de Blob 2, un videojuego de plataformas que atrapa y divierte por horas.

Para dar una breve introducción al análisis debo comentar que no he jugado a la primer entrega del videojuego de la serie de Blob, ni en su momento cuando se lanzó para Xbox 360 su secuela tuve la oportunidad de hacerlo. Lanzando THQ Nordic el videojuego de Blob 2 en Xbox One, ha sido esta la perfecta ocasión para probar un videojuego de plataformas que resultará todo un peligro para quien desee una partida corta, pues de seguro al igual que me ha sucedido a mí, te enganchará por horas dentro de su sombrío mundo al cual tendrás que llenar de color.

Para jugar a de Blob 2 no se hace necesario el haber disfrutado de su primera parte, puesto que desde el principio de la aventura se nos da una breve introducción de lo que ha sucedido y cuál es nuestra tarea. Tampoco es necesario preocuparse por personajes que ya hayan aparecido en la primera parte, y es que al igual que con la trama esto no supone un gran problema. Al inicio de nuestra aventura se nos presenta al héroe que salvará a este mundo de sucumbir ante las fuerzas del mal, Blob, una simpática y colorida criatura que como antes mencione tendrá como tarea el pintar todo lo que se atraviese en su camino. El villano a derrotar será el Camarada Black y sus secuaces, los Inkies, quienes buscan eliminar el color de todo el mundo. Nuestro simpático amigo tendrá que arreglárselas para pintar los escenarios y enemigos a través de los diferentes niveles que se irán desbloqueando conforme se avance en la aventura.

La mecánica de pintar es lo que hace tan fascinante a este videojuego de plataformas, diferenciándolo de otros títulos del género y haciendo de esta una experiencia bastante única, que sorprende aún no se haya explotado en la actual generación. Para llenar al mundo de color y arruinarle los planes a nuestros enemigos, durante los primeros compases de la aventura estarán repartidos en diferentes localizaciones del escenario estanques de pintura de diferentes colores, al presionar RT sobre estos, Blob podrá recargar sus depósitos de pintura y así pintar más objetos y partes del escenario.

El pintarlo todo es una mecánica que no logra aburrir, para completar el objetivo principal de cada nivel tendremos un contador de tiempo que en caso de llegar a su final nos obligará a regresar al último punto de guardado. Dudo mucho que por la dificultad de los retos que se nos plantean te llegues a quedar sin tiempo, pero puede que al igual que como a mí me sucedió (en más ocasiones de las deseadas), te olvides por completo de la tarea principal y te dediques exclusivamente a pintar todo lo que ves.

Si bien para pintar solo se hace necesario el pasar por encima de la superficie a la cual deseamos volver a la vida, nuestra tarea irá ganando en complejidad, y es que según avance la aventura también tendremos que pintar paredes muy altas y ciudadanos a los que se les ha robado el color. También habrá ocasiones en las que nos enfrentemos a enemigos u objetos que solo puedan ser pintados con una determinada cantidad de color, lo que vaciará nuestro depósito y nos obliga a buscar formas alternativas de llenarlo, y es que no siempre habrá estanques en los cuales recargar.

En esas ocasiones en las que no haya estanques o que estén contaminados por tinta, de Blob 2 nos muestra su otra cara, convirtiéndose el videojuego en un plataformas en 2D un poco más retante si se le compara con la parte de exploración en 3D. Estas fases de más plataformeo y puzzles si bien no son demasiado complicadas si que nos obligarán a utilizar la cabeza un poco más al tener que idear formas en las cuales resolverlos. La primera vez que me tope con una de estas fases creía que serían aburridas o demasiado repetitivas, todo lo contrario resultan en otra forma de otorgar variedad a la jugabilidad y de añadir un poco más de reto al videojuego.

En cuanto a la variedad de enemigos nos iremos encontrando con diferentes secuaces del camarada Black durante el transcurso de la aventura, si bien no es difícil el derrotarlos lo que les da complejidad es que nos obligarán a afrontar las situaciones de maneras a las que no estamos acostumbrados, y es que por ejemplo habrán enemigos a los que no se les pueda derrotar al pintarles, teniendo que optar por lanzarnos a estanques de agua para que Blob quede sin color y así nos sea más fácil el escabullirnos entre nuestros enemigos.

