protagonista es Oda Nobunaga, también tenemos un amplio elenco de personajes de toda índole con los que jugar y probar dichas armas. Por otra parte, cada personaje jugable ofrece un arbol de habilidades propio así como nivel que incrementa sus estadísticas. Los puntos de habilidad son compartidos entre todos, por lo que no tenemos que jugar con cada uno para mejorarlo, sin embargo si debemos decidir en quién invertimos los puntos cada vez.

Aunque el combate es bastante machaca-botones y los enemigos no dejan de ser peleles que están ahí para recibir golpes, también nos cruzamos con héroes y heroínas enemigos. Estos ofrecen algo más de reto, y más cuando vienen en grupito. No obstante, tampoco es un reto especialmente duro, y la práctica basta con defenderse y atacar cuando el enemigo termina su combo. Para complementar el sistema de combate por combinaciones de X e Y, tenemos una serie de ataques finales cuando llenamos la barra de musou. Así como una barra más que permite entrar en “modo saiyan” incrementando ataque y velocidad drásticamente, además de permitir usar un ataque musou especial por personaje. Para acabar de rematar el sistema, cada personaje permite equipar cuatro movimientos especiales ligados al arma en uso. Estos movimientos requieren de un tiempo de espera entre uso y uso que varía según la potencia de cada uno.

Samurai Warriors 5 se puede jugar solo o acompañado. Desde el multijugador cooperativo local, hasta una opción online de matchmaking, el título da posibilidades varias para disfrutar del arte de la guerra. Si decidimos jugar en solitario, podemos alternar entre nuestro personaje principal y el compañero que hayamos escogido. Esto resulta práctico para desplazarse rápido por el mapeado, dado que el que no controlamos manualmente sabe ir buscando los objetivos por su cuenta. Esto choca diametralmente con la torpeza de las IA, claramente nuestro compañero es más avispado que los enemigos.

Crecimiento personal y desarrollo del imperio

Como ya he comentado antes, los personajes suben de nivel y mejoran su afinidad con las armas que usan, además de adquirir mejoras en el árbol de habilidades. No obstante no es lo único que mejora en este juego, ni tampoco la única forma de mejorar. Los personajes pueden usar experiencia acumulada tras las batallas para subir niveles aun sin luchar. Asimismo, a cambio de maestría de armas, es posible subir la afinidad con el arma escogida en el personaje deseado. Hay múltiples sistemas para mejorar personajes que no usemos mucho. En cuanto al imperio de Nobunaga, tenemos “My Castle”, que es una suerte de edificios donde realizar acciones. Esto implica que la tienda, los establos, el dojo y demás se pueden mejorar mediante dinero y materiales. Estas mejoras permiten acceder a mejores objetos, mayor crecimiento de los personajes y otras ventajas globales.

Como podéis ver, no todo es luchar, también hay una serie de gestiones que podemos realizar en Samurai Warriors 5. Comprar caballos y combinarlos para tener mejores, vender o comprar armas, aplicar bonus y mejoras en dichas armas o entrenar a los personajes en el dojo son solo algunas de las posibilidades. En este punto es interesante comentar que el juego ofrece la campaña al uso, pero también un modo My Castle. En este modo alternativo nos vemos envueltos en batallas adicionales para defender nuestros territorios. El objetivo de My Castle es conseguir materiales, objetos útiles y dinero para que el imperio crezca. Además, jugar aquí permite mejorar la relación entre los héroes que usemos, lo que luego lleva a desbloquear conversaciones cinemáticas exclusivas entre ellos.

La campaña también ofrece alternativas. En Samurai Warriors 5 iremos desbloqueando líneas alternativas protagonizadas por otros personajes. Estas nos permitirán ver la guerra desde otros puntos de vista, así como conocer mejor a los demás protagonistas. Es totalmente opcional jugar estos capítulos, pero solo se desbloquearán sin avanzamos la historia de Nobunaga y, a su vez, vamos jugando los capítulos intermedios.

El brilli brilli y lo que no brilla tanto

Samurai Warriors 5 resulta gratificante a nivel visual. Podemos encontrar un número ingente de enemigos por pantalla, así como detalles visuales por todas partes. Cierto es que hay recortes gráficos aquí y allá en forma de texturas pobres y objetos sencillos en el decorado, pero el acabado de los personajes es muy competente. Cada protagonista goza de una amplia sonrisa, un traje totalmente único y una personalidad diferenciada. No es Scarlet Nexus, pero a nivel visual me han gustado los diseños y el acabado general. En cuanto al rendimiento, en Xbox Series X he tenido una experiencia fluida y sin dientes de sierra, además de tiempos de carga realmente bajos, sino instantáneos.

Por desgracia, Samurai Warriors 5 no deja de ser un musou. El combate es divertido y desestresante, pero es como apalear muñecos inertes la gran parte del tiempo. La historia tiene su punto al trabajar una precuela en la saga, pero tampoco creo que tenga demasiado rigor histórico y se pierde en el shonen juvenil en muchos momentos. Asimismo, la interfaz en combate puede ser algo caótica y cargante. Cada nuevo objetivo o acción se nos notifica pausando el juego y abriendo el mapa, lo cual me resulta un tanto cargante porque interrumpe la acción de forma constante. Cabe destacar que el juego solo ofrece el inglés como lenguaje escrito, mientras que el japonés se encarga del doblaje. Por ende, hay que dominar alguno de estos dos idiomas para estar al tanto de todo lo que sucede.

Conclusiones

Samurai Warriors 5 es un interesante título de acción y desenfreno. El género musou se mantiene vivo añadiendo interacción, opciones fuera de combate y dinamismo a las batallas. Sin duda es un juego que sabe disipar el estrés gracias a sus gráficos coloridos y su combate simple pero vistoso. Quizás no sea suficiente para que el juego no resulte repetitivo a los pocos combates. No obstante, si venimos buscando el género del musou, este juego sabrá satisfacer las necesidades de sentirse un Dios entre meros mortales.

Samurai Warriors 5

69.99€
7

Nota

7.0/10

Pros

  • Desestresante
  • Dinámico
  • Muchas opciones de gestión

Cons

  • Puede resultar repetitivo
  • Tiene recortes visuales que manchan el diseño artístico
  • Solo en inglés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.