Análisis de Metamorphosis para Xbox One, la burocracia insectoide

Entre tanta mortaja también tuve tiempo de analizar otro título más este fin de semana: Metamorphosis. El nuevo juego de All in! Games que nos quiere llevar por una nueva perspectiva para afrontar la “mayor” aventura de nuestras vidas (maldita burocracia). Porque no hay nada más terrorífico en este mundo que llegar a la ventanilla correcta y descubrir que no tenemos el certificado JB-1 Ext. Es posible que tras superar este título veamos el jardín de Grounded con otro ojos.

Una mañana cualquiera podemos despertarnos en nuestro cuarto. Una día cualquiera en que nuestra nueva vida laboral va a dar comienzo. Con esta premisa empieza la metamorphosis. Los primeros compases juegan de forma brillante con la perspectiva cambiante. Pues nuestro día empieza como humano en primera persona, pero a cada paso que damos el mundo se vuelve más grande y nuestra perspectiva va mutando. Hasta que al final, no somos más que un insecto que corretea por la habitación y es testigo de una acusación. Nuestro buen amigo Josheph Kafka recibe la inesperada allanamiento visita de unos agentes que presentan cargos. Lo más violento de la situación es observar como pretenden culpar a nuestro amigo de un delito que ni siquiera nombran ni especifican.

Toda esta cinemática a tiempo real se lleva a cabo mientras nosotros, en nuestro insectoide cuerpo, intentamos llegar a un punto más elevado para tratar de comunicarnos con nuestro amigo ¿injustamente? acusado. Metamorphosis no es solo un walking simulator, es toda una experiencia plataformera desde el cuerpo y capacidades de un insecto. Lo que para nosotros sería extender el brazo y abrir un cajón, para nuestro protagonista se convierte en todo un periplo trepando muebles desde el extraño mundo que se oculta en sus entrañas.

El mundo más allá de la grieta

Una vez superamos el escenario del cuarto donde presentan cargos contra Joseph Kafka, es hora de adentrarnos en el mundo de los insectos y Tower. Toda esta aventura está orquestada por una empresa líder en burocracia llamada Tower. Por ende, deberemos dirigirnos a su sede, como empleados que somos, para recurrir contra la acusación volcada contra nuestro amigo. No obstante no es algo tan sencillo, pues solo podremos llegar si recorremos el mundo tras la grieta y, obviamente, reunimos la documentación adecuada. Porque de burocracia va todo esto, de papeleo, de normas y de círculos sin salida diseñados para volver loca a cualquier persona.

No os preocupéis, no tendremos que rellenar formularios y solicitar citas, a fin de cuentas esto es un videojuego. A la práctica saltaremos plataformas, resolveremos puzzles y activaremos mecanismos para abrir el paso. La aventura en si es un compendio de paseos muy verticales donde conversaremos, exploraremos y tomaremos decisiones morales. Cabe decir que las decisiones modifican un poco la perspectiva momentánea, pero tampoco siento que tengan un peso demasiado fuerte en el desarrollo de los acontecimientos. Por suerte, si alguna decisión no nos gusta, o queremos sacar el logro opuesto, desde el menú podemos cargar algún capítulo concreto y repetir los hechos hasta quedar satisfechos.

Sociedad de insectos

Los escenarios que afrontamos difieren bastante entre si y están llenos de diseños creativos. Desde huecos en las paredes llenos de polvo e insectos perdidos, hasta grande ciudades habitadas por estos seres. El diseño de estas ciudades es una maravillosa mezcla de arquitectura humana con “basura” como latas, cartones y objetos varios. Entre los decorados más descabellados que he encontrado tenemos una gramola de madera que acoge en su interior un pub de baile. Sin embargo, las secciones más descabelladas son aquellas donde el papeleo y las oficinas de chupatintas forman el decorado. Estos lugares me han recordado poderosamente a Alice Return to madness, por su loca confección que combina plataformas sobre papeles, máquinas extrañas y personajes con diálogos poco cuerdos.

Lo más curioso es como todo habitante de este extraño mundo asume que la realidad que vive es “normal” y no parece echar de menos ser humano. Por otra parte, si bien al principio es fácil entender las conversaciones habladas, cuanto más avanzamos más se distorsionan las voces y menos palabras somos capaces de entender sin leer los subtítulos. Es una curiosa metáfora de como la burocracia se vuelve en un lenguaje que las personas de a pie somos incapaces de entender.

Tower, el eje del mundo

Si superamos todo este despliegue de plataformas y trámites burocráticos, llegaremos al fin a la sede, donde la verdad se oculta y podremos tomar grandes decisiones. Es curioso como el juego presenta un tenso humor donde las incoherencias de esta sociedad burocrática chocan y al final todo se sostiene sobre un fino hilo que podría ceder en cualquier momento. A nivel narrativo es una gran aventura que se disfruta de principio a fin. Además, al no tener ningún sistema de combate, sino que todo se resuelve con la dialéctica y la observación; es una aventura adecuada para sentarse a disfrutar. Metamorphosis es prácticamente una película interactiva con un apartado visual muy atractivo y una banda sonora magnífica que da el toque a las situaciones más importantes.

En definitiva, Metamorphosis es una experiencia pensada para aquellos que busquen fantasía y humor dentro de temas tan reales y tangibles como la extorsión o la burocracia sin fin. Un título que goza de un buen apartado visual y una fantástica banda sonora combinada con icónicos personajes que, aunque no tengan rostros distinguibles, rezuman personalidad. A fin de cuentas, que somos ante la burocracia sino meros insectos de idéntico semblante. No es oro todo lo que reluce, pues todas las decisiones morales carecen de peso narrativa. Además, el juego se puede superar en un par de sesiones de juego.

Metamorphosis

24.99
7.5

Nota

7.5/10

Pros

  • Apartado visual
  • Perspectiva insectoide
  • Humor ¿involuntario?

Cons

  • Escasa duración
  • Decisiones sin peso real
  • Pocas mecánicas jugables

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.