El juego ideal para disfrutar en las fiestas más “terroríficas” del año

Nicolas Meyssonnier tenía un sueño; crear un videojuego de aventuras y plataformas clásico al estilo 3D y le bautizaría como Pumpkin Jack. Durante 3 años, Nicolas le fue dando forma con sus conocimientos de lenguaje C, y con el apoyo de Yohan Jager para hacer una banda sonora original y por Adrien Lucas para la interfaz de usuario y llevar el juego a consolas.

¿Y de qué trata Pumpkin Jack? En el reino del Arcoíris, todo transcurre de forma amable, tranquila y sin más preocupaciones que los quehaceres diarios. El Diablo, hastiado de tanta normalidad decido llamarlo Reino del Aburrimiento, y desata una maldición que libera a todos los menstruos en el mundo de los humanos para divertirse.

Pero los humanos llaman a su campeón, el Hechicero más poderoso de todos los tiempos para detener los planes del Demonio, así que éste se ve obligado a llamar a su propio campeón. Un alma pura y malvada reconocida en todos los lugares de la Tierra por sus fechorías: Jack. Al ser un alma, el diablo lo encierra en una calabaza y le proporciona un cuerpo, enviándolo al Reino del Aburrimiento para acabar con el Hechicero y así triunfe el mal sobre el bien.

Vale que no es la premisa de siempre, y el anti-héroe de turno es ahora el malo, pero Jack siempre trama algo y engañar a los demás es una de sus habilidades. En Pumpkin Jack tendremos que derrotar a las fuerzas de la luz y en contra tendremos a lo que queda de los humanos y todos los monstruos descerebrados que nos atacarán pese a estar de nuestro lado (“es lo que tiene no pensar“).

Jugabilidad fuertemente inspirada en Medievil y Jack & Daxter

Como fan reconocido de las aventuras clásicas en 3D con acción y ambientación tenebrosa, puedo decir que Pumpkin Jack ofrece casi todo lo que los enamorados del género pueden desear. Plataformas sencillas, combates directos y resolución de puzles muy amena con la dificultad muy asequible pero muy divertidos.

En cada región que visitamos, la ambientación está muy lograda con los efectos de luces de colores festivos sobre Halloween, diversas plataformas que invitan a explorar y ver que más puede haber si saltamos por ahí, y una gran variedad de enemigos que nos querrán poner las cosas muy difíciles.

Nuestro objetivo será avanzar por campos de espantapájaros, cenagales y minas para llegar a donde se esconde el Hechicero, que prepara su ataque a los monstruos para liberar la Tierra. Nuestras herramientas para combatir a dichos engendros serán bastante variadas, aunque no las tenemos todas desde el principio.

Apenas aterrizar en tierras de Aburrimiento, nos topamos con un sencillo tutorial que explica nuestros movimientos, que son saltar, trepar a cornisas, un doble salto y rodar para esquivar ataques enemigos y trampas. en cuanto al combate, al igual que pasa en Medievil, es demasiado limitado, pues solo tendremos un botón de ataque con una secuencia de 3 golpes, ataque en salto y un golpe devastador y atacamos desde el aire tras dar un doble salto.

Además, no estamos solos en nuestro viaje, pues una lechuza nos dará instrucciones en diversos puntos de los escenarios y sobre nuestro hombro irá un cuervo con humor apaleable que podremos lanzar contra obstáculos enemigos. El cuervo solo tiene un ataque, y se recargará tras unos 5 segundos, siendo útil para atacar a distancia e interrumpir algunos ataques enemigos dándonos una ligera ventaja.

Cuando alcancemos el final del escenario, nos aguarda un jefe final que nos cerrará el paso, cada uno con sus ataques propios y huestes de enemigos a sus cargo para ponernos las cosas más difíciles. No hay barra de vida para los bosses, y solo habrá que golpear 3 veces con elementos del entorno, o descargarles una serie de combos para acabar con ellos. La recompensa, además de permitirnos continuar nuestro camino será un nuevo arma con características diferentes a las anteriores, pero seguro las usaremos más que el primer arma que es una pala.

