No es un océano, es un lago

Muchas veces se agradecen las cosas sencillas, y el mundo de los videojuegos, no es una excepción. No todos los días uno tiene que estar salvando el mundo de la extinción o combatiendo en la trincheras de la segunda guerra mundial. A veces es necesario un poco de “normalidad” y disfrutar de las cosas cotidianas. Lake es el claro ejemplo que se puede disfrutar una buena historia sin pretensiones de ser más de lo que es y centrarse en lo mundano.

Un título independiente que podríamos clasificar cómo walking simulator, aunque la mayor parte del tiempo lo pasemos conduciendo una furgoneta. Desarrollado por el estudio independiente Gamious, Lake nos lleva 1986, en un pequeño pueblo en el que nuestra protagonista viene a pasar un breve periodo tiempo.

Meredith trabaja cómo programadora informática en la gran ciudad, pero durante dos semanas, será la nueva cartera de Providence Oaks. Sustituyendo a su padre que se encuentra fuera de la ciudad. Un pequeño paréntesis en la vida de nuestra protagonista en el que dejará el ajetreado ritmo de la ciudad por su tranquilo pueblo natal durante quince días.

Una experiencia contemplativa que tiende a resultar de lo más reconfortante, con unas historias creíbles con las que es fácil conectar. Aunque le cuesta mantener un mínimo aceptable en lo técnico, tampoco desvía mucho la atención de la historia y termina resultando disfrutable.

Comienza el reparto

La propuesta jugable de Lake es bastante clara, tras una breve introducción conociendo a nuestra protagonista, arrancamos con la que será nuestra labor durante las próximas dos semanas, repartir el correo. A bordo de nuestra furgoneta, deberemos realizar todos los envíos estipulados para cada día: meter cartas en el buzón y entregar paquetes.

El sistema de conducción es bastante agradable, de corte arcade y con muchas facilidades para que todo salga bien. Las carreteras están muy despejadas de tráfico y apenas hay obstáculos con los que tener un accidente, la intención es que disfrutemos de cada viaje. Aunque el juego no te incita a usarlos, también hay disponibles varios puntos de viaje rápido.

Durante muchas de las entregas que realicemos, entablaremos conversación con nuestros nuevos vecinos, desde recién llegados a viejos conocidos del pueblo que nos vio crecer. Una narrativa que se desarrolla forjando nuevas amistades a través de historias mundanas con un tono creíble y entretenido. También podremos desbloquear encargos extras si vamos un poco más allá en las relaciones con nuestros vecinos.

Lo cierto es que conducir por las carreteras de Providence Oaks es un placer, tanto por sus espesos bosques como por la orilla del lago. Una experiencia relajante en la que resulta fácil meterse en el papel y disfrutar de la aventura. Aunque a veces el apartado técnico quiera empeñarse en lo contrario.

Envíos sin dirección

La parte menos deslumbrante de Lake es su apartado técnico y su optimización. Ya de primeras descubrimos que cada acción que requiera un mínimo de animaciones, será reemplazado por un fundido a negro. Lo que implicada que cada vez que tengamos que bajar o subir de la furgoneta o entablar conversación con un vecino, veremos dos fundidos a negro, un recurso poco elegante. A esto hay que sumarle que en casi a cada arranque de la cámara tendremos una pequeña caída de frames, aunque rápidamente se estabiliza.

En la carretera también vemos popping constante en modelos de arbustos y piedras a medida que nos acercamos a ellos y efectos de texturas extraños en las sombras. Aunque sinceramente, gracias al ritmo del juego y la atmósfera que retransmite, es fácil pasarlos por alto y que no afecten demasiado a nuestro inmersión.

A nivel visual Lake tiene un estilo cartoon que resulta muy acogedor, dejando unas bonitas fotos de postal acogidas por sus hermosos paisajes. Los personajes no derrochan expresividad en cuánto a animaciones, pero sus diseños resultan ciertamente carismáticos y es fácil empatizar con ellos.

El título viene con voces en inglés y textos traducidos al castellano. Aunque cabe decir que la traducción cuenta con un gran número de erratas, confundiendo significados de verbos y frases hechas que pueden llegar a malinterpretar alguna conversación. También hemos tenido algún problema a la hora de seleccionar idioma, el selector de idioma está bloqueado desde el menú principal. teniendo que cambiar el idioma dentro del juego cada vez que cargamos partida.

Conclusiones de Lake

Si sois amantes de los juegos calmados, de digestión lenta y de disfrutar el viaje, estoy seguro que encontraréis en Lake un propuesta más que notable. Su historia es bonita, resulta fácil empatizar con los problemas cotidianos de sus protagonistas y que resulta ligera a la par que entretenida. A nivel jugable el juego se maneja bien, resulta divertido y relajante hacer nuestras rutas de reparto escuchando la radio y dejando la mente en blanco, simplemente disfrutando de las vistas.

Es cierto que a nivel técnico el juego nos lo pone un poco más difícil. Mi principal queja son los fundidos a negros constantes, sumado a las caídas de frames que acompañan a cada arranque. Además de ver más de un error en nuestro personaje durante las escenas cinemáticas, cómo ver a Meredith corriendo mientras permanece estática en una conversación. Unos fallos que pueden llegar a sacarte de la aventura en algún momento, pero quizás en títulos de este ritmo no sea tan flagrante.

En definitiva, una pequeña experiencia de unas 6 horas aproximadamente en la que evadirnos de nuestra ajetreada vida y disfrutar de una bonita historia a un precio reducido.

Lake

19,99€
7

NOTA

7.0/10

Pros

  • Buena historia que resulta entretenida, simple y eficaz
  • A nivel jugable el juego es divertido, conducir es agradable y tiene un buen ritmo
  • Gráficamente el juego luce muy bien, dejando bonitas estampas con sus paisajes

Cons

  • Técnicamente el juego tiene problemas, mucho popping y más caídas de frames de las deseables
  • Aunque sus textos estén traducidos, apenas están revisados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.