Analizamos Need for Speed Payback para Xbox One en Comunidad Xbox

El pasado 10 de noviembre llegó a Xbox One, PC y PS4 la nueva entrega de la saga de conducción de Electronic Arts, Payback, tras un año sabático que ha servido para que Ghost Games perfeccione los fallos de la anterior entrega, la cual no llegó a la altura que se esperaba. Hoy, os traemos a Comunidad Xbox el análisis de este Need for Speed Payback en su versión para Xbox One.

Demasiada similitud con Forza Horizon 3

Lo que más destaca de esta nueva entrega es que muchas de sus novedades beben directamente de los elementos más característicos de Forza Horizon 3. A priori ésto debería ser bueno, puesto que la saga exclusiva de Xbox es una de los mejores juegos de conducción; pero el problema reside en su poca originalidad. Está bien coger diferentes elementos de otros títulos del género que han funcionado para llevarlos a tu juego; sin embargo, Payback recurre demasiado a esta fórmula por lo que da la sensación de que es el mismo juego con diferente nombre.

Novedades en Need for Speed Payback

Dejando de lado este punto negativo, la última entrega de la saga Need for Speed destaca por su solidez con respecto a la anterior entrega con mayor contenido que disfrutar llegando como mínimo a las 50 horas para completar el 100%; y eso sin contar el modo multijugador que, aunque demasiado simple, nos dará unas cuantas horas de diversión más. Eso sí, hay que decir que en algunas partes de la trama principal el juego es demasiado monótono con misiones demasiado similares entre ellas. Además, el prólogo enseña algunos de los elementos presentes que luego apenas se ven en el resto de la historia; ese es el caso de las persecuciones policiales, que más allá de algunas misiones, espectaculares eso sí, su presencia es escasa, por no decir nula en el mundo abierto.

Hablando del mundo abierto, hay que decir que es muy completo y que para nada nos aburriremos yendo de un punto de origen a un punto de destino, ya que hay abundancia de actividades por hacer: saltos, zonas de velocidad, radares y zonas de derrape. Como veis son actividades que nos mantendrán entretenidos un buen rato hasta conseguir las tres estrellas que nos proponen estos retos pero que son las mismas vista en la tercera entrega de Forza Horizon, lo que hace que sí ya jugamos a dicho juego se nos hagan demasiado pesadas. Otra característica que toma prestada del título de Playground Games son los vehículos abandonados pero, esta vez, sí que innova con respecto al juego hablado anteriormente; y es que no se trata de buscarlo en una zona determinada, sino que nos darán un mapa y deberemos encontrar las piezas una por una antes de montarlo, algo que le añade algo más de complejidad a las actividades secundarias.

Sí sois de los que vais directamente a completar la trama principal; este no es vuestro juego. Esto es debido a que llegada a cierto punto de nuestra aventura el juego nos pedirá un nivel determinado, y sí no hemos conseguido las mejoras necesarias para subir de nivel, tendremos que volver a repetir carreras y recoger coleccionables para conseguir mejoras o dinero para comprarlas. Esto perjudica gravemente a a este tipo de personas, que puede que vean como se les chafa un guión bastante cuidado.

Mejorar tu vehículo nunca había sido tan fácil 

Uno de sus puntos más fuertes es, sin duda, la progresión y mejora de la amplia variedad de vehículos (de marcas reales) que iremos desbloqueando a medida que completemos eventos. Cada coche tendrá un nivel determinado; sin embargo, podremos aumentarlo gracias a una nueva característica. ¿En qué consiste? Pues bien, consiste en una serie de cartas que nos darán por completar carreras o también podremos comprarlas, que mejorarán las diferentes partes de nuestro coche. Esta funcionalidad ya está en otros títulos del género, pero suele ser mucho más engorroso; es por ello que esta adaptación que hace Ghost Games es mucho más accesible para los jugadores casual.

Un modo multijugador que ni añade nada nuevo ni sobra

Aparte del modo principal, también tendremos disponible un modo multijugador, muy simple pero que nos hará pasar unas cuantas horas picándonos con los demás jugadores en ‘playlists’ de 5 carreras cada una, siendo ganador quién más puntos consiga de entre todos los participantes. Pero sí lo vuestro es ir más en serio, también hay otra variante para los jugadores más competitivos. Sin duda, un modo que no añade nada nuevo pero que no está de más para aquellos usuarios de los juegos de carreras, que son muchos, que prefieran el online a la campaña.

Apartado gráfico, técnico y banda sonora

Gráficamente no es que sea la panacea, pero cumple con creces. Quizá lo mejor sea las espectaculares escenas ralentizadas cuando destrozas un coche enemigo donde realmente se puede apreciar el potencial del motor gráfico. Y lo peor, unas texturas sin demasiado detalles, muy planas. Los bugs son prácticamente inexistentes, salvo algún bugs visual aislado, lo cual es de agradecer en una época en la que es frecuente ver juegos lanzados a medio terminar. Otro punto positivo del apartado técnico es la rapidez de carga del juego, salvo un punto de carga de aproximadamente 2 minutos al iniciar o continuar nuestra partida, las cargas al entrar al garaje, tiendas o eventos apenas durarán unos segundos, algo de agradecer. Y no me olvido de la banda sonora, la cual tiene grandes tema pero su repertorio se queda corto lo que nos da una sensación de monotonía.

Conclusión

Con todo, Need for Speed Payback supera con creces a los últimas entregas de la saga de conducción de Electronic Arts pero eso no es suficiente para posicionarse entre los mejores juegos de coches de 2017, y mucho menos de los últimos años, debido a la carencia de novedades originales ya que muchas de ellas son tomadas de Forza Horizon 3, a la monotonía del desarrollo de las misiones en algunas partes de la trama y la presentación de elementos durante el prólogo que posteriormente apenas tienen presencia, salvo en algunas misiones. Por contra, la variedad y cantidad de actividades secundarias, más allá de las misiones y carreras de la historia principal, los espectaculares efectos visuales tras destrozar un coche enemigo, la ambientación y un multijugador corto pero adictivo, hacen de este Need for Speed un título que te hará pasar mínimo 80 horas enganchado a la consola.

Puntuación
Gráficos
80 %
Jugabilidad
85 %
Duración/Diversión
90 %
Sonido
86 %
Compartir
Artículo anteriorAsí es el anuncio para TV de Dragon Ball FighterZ en Japón
Artículo siguienteAnálisis de Call of Duty WWII, el regreso de La Segunda Guerra Mundial
Estudiante de Económicas. Actualmente en Comunidad Xbox.