El mundo de Blob 2 se encuentra dividido en niveles, cada uno con un escenario diferente, localizaciones monocromáticas a las que nuestro protagonista llenará de color y de vida. Como ya lo había mencionado, cada nivel tiene un objetivo principal que se debe completar en un tiempo determinado, una vez hayamos cumplido con este objetivo desaparecerá la presión del tiempo y tendrás la opción de avanzar o de quedarte un rato más y descubrir lo que el escenario tiene por ofrecer. Las misiones secundarias que aparecen por todo el escenario no están allí para alargar artificialmente la duración del título, de hecho se harían en falta, y es que una vez el escenario está lleno de color solo quieres descubrir lo que tiene por ofrecer y buscar esas zonas que aún faltan por ser pintadas.

Gráficamente puede notarse que el videojuego tiene unos cuantos años encima, pero esto no resulta demasiado chocante y es que su colorido apartado artístico se hace bastante agradable a la vista, después de todo es el jugador quien elige el color que le dará a este bello mundo. Por supuesto, y debido a que estamos ante un videojuego del año 2011, sí que han habido algunas mejoras, enfocadas principalmente en el aumento de resolución y en hacer que en la experiencia de juego no se lleguen a tener problemas de rendimiento. El único aspecto negativo es que en ciertas ocasiones hay objetos y elementos del entorno que aparecen de repente, esto debido a que no se habían cargado, si bien no es un gran fallo pero puede llegar a ser molesto.

En cuanto al apartado sonoro si bien es poco lo que tengo por decir, pues la única forma en la que lo disfrutarás por completo es paseandote por el videojuego, si que quiero comentar que a mi parecer es excelente. Cuando llegamos a un escenario sin color el videojuego posee una atmósfera sombría y la música ayuda a que no te sientas demasiado cómodo, pero una vez que Blob consiga la primer gota de pintura es cuando la música tiene un papel muy importante, ritmos bastante alegres y pegadizos que animan a seguir jugando y que son la perfecta compañía para partidas en las que el tiempo se te pasará volando.

Una característica que incluye esta remasterización es la posibilidad de disfrutar de 12 nuevos niveles que no estaban en su versión original, un extra que es bienvenido gracias a lo enganchante que resulta el recorrer los entornos del videojuego. Otro elemento que multiplica la diversión del videojuego es su soporte multijugador para hasta 2 jugadores, permitiendote disfrutar del título aún más gracias a la compañía de un amigo.

Con una duración aproximada de unas 8 a 10 horas dependiendo de que tanto decidas explorar lo que de Blob 2 tiene por ofrecer, y pese a ser la remasterización de un videojuego de la pasada generación, este poco común videojuego de plataformas resulta siendo una de las mejores experiencias con las que me he topado dentro del género, su sombrío mundo al cual daremos color y llenaremos de vida consiguió atraparme por horas que se me hicieron cortas, siendo la batería baja de mi mando lo unico que me impidió continuar avanzando.

Si estás en búsqueda de una aventura de plataformas que si bien no sea muy retante logre darte unas cuantas horas de diversión, de Blob 2 es el videojuego perfecto. Quiero terminar este texto con una analogía con la que espero dejar claro lo que de Blob 2 logró transmitirme, el videojuego resulta ser como una de las películas de Pixar de los años 2000, ya se pueden notar ciertas limitaciones a simple vista, pero eso no llega quitarles en ningún momento la magia que en su momento despertaban, de Blob 2 es eso, una obra que resulta atemporal, que a día de hoy resultará igual de divertida como ya lo hacía al momento de lanzarse en Xbox 360, y que en mí solo deja la duda de lo que podría hacerse en una tercera entrega.

de Blob 2

29,99 €
8

Jugabilidad

8.0/10

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Duración/Diversión

8.5/10

Pros

  • Su jugabilidad atrapa desde el primer momento.
  • Su modalidad multijugador multiplica la diversión.
  • Su apartado artístico aún resulta bastante llamativo.
  • Las melodías del videojuego se mezclan a la perfección con la jugabilidad
  • Puede ser disfrutado por público de todas las edades.

Cons

  • Algunas texturas aparecen de la nada.
  • No hay grandes incentivos para quienes ya lo hayan disfrutado.