Vísceras, sangre y mucho humor negro, todo vale para marcar un Touchdown.

Tras veinticinco años Mutant Football League llega a la nueva generación, y pese a que ya lleva un tiempo en PC a modo de Early Access y ahora también en Xbox en el programa Game Preview, su versión final llegará el próximo 19 de este mismo mes. Enfocado a una vertiente tan solo un poco más arcade de lo que nos podemos encontrar en una entrega de Madden NFL, en MFL podremos manejar mutantes y monstruos los cuales se verán enfrentados entre sí en unos  partidos de lo más encarnizados, eso sí, pese a no ser realista, lógicamente, las reglas del Futbol Americano real están más que presentes.

Dicho esto, lejos de encontrarnos con un título totalmente arcade, tendremos que trazar estrategias antes de empezar cada jugada por así decirlo. Tendremos que elegir a que jugador pasar el balón, a quien se lo tendremos que pasar luego y quien se mantendrá en una posición adelantada para tratar de realizar un touchdown.

Mutant Football manager tiene unas dosis de humor bastante altas, así como chascarrillos al deporte rey de Estados Unidos, y aunque las reglas del Futbol Americano están presentes en el titulo tendremos elementos un tanto mortíferos en las más de 18 arenas únicas en las que podemos jugar. Desde minas, trampas, fogatas, fosas con toxinas o sierras circulares causarán estragos mientras intentemos recorrer el campo, eso si no se nos lanzan antes los jugadores contrarios encima nuestras o nos fulminan con alguna pistola o motosierra que habremos conseguido después de sobornar al árbitro, aunque podemos sufrir también las pisadas de un gigantesco monstruo gracias, una vez más, al simpático arbitro que nos lo concederá si le caemos en gracia.

Cada equipo de los 18 que hay y que a su vez parodian equipos reales de la NFL, estarán formados por toda clase de esqueletos, robots a lo Terminator, extraterrestres nada pacíficos y de hasta Orcos. Cada uno de estos equipos contará también con habilidades únicas como por ejemplo diferentes tipos de derribes y placajes,  diferentes estadísticas en algunos personajes los cuales podemos intercambiar en las pausas o también variaran en las maneras que podemos pegar a los rivales, sí, podremos optar por pegarles patadas o puñetazos al contrario, todo vale en MFL.

Cabe destacar que de estos 18 equipos tan solo tendremos unos cuantos que podremos elegir desde el minuto uno que juguemos, ya que el resto los tendremos que ir desbloqueando según vayamos jugando o ganando partidos.

En cuanto a los modos de juego nos encontramos con la típica partida rápida, entrenamiento o un modo meramente elaborado para trazar estrategias en las sacadas de balón. O el más significativo de ellos, el modo campeonato  y alzarnos con la gloria hasta conseguir la Copa Mayhem.

Tanto textos como los comentarios están íntegramente en inglés, algo lógico a no ser un deporte muy arraigado fuera de las fronteras estadounidenses. Sin embargo, tanto comentarista, siendo el que nos acompañe Tim Kitzrow (NBA Jam y NFL Nlitz), cumplimenta  la experiencia a la perfección, ya que como he comentado está cargado de todo tipo de humor negro que tan bien le sienta al título. En cuanto a los efectos sonoros también cumplen su cometido sin más, pero sí que se podrán distinguir en todo momento entre  las fracturas de huesos o las bestiales salpicaduras de vísceras y sangre. Musicalmente destacar tan solo el tema principal, el cual mescla epicidad con guitarra eléctrica.

Por último, gráficamente no sobresale, pero si se mantiene estable en cuanto a los fps, pero los personajes, a excepción de cuando marcan un touchdown (que hacen su propia celebración), tenemos la sensación de manejar clones en cierto momento sin llegar a distinguirse que es uno u otro.

Puntuación
Gráficos
70 %
Sonido
65 %
Jugabilidad
80 %
Diversión/Duración
85 %