La cultura hindú con un buen toque de acción y plataformas

La acción y las plataformas se llevan dando la mano desde que el mundo es mundo y, como era de esperar, la evolución se va nutriendo de muchas ideas que han venido surgiendo a raíz de otros juegos. Raji: An Ancient Epic, el juego desarrollado por Nodding Heads Games, ha sabido utilizar muchos recursos distintos para conseguir una experiencia agradable con una duración muy digna que consigue atraparte desde el principio.

La historia en Raji: An Ancient Epic nos mete de lleno en la cultura hindú para mostrarnos las virtudes y defectos de cada dios y, por supuesto, de cada humano. Tras la última guerra los demonios han salido mal parados y humillados por lo que la venganza no iba a ser una riña pequeñita. Deciden tomar el control y comienzan a masacrar ciudad y a raptar niños donde, por desgracia, también se acaban llevando a Golu, hermano de Raji. Los dioses, con toda la desesperación que esta situación añade a la vida eligen a Raji como último ataque de la humanidad contra los demonios. Aquí empieza nuestra aventura de rescate por diferentes entornos que nos acabarán dejando muchas veces perplejos.

La historia se narra a través de estos cortes con marionetas.

En Raji: An Ancient Epic los escenarios son amplios, muy amplios aunque si es cierto que el camino está muy marcado y es difícil equivocarse. Por norma general, tras un área de combate donde se cierra un circulo a nuestro alrededor y hay que acabar con los enemigos, viene una zona de saltos y escaladas. No resulta pesado y le da algo de variedad en lo jugable. Lo que si me ha gustado es el control que el juego hace de la cámara donde combina vista cenital con planos en 2D y siempre nos va mostrando, de una manera muy inteligente, más de lo que deberíamos ver. El hecho de que haga incapie en el escenario y nosotros quedemos un poco más alejados da más magnitud a nuestra aventura contra los demonios. En este caso la cámara es un gran aliado del jugador y nos ofrece vistas estupendas de los parajes.

Aunque las plataformas no suponen un reto mayor si le aportan variedad al conjunto.

El otro pilar fundamental de Raji: An Ancient Epic es la acción y es que el combate hace sus cosas bien pero acaba resultando algo tosco. Tendremos un total de 3 armas distintas durante nuestra aventura y el combate está llevado de una manera muy sencilla, para no causar ninguna confusión. Tenemos combos pero si que es cierto que por su brusquedad tampoco prestamos más atención de la necesaria para hilar golpes. Lo que si me ha parecido muy interesante aunque poco explorado es el hecho de usar algunas partes del entorno para hacer ataques de area o desde el aire. El poder saltar en una columna y lanzar una salva de flechas ígneas desde el aire suele ser un buen recurso para escabullirse de entre muchos enemigos. Pero como digo, solo se puede hacer en ciertas columnas o árboles que están colocados en el centro de las áreas de combate por lo que el resto del escenario queda como un cuadro bonito sin ningún uso particular.

Los ataques especiales nos ayudan cuando estamos rodeados.

Raji podrá correr por algunas paredes en las secciones de plataformas, saltar de un lado a otro y hacer algo de escalada y es que el entorno se presta a ello aunque, si que es verdad que es muy lineal en ese aspecto pero es que no se puede pedir siempre todo. En cuanto a los jefazos tenemos varios que tampoco nos pondrán muy difíciles las cosas y siempre será más un reto el hecho de enfrentarse a varios enemigos a la vez donde tendremos que estar atentos a las esquivas y a conseguir vida mediante ejecuciones. También hay puzzles durante nuestra travesía pero no supondrán un reto ni mucho menos. Eso si, nos contarán más de la historia de Raji y Golu y también nos contarán más de los dios y demonios.

Amplios entornos de gran belleza.

En cuanto a lo técnico Raji: An Ancient Epic juega muy bien sus cartas y nos ofrece entornos llenos de color y con un buen nivel de detalle que, junto a la cámara, disfrutaremos bastante al recorrerlos. Hace muy buen uso de la iluminación y nos muestra lugares mágicos con mucho gusto. En cuanto al apartado sonoro queda un poco más de fondo con temas compuestos con instrumentos ya clásicos de la cultura india. Temas oscuros que nos acompañan durante toda nuestra aventura y que llenan el poco espacio que hay ya entre la jugabilidad, la historia bien narrada y los combates.

Conclusión

Raji: An Ancient Epic es un gran juego de acción y plataformas que te encantará tanto si te gusta el género como si es el primero al que te enfrentas. Es un juego accesible que, quitando alguna carencia en el combate por su brusquedad, se hace ameno y muy divertido. Su historia llena hasta tal punto de querer interesarte por cada una de las palabras que se nos narran (aquí podían haber metido el Hindi como idioma a parte del Inglés). Si que es cierto que los jefes más grandes no suponen un retro mayor pero, en términos generales, supone una experiencia muy positiva que deja un buen poso. Recomendado sin duda alguna.

Raji: An Ancient Epic

24,99 €
7.6

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración

8.0/10

Pros

  • Unos entornos épicos
  • La narración de la historia
  • Un buen ritmo entre combates, narraciones y plataformas

Cons

  • Los combates pueden resultar bruscos
  • Un poco más de exploración estaría bien
  • Que no se narre en Hindi es una lástima

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.