Analizamos Monster Energy Supercross 4, un simulador bastante exigente a la vez que disfrutable que sigue la senda de anteriores entregas

Aunque no me considere el mejor piloto en juegos de conducción, siempre he podido defenderme dignamente en ellos. A lo largo de mi vida, he disfrutado los juegos de motos desde las primeras entregas de Moto GP a otras más actuales cómo la saga Ride o Isle of Man. Tengo que admitir que jugar a Monster Energy Supercross 4 ha sido toda una sorpresa, tan desafiante cómo frustrante. Nunca había jugado a esta saga y la bienvenida no ha sido del todo amable conmigo, pero sí que el progreso y la mejora ha sido notable con el paso de las horas dejándome un buen sabor de boca.

Monster Energy Supercross 4 es ante todo un buen juego de simulación deportivo. Tiene unas muy buenas físicas que recrean de manera muy realista la interacción de la moto con la pista y colisiones. También es muy importante el control de la moto durante los saltos para aterrizar de forma correcta y no acabar mordiendo el polvo. Y además, podremos rizar el rizo realizando piruetas en los saltos que nos beneficiarán con más puntuación al final de la carrera.

Si como yo, nunca habéis probado un juego de esta saga, armaros de paciencia porque dominar sus mecánicas básicas puede llevarnos un buen rato. Cómo novato, iniciarte en este juego es como aprender a ir en bicicleta, sin ruedines y cuesta abajo. Preparaos para comer tierra. En cambio, si ya sois unos jugadores experimentados, vais a disfrutar con sus modos de juegos y faceta online.

Arrancando motores

Monster Energy Supercross 4 nos da la bienvenida con un creador de personajes donde crear a nuestro piloto y escoger el fabricante de moto que queremos montar. Justo después, se nos ofrecerá un modo tutorial dónde aprender sus mecánicas jugables. Tras aprender a realizar un buena salida, deberemos controlar la postura del piloto para tomar bien los saltos y aterrizar después de estos. Esta es sin duda la parte más importante del juego, ya que si no aterrizamos correctamente acabaremos en el suelo perdiendo bastantes posiciones en carrera. Es un sistema parecido al que encontramos en juegos como Tony Hawk’s Pro Skater.

Una vez creado nuestro avatar y aprendido las nociones básicas del juego, es hora de comenzar nuestra carrera deportiva. El modo Trayectoria será dónde podremos empezar nuestra leyenda desde sus cimientos. Primero de todo deberemos iniciarnos en la clase Futures, seleccionando nuestro fabricante y compitiendo por primera vez en nuestra corta vida de pilotos. A lo largo de cada semana podremos realizar un entrenamiento con el que mejorar las habilidades de conducción. Tras finalizar esta primera etapa pasaremos al modo Rookie, dónde firmaremos nuestro primer contrato con un nuevo fabricante y patrocinador. Los cuáles nos aportarán bonificaciones de dinero dependiendo en qué posición acabemos cada carrera. Si conseguimos acabar en el podio de la modalidad Rookie, ascenderemos al modo Pro, dónde nos codearemos con los mejores pilotos del circuito y que supone un reto de una mayor dificultad.

Para completar el modo Trayectoria, tendremos disponibles cientos de objetos cosméticos con los que personalizar a nuestro piloto. Sin duda, el modo más completo y en el podremos dedicar más horas para ser el mejor piloto de la escena.

Otro modos, pilotos y circuitos

No todo es Modo Trayectoria dentro de Monster Energy Supercross 4. También podremos realizar campeonatos, pruebas de contrareloj y entrenar en circuitos abiertos para mejorar nuestra habilidad. Tendremos a nuestra disposición más de 100 pilotos oficiales de las distintas categorías y los 11 estadios y 17 pistas del circuito oficial.

Si queréis dar rienda suelta a vuestra imaginación tenéis disponible un editor de circuitos bastante completo. Tendremos a nuestra disposición varios tipos de curvas, rectas, saltos y objetos de personalización con los crear nuestra pista de ensueño. Una vez completada podemos subirla al servidor para que otros jugadores la descarguen o hacer nosotros lo mismo con los diseños de otros usuarios.

Por último, pero no menos importante, queda el modo online. Dónde podremos crear una sala o unirnos a otra de otro jugador y medirnos con nuestros amigos o desconocidos para ver quien es el mejor piloto de Supercross. Debido a que el juego todavía no está a la venta cuando se publica este análisis, he encontrado pocas salas a las que unirme. Pero tengo que apuntar que el funcionamiento de las carreras que he disputado ha sido perfecto y he podido aprender de pilotos más experimentados.

Conclusiones finales de Monster Energy Supercross 4

Si tuviera que definir este juego con una frase sería “café para muy cafeteros”. En general he disfrutado bastante de Monster Energy Supercross 4 aunque las primeras horas de juegos han resultado bastante frustrantes hasta que conseguido dominar los saltos, derrapes y aterrizajes con la moto. Esto es algo que os encontréis casi todos los novatos que no hayáis jugado nunca a un juego de esta saga. Pero tengo que reconocer a medida que iba asimilando conceptos las sensaciones de estar haciéndolo bien han sido muy buenas. Si sois aficionados a este deporte seguro que encontraréis muchas horas de diversión tanto en sus modos para un jugador como online. Sus físicas están muy bien representadas en todos los aspectos jugables y me gusta el tacto de la moto con las diferentes superficies del terreno. La banda sonora acompaña la experiencia con buenas canciones durante los menús y buenos efectos de sonido durante las carreras.

Monster Energy Supercross 4 saldrá a la venta el día 11 de marzo de 2021 para Xbox One, Xbox Series X|S, PS4, PS5 y PC.

Monster Energy Supercross 4

69,99€
7

NOTA

7.0/10

Pros

  • Buenas físicas y sistema de simulación exigente
  • Gran cantidad de pilotos, pistas y circuitos oficiales
  • Buen editor de mapas

Cons

  • Entrada bastante difícil para novatos
  • Gráficamente el juego es bastante justito, sobre todo los diseños de las caras de los pilotos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.