Sacamos nuestras impresiones de uno de los títulos más esperados de este 2017.

Después de triunfar de una manera desmesurada en PC, siendo el juego con mayor tasa de jugadores diarios y de fama de nivel mundial, llega desde Steam de forma exclusiva a Xbox One. Y es que hay que haber estado en una isla desierta y sin nada de contacto para no haber escuchado hablar de PlayerUnknown’s Battlegrounds y no saber de su existencia. Por ello damos por hecho de que todo el mundo que está inmerso en el mundo de los videojuegos ha escuchado su nombre alguna vez, siendo también de los juegos más retransmitidos en en plataformas como YouTube o Twitch.tv.

Aun así lo más sensato antes de entrar en materia es explicar la premisa principal del juego, y siempre desde el punto de vista de la versión que ha llegado a consola, su versión early acces y dejando de lado el contenido que se encuentra hoy en dia en su versión de PC. Dicho esto, lo que nos propone PlayerUnknown’s Battlegrounds de primeras no tiene mucha complicación. Una Isla, cien jugadores y solo puede quedar uno. ¿A que parece fácil? Sin embargo es algo más complejo, y es que no dudaremos mucho si no estamos con todos los sentidos puestos en el juego. Y es que PUBG pese a ser un juego del cual se puede decir que tan solo tiene un modo de juego, cada partida es un mundo y con muchos más entresijos de lo que puede parecer a simple vista.

Para empezar, nosotros como jugador aparecemos directamente a bordo de un avión, y una vez empieza a adentrarse por las tierras del extenso mapa tendremos que elegir donde queremos lanzarnos de él con nuestro paracaídas, lo único con lo que seremos lanzado, ya que nuestro personaje irá con lo puesto y sin ningún tipo de arma o accesorio. Pues bien, una vez en tierra toca aprovisionarnos de cualquier tipo de arma, de vendas y botiquines, y ya si encontramos un chaleco antibalas mejor que mejor. Todos los jugadores, osea los 99 restantes, estarán en igualdad de condiciones, con lo que la desventaja no existe, solo ser el más cauto. Rápido y hábil.

En cuanto al armamento lo tendremos de todo tipo y siendo cada una más útil depende del momento, por ejemplo, una escopeta será más útil si nos encontramos en una zona con muchas casas o edificios. Luego tendremos desde ametralladoras, pistolas, revólveres, sub-fusiles o rifles de francotirador. Pero también tendremos armas blancas como ballestas, machetes, una hoz e incluso, lo que nos puede sacar más de un apuro, sartenes, sí habéis leído bien, podemos usar una sartén para atizar al resto de los jugadores, pero poco recomendable a no ser que quieras perecer pronto. Además una vez que te dan caza no queda otra que volver al menú principal y volver a buscar una nueva partida. Por si todo esto fuese poco también tendremos diferentes tipos de granadas a nuestra disposición, cegadoras, de humo y fragmentación.

Las armas de fuego además serán personalizables, encontramos ampliaciones de cargador, silenciadores, culatas y mangos que afectaran a la precisión y al daño. Todo esto, al igual que la ropa e indumentaria como cascos, camisas pantalones y chalecos antibalas los encontraremos esparcidos por el mapa, y en su mayoría dentro de las cientos de casas y ubicaciones cerradas de la isla.

Hablamos de armas, y parece que sea lo único que podemos personalizar, pero no, nuestro personaje también será personalizable, en base a mujer u hombre. Cada vez que finalicemos una partida se nos otorgará una puntuación basada en la posición que hayamos logrado quedar, cuanto tiempo hemos logrado sobrevivir o cuantos enemigos hemos eliminado. Estadísticas que pueden variar según juguemos, solos, dúo, o en escuadra, (podemos comprobar nuestras estadísticas y ranking por servidor desde el menú principal). Pues bien, dependiendo de la puntuación conseguida también se nos otorgarán unos créditos. Estos créditos los podremos usar para comprar nuevas ropas, máscaras, cinturones o cambiar el peinado de nuestro personaje o sexo entre otras cosas. Pero también podremos probar suerte en las cajas botín adquiribles con estos créditos las cuales nos darán un objeto aleatorio, independientemente de las tres tipos diferentes de cajas que hay.

Como he comentado y sin indagar mucho más en este aspecto, hay muchas maneras posibles de afrontar la partida, lo que  hace  a PUBG altamente rejugable, y haciendo cada partida diferente. Podemos jugar de una manera más cautelosa, ir agazapado entre las sombras o por qué no, quedarnos escondido en una casa esperando que alguien habrá la puerta. Pero Bluehole, la compañía desarrolladora, ha sido inteligente en cuanto a esto, y es que en algún momento tiene que terminar la partida. Para ello el mapa estará marcado por un gran círculo, que cada vez que pase un breve periodo de tiempo irá cerrando el cerco y la zona jugable. Con esto cuanto menos jugadores queden serán obligados a ir usando la estrategia para mantenerse con vida e ir avanzando hacia donde se les obliga.

Puede pasar que la zona empiece a cerrarse y no nos encontremos en zona segura, no nos matará al momento, pero solo es cuestión de tiempo. Si no estamos seguros, veremos una pared de color azul invadiendo la zona. También de vez en cuando se marcaran círculos en el mapa de color rojo, estas zonas, de las cuales seremos avisados antes, son bombardeadas por un tiempo limitado, matando a quien se encuentre bajo la marca.

Si estamos lejos de evadir la zona y por consecuente, con dificultad de llegar a tiempo de meternos en territorio seguro, puede que con suerte quizá tengamos un vehículo cerca con el que salir pitando. En cuanto a estos, tendremos una lancha, un buggie, un todoterreno y coche o moto, simple o con sidecar.

Juzguémoslo como lo que es, un juego en desarrollo

Como he dicho al principio de esta reseña, el juego ha llegado a Xbox One en modo de early acces, y esto quiere decir que no está terminado. Sin embargo, si ha recibido algún tipo de queja el título, es en cuanto a su framerate. Las texturas tardan en cargar, y cuando te estas tirando del avión, no se vislumbra bien la zona en la que aterrizarás ya que no se aprecia bien dónde puede llegar a haber casas o descampado, no estando optimizado del todo por el momento el motor Unreal Engine. Sin embargo, es de los mejores juegos que han llegado en cuanto a rendimiento al programa Xbox Live Preview. Cabe destacar su posibilidad para poder jugar y variar entre cámara en primera o tercera persona.

Hablando de problemas de conexión, debo decir que en mi experiencia y las partidas que jugado no he tenido, si bien es cierto que hay partidas que nos las completa y no llega a los 100 jugadores, no he tenido caídas de partida o problemas de búsqueda, ni jugando solo ni en escuadra.

Pese a lo mencionado, no es un juego que luzca mal gráficamente en Xbox One, y que además seguirá actualizándose hasta el día de su salida definitivo y  mejorando todo lo dicho. Y por supuesto actualizándose con nuevo contenido como en su versión de PC.

Conclusión

PlayerUnknown’s Battlegrounds es un juego que debe ser jugado, es una experiencia divertida y única, y pese a no poseer varios modos de juego diferentes, estos no se echan en falta, ya que son varias las posibilidades de afrontar cada partida, y su precio más que ajustado con lo que ofrece. PUBG ha conseguido congregar a un millón de jugadores en tan solo 48h, convirtiéndose en el juego del programa Xbox Game Preview más exitoso de los últimos años, siendo algo más que merecido por méritos propios, y por qué logra ser un título que entretiene como pocos.