Morbid: The Seven Acolytes es un Action RPG con una estética lovecraftiana que mezcla muy bien la exploración con un combate desafiante.

Bienvenidos a Morbid: The Seven Acolytes, un juego indie desarrollado por el estudio finlandés Still Running, que ha conseguido llevar a cabo una excelente aventura de exploración y combate exigente. El cuál bebe de fuentes como la saga Souls en lo jugable y viste su aspecto con una estética de lo más lovecraftiana. Este Action RPG con vista cenital y diseño pixel art alberga una gran historia que deberemos desentrañar a través un mundo de lo más hostil.

Esta aventura nos llevará a Mornia, una tierra llena de horrores de los más grotescos azotada por la maligna presencia de los Gahar. Estas deidades malignas han poseído a siete acólitos de Mornia y han sembrado el caos y la destrucción a través de promesas de poder. Nuestra misión cómo miembros de la Orden de Dibrom será privar de la carne de sus huéspedes a estas demoníacas criaturas y restaurar así la paz en Mornia.

Con este pretexto comenzará nuestra aventura en un mundo lleno de peligros que intentarán acabar con nuestra existencia. En ella encontraremos una gran variedad de enemigos y jefes que pondrán a prueba nuestra habilidad. No sin antes hacernos recorrer un extenso mundo lleno de rincones ocultos y zonas laberínticas que nos proporcionarán riesgos y recompensas a partes iguales.

Mecánicas jugables

Nuestra aventura en Morbid: The Seven Acolytes comenzará con nuestra luchadora recuperando la conciencia en las costas de Solya tras un naufragio. En esta zona llena de tesoros y enemigos empezaremos a familiarizarnos con sus mecánicas básicas de combate y gestión del inventario. En ella encontraremos una espada para equipar a nuestra protagonista y un surtido de objetos que nos ayudarán a hacer frente a nuestros primeros adversarios. A través de unos libros desperdigados por la zona conoceremos los controles básicos a modo de tutorial.

Nuestro personaje cuenta con una barra de vida y una barra de energía que se consumirá a medida que realicemos ataques o esquivemos a nuestros enemigos. Un sistema casi idéntico al que popularizo la saga Souls en la última década. También contaremos con un medidor de cordura que se reducirá cuando seamos heridos o utilicemos ciertos objetos sobre nosotros mismos. Cuándo nuestra cordura mengüe el juego se volverá más difícil resucitando a los enemigos caídos en forma de espectro, así que deberemos prestar atención a nuestra salud mental.

A diferencia de la saga Souls, no perderemos experiencia u objetos cuando muramos. Simplemente volveremos al último altar dónde hayamos descansado. Estos altares sirven cómo punto de control y también podremos subir de nivel en ellos. Pero Morbid: The Seven Acolytes no tiene un sistema de niveles basado en estadísticas. A través de las distintas bendiciones que encontremos por el mapa, podremos aumentar distintos aspectos de nuestra protagonista: aumentar la barra de vida o energía, conseguir más experiencia o aumentar el daño de nuestras armas a distancia, entre muchas otras.

La exploración

Sin duda la parte que más me ha gustado y en la que más brilla Morbid: The Seven Acolytes es su exploración. En un mundo totalmente interconectado deberemos explorar grandes zonas laberínticas llenas de misterios. A través de misiones secundarias deberemos hacer backtracking en más de una ocasión y recibir así jugosas recompensas. El juego carece de ningún tipo de mapa y en más de alguna ocasión deberemos reconstruir mentalmente el camino realizado para no perdernos en casi todas sus zonas.

Aunque el mundo de Mornia esté lleno de peligros, también encontraremos grandes recompensas por explorar todos sus caminos. El juego cuenta con una amplia variedad de armas únicas que podremos mejorar con gemas esparcidas por cofres y cadáveres. Desde el inicio de nuestra aventura tendremos un inventario que deberemos gestionar para ir equipados siempre con los mejores objetos que vayamos encontrando. En muchas ocasiones deberemos despojarnos de muchas de las armas que llevemos debido a la gran cantidad de tesoros que alberga el mapa de Morbid: The Seven Acolytes.

En más de una ocasión deberemos explorar a conciencia ciertas zonas para encontrar a ciertos jefes y subjefes, pues no es su intención llevarnos de la mano. Posiblemente sea la vertiente más dura del juego. Además, gracias a los objetos y enemigos que descubramos podremos ir conociendo más detalles sobre el mundo de Mornia desde el Corral mórbido, una sección que encontraremos en los altares que profundiza sobre el lore de este mundo. Explorar siempre tiene su recompensa.

Diseño artístico

Si sois amantes del universo de Lovecraft o el cine de David Cronenberg seguro que os enamoraréis de su estética. Tanto el diseños de los enemigos como el de los jefes es una mezcla de criaturas grotecas y vísceras que bañarán de sangre el escenario. Con un diseño pixel art desde una vista cenital cuenta con unas animaciones y sonidos ambientales que más de una vez nos harán dar un vuelco a nuestro estómago.

En el aparto sonoro, Morbid: The Seven Acolytes cuenta con una banda sonora orquestal cargada de sonidos de órgano que nos harán estremecernos en más de una ocasión. Cuenta con grandes temas para las batallas contra sus jefes que aportan una tensión extra haciendo memorables sus encuentros.

Conclusiones finales de Morbid: The Seven Acolytes

En definitiva, si sois fans del género Soulslike y os gusta el universo Lovecraft sólo puedo recomendaros jugar a Morbid: The Seven Acolytes. Es una aventura exigente basada en el combate y la exploración dónde podréis afrontar de distintas formas todos sus retos gracias a su variado sistema de armas y mejoras. Con una duración que nos puede llevar entre 10 y 15 horas dependiendo de vuestro nivel a los mandos y ganas de explorar su enrevesado mundo. Un diseño y una música que os hará meteros de lleno en la aventura y una historia muy interesante.

Morbid: The Seven Acolytes salió a la vente el 3 de diciembre de 2020 y actualmente se encuentra rebajado en la Store de Microsoft a 19,99€. Así que no dudéis en darle una oportunidad a poco que os interese este género.

Morbid: The Seven Acolytes

24,99€
8.5

Nota

8.5/10

Pros

  • Mundo y estética lovecraftiana espectacular
  • Exploración y combate exigentes
  • Memorables combates contra jefes acompañados de grandes temas orquestales

Cons

  • En algún momento la exploración puede ser confusa debido al modelado de sus escenarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.