En la variedad está el gusto y la diversión

Durante las 6 fases que consta el juego, que podremos completar en unas 5/6 horas dependiendo de nuestra habilidad y afán por explorar, irán apareciendo nuevos enemigos y diversas mecánicas en forma de carreras sobre railes y resolución de puzles. Concretamente habrá 2 de cada en cada región y serán totalmente diferentes en cada escenario, lo que le da una variedad que no imaginaba al encarar este título.

De vez en cuando, encontraremos el paso cerrado por algún mecanismo o mini boss que nos hará resolver unos puzles bastante sencillos pero divertidos. A estos rompecabezas accederemos ofreciendo nuestra cabeza de calabaza como sacrificio y solo podremos volver a nuestro cuerpo cuando resolvamos el acertijo.

Dentro del puzle nos moveremos con la cabeza de Jack unos tentáculos, que nos permitirán hacer saltos simples y dobles, y golpear objetos como cajas y mecanismos. La dificultad de los rompecabezas es bastante asequible, pero la manera de llevarlos a cabo es tan divertida que nos olvidamos de esto rápidamente; además, como hemos dicho, en cada región hay 2 puzles con los mismos mecanismos, pero estos cambian totalmente cuando estamos en otra región.

En cuanto a las carreras sobre raíles “y nunca mejor dicho”, pasa igual que con los puzles, pues nos encontramos 2 secciones en cada mapa que tendremos que recorrer para seguir avanzando. Desde huidas a pie sobre maderos en edificios que se están derrumbando, hasta recorridos a caballo, vagones de mina sobre railes y demás, que tendremos que guiar girando, saltando y lanzando nuestro cuervo para derribar puertas o tender puentes.

En todos estos casos solo hay un camino, no pudiendo explorar a nuestro antojo, salvo saltar a una plataforma en lugar de a otra, pero siempre hacia delante. En algunos de estos casos, habrá algún coleccionable que podemos perder si no estamos atentos cuando vayamos corriendo, aunque siempre podemos volver más adelante. Si nos estrellamos volveremos al punto de partida de la carrera, así que no desesperen, con paciencia es muy fácil salir adelante y seguir nuestro camino, pero de la forma más divertida.

Y para terminar y hacer el juego algo más entretenido, solo para los cazadores de logros, tendremos que encontrar unos coleccionables en cada reglón. En cada mundo hay escondidas unas 20 cabezas de cuervo y un gramófono, que son fáciles de encontrar (salvo alguno que se me ha escapado). Las cabezas de cuervo sirven para comprar trajes para Jack, que nos proporcionará un vendedor misteriosos que anda escondido en cada fase. Y en cuanto a los gramófonos tan solo sirven para coleccionar y que Jack se marque un bailes diferente según la música que reproducen.

Para que sea más orientativo, los creadores del juego han querido que los coleccionables despidan una luz de área y sobre todo, emiten un zumbido mezclado con graznido de cuervos o una melodía en el caso de los gramófonos. Hay que mirar bien en cada rincón, aunque no nos perderemos en ningún momento; solo hay que mantenerse alerta ante la emisión de los sonidos y obtener nuestra recompensa.

Jack marcándose un baile al encontrar un gramófono

A Pumpkin Jack le faltó la guinda del pastel

Pese a todas las bondades que me ha ofrecido el juego, he echado en falta algunas cosas que lo hubieran hecho redondo y posiblemente un juego de culto como puede ser Medievil. Las principales son la simpleza de sus combates y la falta total de progreso del personaje. Cuando derrotamos enemigos, éstos sueltan unas luces verdes que nos rellenan la vida, al igual que pasa cuando rompemos algunos objetos del escenario ocurre lo mismo: rellenar nuestro medidor de salud.

Este es el único elemento que posee Jack, ya que ni aprendemos combos diferentes, ni habilidades extra, ni hacer que el cuervo mejore en nada sus ataques o lo s haga más variados. La forma de hacer el combate más divertido es usar las diferentes armas que obtenemos de cada jefe final, pues éstas tienen distintos ataques ya sean de área, golpes fuertes o combos rápidos.

