Outlast 2 sigue manteniendo el mismo objetivo que en la primera entrega: que pases auténtico miedo

La desarrolladora independiente canadiense Red Barrels nos trae una nueva entrega de Outlast, algo bastante esperado por el público de terror, al quedarse la mayoría bastantes satisfechos con su primer título y su DLC Whistlebower. Sabemos que este juego no es para todos los públicos ni siquiera para los que les guste el terror pero con matices suaves, este título al igual que su antecesor esta hecho para los “masocas” amantes del terror que realmente estén preparados para pasar miedo.

Su bienvenida nada más elegir el nivel de dificultad ya nos dice el camino que seguirá: “Outlast 2 contiene violencia intensa, sangre, contenido sexual gráfico y lenguaje vulgar; que lo disfrutes“. Y vamos si lo disfrutamos, realmente una de las cosas más a agradecer a Red Barrels es ese toque tan característico de la casa, el no tener miramientos por las escenas a mostrar ni el tema a tratar, más adelante profundizaremos un poco más sobre esto, ahora vamos a centrarnos en las sensaciones que transmite en sus primeros 15 minutos de juego. Solo con el vídeo del comienzo ya consigue que nos metamos en la situación de nuestro personaje gracias a su buena transmisión de emociones durante los acontecimientos. Consigue mantener al jugador en tensión y estado de alerta máxima desde el minuto uno, con muy buenos efectos que llegan a sobresaltar al usuario. Si pensábamos que este juego tendría la oscuridad como mayor baza para llegar a causar miedo, como podría ser la primera entrega, nos estaríamos equivocando ya que en esta ocasión debidos a los sobresaltos ya comentados, que resultan ser simples movimientos de nuestro entorno (pero no siempre) y una magnífica ambientación sonora de 10, es capaz de hacernos pasar verdadero miedo hasta en lugares con una iluminación perfecta.

Vamos a resumir un poco la trama de la historia a modo de sinopsis, tranquilos no es un spoiler, es solo para ubicaros un poco y que podáis ver en que estará basado el juego esta vez. Lynn Langermann es una periodista de investigación que busca respuestas al asesinato de una mujer embarazada, puesto que tuvo lugar en circunstancias imposibles en las zonas rurales de Arizona. Somos Blake Langermann, su marido, ayudante y cámara. Nos recuerdan que grabemos todo y que no somos guerreros, teniendo como únicos modos de afrontar los horrores del desierto: correr, escondernos… o morir. LLega a tocar unos temas que no todos estarían dispuestos a tratar y menos aún de la manera en la que Red Barrels lo hace, llegando incluso a relacionar estos temas con la propia Iglesia. Es más, parte de su historia está basada en un acontecimiento real en Arizona en el año 1978, que no mencionaré porque podría ser spoiler, pero si ya lo habéis jugado y queréis saber más sobre este dato os animo a buscar información sobre el.

De la jugabilidad podemos decir que es bastante buena, superando lo esperado, al menos por mi parte, con esa cámara en primera persona, que personalmente creo que es la mejor opción para un juego que realmente esté dentro del género de terror. Se podría decir que la jugabilidad ha ganando en fluidez respecto a la primera entrega, ya que ofrece nuevas posibilidades tanto de acceso a lugares como a la hora de interactuar con los diferentes objetos, mejorando así ese recorrido tan “lineal” que encontramos en su primera versión. Tiene una ambientación realmente brutal, recreando casi a la perfección el entorno, y las situaciones padecidas por los personajes, tanto los que son enemigos como los que no, llegando a ofrecer más variedad de escenarios y diferentes modos de recorrerlos. Pero si es cierto que ha habido 2 escenas (lo mencionado en el primer párrafo) , que dan la sensación que podrían haber sufrido la censura que quiso lanzar Australia al juego, cuando bloquearon la distribución en su país, y que Red Barrels podría haber modificado el contenido de estas escenas, replanteándose si son realmente demasiado fuertes o no.

Al fin y al cabo para esto esta la recomendación de edad, si estás lanzando un juego que nos acostumbró en su primera entrega a romper con censuras y mostrar los aspectos más horribles del ser humano sin tapujos, si han llegado a censurar algunas escenas aquí me parecería un paso a atrás, repito que esto es una sensación mía ya que esperaba algo más en las mismas, y probablemente los usuarios mas “morbosos” pensarán lo mismo.

Como pequeña pega dentro de los efectos tengo que decir que al igual que algunos están bastante bien representados, con otros me parece que han querido rizar el rizo y han conseguido una parte negativa. Por ejemplo, a lo largo del juego como bien sabéis nos va a tocar escondernos en momentos de peligro, cuando nos escondemos en el agua, el efecto al salir es bastante molesto, la visión de por sí cuando estamos en la oscuridad o un lugar poco iluminado no es la más idónea, al meter este efecto de marcas de agua están empeorando la visión además de ser un efecto bastante lejano a la realidad al igual que la imagen de nuestros pulgares no es en todo momento la más real, y siendo un juego en primera persona este detalle debería estar más cuidado. Añade también un movimiento con el que consigue que estemos todavía más si cabe en absoluta tensión y totalmente atentos con lo que pueda ocurrir a nuestro alrededor.

En comparación a otros juegos que quieren estar dentro del género del terror, Outlast 2 es de los que mejor se sumerge dentro de el, por no decir el mejor, ya que a diferencia de los otros, no te da opción alguna de defensa, es cierto que algunos momentos podremos escapar de algunos enemigos(que tampoco es que se puedan llegar a catalogar como enemigos, entrarían mas bien en la categoría de sobresaltos), pero como digo al no dar opción de defensa el miedo que transmite al ver a un enemigo es mayor en comparación al resto de juegos que te dan la opción de mantener la calma y acabar con el, ya que aquí sabemos que si no actuamos correctamente lo pagaremos con nuestra vida, este es uno de sus puntos fuertes y de los que a mi particularmente más me gustan dentro del terror.

Dependiendo de la dificultad elegida en Outlast 2 (que yo recomiendo que sea difícil mínimo) a veces tendremos que ir corriendo sin saber muy bien nuestro destino debido a la oscuridad e ir tanteando qué vía de escape puede ser la correcta. Una de las cosas que he podido echar en falta, es una pequeña pausa en ciertos momentos de estrés, me parece que la recreación de escenarios es bastante buena como para tener que recorrerlos en algunas ocasiones a toda velocidad, sin llegar a explorar todo el entorno para ver detalles a priori insignificantes pero que al fin y al cabo son los que dan la esencia de terror y el toque tétrico. También me gustaría añadir que durante un momento puntual del juego, se abusa un poco de la repetición de escenarios similares, se habría agradecido que variasen un poco más, pero como ya digo es tan solo un momento puntual. Pese a esto reitero que la recreación de escenarios es casi perfecta y mejorada por la espectacular ambientación que realmente es insuperable, en todo momento estaremos perfectamente acompañados por la sensación de terror gracias a esto. Quitando estos momentos de estrés, podemos ver que el sistema de avance a lo largo de la historia es bastante intuitivo, ya que nos va “diciendo” que camino seguir ya sea mediante un agujero, una grieta o una subida.

Puntuación
Jugabilidad
90 %
Sonido
100 %
Gráficos
85 %
Innovación
70 %
Compartir
Artículo anteriorAnálisis PlanetBase: Un simulador espacial para colonizar planetas.
Artículo siguienteAnálisis de Prey, una odisea en el espacio

Redactor de Comunidad Xbox y entusiasta de los videojuegos con un variado género

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here