Lethal League Blaze. El hermano mayor del balón prisionero.

Los deportes extremos siempre son santos de nuestra devoción aunque llevemos mucho tiempo sin recibir una entrega de los geniales Skate (retrocompatibles por cierto). Steep, juego desarrollado por Ubisoft, también nos metió un poquito la adrenalina en el cuerpo pero seguía sin ser suficiente. Ahora llega Lethal League Blaze, bizarro como el solo, con una banda sonora que lo eleva hasta lo más alto y con una jugabilidad que asombra por lo completa que puede llegar a ser.

El casette en la parte inferior no solo muestra el tema que está sonando sino también la potencia de la pelota.

El estudio que está detrás de este Lethal League Blaze es Team Reptile, un pequeño equipo que solo tiene tres juegos en su historial aunque ya apuntaba manera. Se nota la experiencia del estudio dominando las plataformas y los estilos coloridos que hacen de sus juegos algo muy fuera del estándar. La originalidad que desprende Lethal League Blaze queda patente nada más iniciar el juego y, aunque pueda tener sus carencias, sin duda alguna es un juego muy entretenido.

Cada uno de los personajes tiene su habilidad especial única.

La base de Lethal League Blaze es sencilla pero intenta añadir una trama, una historia tanto para el mundo del juego como para cada uno de sus personajes y se agradece. No es algo que nos vaya a robar el sueño, ni mucho menos, pero saber la procedencia de Candyman ver lo turbia que es añade un punto de interés. Hay cabida para peleas entre bandas, experimentos con humanos, fábricas de robots sin sentimientos con las capacidades más letales para participar en las ligas clandestinas que se celebran en los barrios bajos. La Lethal League fue prohibida por diferentes motivos pero nosotros seguiremos en un segundo plano, al margen de la ley, jugando a algo tan peligroso como divertido.

Candyman tendrá que someterse a unas pruebas.

Pégale a la pelota, pero pégale bien fuerte y procura que el rebote de tus contrincantes no te golpee de lleno porque te dejará una buena marca. Las mecánicas de Lethal League Blaze son sencillas y con apenas cuatro botones podemos llegar a hacer auténticas locuras con la pelota. La mezcla de géneros es algo que lleva muy integrado, de una manera tan orgánica que se siente natural, único y “como el juego de siempre” aunque nunca lo jugáramos antes. Es tan familiar y tan directo que no nos estrañamos de nada, lo damos por sentado y seguimos jugando partidos frenéticos. Las partidas son rapidísimas y cuanto más habilidad tenemos con los controles, más intensas se hacen. El multijugador, tanto local como online para cuatro jugadores, funciona a la perfección y mantiene esa agilidad que el modo historia y el modo arcade nos dan. Partidas rapidísimas con cargas muy cortas que no nos dejan soltar el mando en ningún momento.

El multijugador para cuatro es frenético y muy divertido.

Entre los modos de juego que nos encontramos en Lethal League Blaze están tanto el arcade como el modo historia donde recorreremos unos “árboles de misiones” en los cuales podremos ir alternando personajes para así poder jugar con todos y conocer sus movimientos especiales. Porque si, cada personaje en Lethal League Blaze tiene una peculiaridad y Switch por ejemplo es capaz de desplazarse también en vertical y boca abajo por los niveles haciendo que la periferia sea un punto de apoyo muy a tener en cuenta. Algunos modos están bloqueados pero no nos costará mucho tenerlos operativos. El voleyball y el “frontom” son modos distintos de juego pero también muy disfrutables aunque aquí hemos venido a soltar pelotazos.

Dar un golpe letal con la máxima potencia hace que salten estas escenas.

Bendito Cell-Shading. Si es que da para mucho y en un juego como Lethal League Blaze le aporta todo ese carisma necesario para llamar la atención. Unos modelos que resaltan y se diferencian el uno del otro tanto por su diseño como por sus capacidades únicas. La gran mayoría son muy sosos y, aunque podrían haber metido más detalle o barreras para hacer el juego más estratégico y complejo, cumplen muy bien su cometido. Un escenario limpio como lo son en Lethal League Blaze hacen que, dentro del caos de cada partida, acabemos viendo en todo momento donde está la letal pelota incluso cuando va cargada y muy rápido.

Especial mención debemos hacer frente a la banda sonora de música electrónica que acompaña a Lethal League Blaze. Varios artistas han creado piezas para el juego pero todas siguen unas reglas básicas, reflejan la potencia, el frenetismo y la pura diversión que supone este juego mortal. Klaus Veen, Bignic o Doctor Lazer han creado músicas muy dispares entre ellas pero todas dentro de un género predominante que ambientan a la perfección los escenarios donde suenan. Aunque, como en todo en la vida, siempre hay alguna que destaca más de lo normal y esta vez el mérito se lo lleva Hideki Naganuma y su tema “Ain’t nothing’ like a funky beat” que se ha ganado a pulso representar el juego hasta en los trailers.

Conclusiones

Sin duda alguna un tapado para este verano 2019. Lethal League Blaze es tan divertido como original y gustará a prácticamente todos los miembros de la casa. El juego competitivo está levantando de la silla a más de uno y no es para menos por su frenetismo y sus cortas partidas en las cuales apenas nos da tiempo a tomar un respiro. Los niveles son algo soso pero también ayuda a que no perdamos de vista la pelota en ningún momento. Gráficamente podría haber sido mucho más pero también hay que decir que el arte del juego tiene algunos diseños estupendos. En definitiva Lethal League Blaze es una experiencia estupenda para jugar partidas cortas, frenéticas y con muchas dosis de diversión.

Lethal League Blaze

19,99 €
8.4

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

9.0/10

Pros

  • Frenético y divertido.
  • El arte del juego y su banda sonora.
  • La jugabilidad: simple pero para nada sencilla.

Cons

  • Algunos escenarios están muy vacíos.
  • Las partidas entre cuatro jugadores expertos pueden ser caóticas al principio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.