Igual le falta ese punto de progresión de personaje y desbloquear diferentes habilidades, el cual le hubiera dado mucha profundidad a un juego que pese a ser muy divertido peca de lo mismo en el cual se inspira: es demasiado simple. Además, si sus mundos estivaran interconectados, con áreas inaccesibles a las que volver cuando desbloqueáramos ciertas habilidades u obtenido alguna reliquia.

Quizás un salto más grande impulsado por el cuervo, más variedad de golpes para unos combates más interesantes y reliquias que nos ofrecieran más poderes, replantearían cada mapa y alargarían de manera muy satisfactoria la vuelta a zonas anteriores, haciendo que aparecieran más enemigos y que fueran algo más poderosos.

Y por último, he encontrado dos fallos muy destacables, a parte del pobre rendimiento en algunas zonas que podrían solucionarse con el último parche. Hablo de un fallo que hace que aparezca la palabra “Error” en los cuadros de dialogo de los tutoriales y que pretendían mostrar qué botón pulsar, aunque esto se solucionará seguramente.

Pero hay un error muy grave que corrompe las partidas del todo y hay que comenzar una nueva. Sucede cuando abandonamos el juego sin salir al menú principal, y conlleva que morimos todo el rato nada más parecer. Ni siquiera comenzando de nuevo un nivel anterior se soluciona, pues cuando pasamos al nivel donde ocurría el error, vuelve a pasar lo mismo. Hay que borra la partida desde los ajustes y comenzar una nueva partida.

Un aspecto audiovisual que enamora

Nicolas Meyssonnier deja claro con sus diseños que se ha inspirado fuertemente en Medievil, con unos escenarios sombríos, llenos de colores verdosos, anaranjados y morados que hacen contraste con los paisajes medievales. Cementerios, minas y campos de espantapájaros son todo guiños a una obra que ha marcado a muchos y que nos transporta directamente a la fiesta de Halloween.

Pese a no tener unos gráficos muy destacables, el juego es muy bonito, con unos efectos de luces y sombras muy agradables a la par que “aterradores” siempre con el enfoque del humor negro e incluso apaleable en algunas ocasiones. Todo acompañado por efectos de luz muy logrados que nos transporta a obras de la temática del día de los muertos y las brujas.

Esto está acompañado por ha banda sonora increíble, a la altura o casi de la fuente de su inspiración, unos efectos de sonido con nos sumergen en la ambientación Halloweenera y unos diálogos de lo más socarrones. Pese a no existir doblaje, los diálogos de texto vienen localizados al español y nos cuentan algo de la historia.

Un juego de los que faltan hoy día y que es muy bienvenido

A pesar de sus deficiencias en cuanto a dificultad o no tener un progreso adaptado a las jugabilidades actuales, éste es un título que esperaba con muchas ganas, y que en definitiva no me ha decepcionado. Con coger el mando y no querer soltarlo, te das cuenta de lo divertido que es, no teniendo que añadir mucho más.

Nótese que soy un gran fan de Medievil, y este “homenaje” está a la altura de mis expectativas en muchos aspectos, pero ya he advertido de lo que necesitaba para convertirse en una franquicia sólida. Aunque si somos honestos, para ser un trabajo realizado en 3 años por su a sola persona con el apoyo de otras 2 y publicado por Headup Games, podemos decir que estamos ante una de las sorpresas del año.

Hoy día existe la necesidad real de que este género obtenga títulos como Pumpkin Jack, siendo además ahora su autor uno de esos desarrolladores que pueden sacar juegos de fantasía y aventura para todos los públicos. Aún así, el empujoncito que le falta a este título para dejar de ser algo genérico y convertirse en un imprescindible podría llegar en forma de inversión de alguna editora que rescate este gran talento.

Pumpkin Jack está disponible en Xbox One (29,99€ y con un descuento del 20% hasta el 31 de octubre a 23,99€), Nintendo Switch y PC vía Steam.

Pumpkin Jack

29,99 €
7

Nota Final

7.0/10

Pros

  • Visualmente hermoso
  • Banda sonora muy trabajada
  • La ambientación
  • La variedad de situaciones y enemigos
  • El humor

Cons

  • Mecánicas de combate simples
  • No hay progreso del personaje
  • Algún bug puntual y otro que corrompe la partida
  • Se echa en falta conexión entre regiones
  • Algo genérico

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.