Un juego de puzles donde manejaremos a dos personajes al mismo tiempo en dos mundos paralelos.

Un pergamino, una maldición, son muchos los rumores que giran en torno a él. Pese a ello, Hero, el protagonista de esta historia, decide llevárselo en su búsqueda de grandes tesoros, pero sin ser consciente de lo que ello conlleva. Por suerte no estará solo en esta aventura, si no que en su camino se encontrará con Nulan, una descendiente de la tribu que creó los pergaminos de Simetría, hábil en el arte de la magia. Y con Haim, un príncipe afectado por una terrible maldición.

Desarrollado por la compañía independiente Gamera Interactive y publicado por Sodesco, nos llega una aventura de puzles en la que la importancia del ensayo y error llega a su máximo exponente pero con un toque único que le hace especial. Y es que en Fearful Symmetry & the Cursed Prince nos encontraremos manejando a un mismo personajes entre dos dimensiones paralelas, uno en el mundo real, y el otro en un mudo desolado y oscuro.

Tendremos un total de 25 niveles más uno secreto, cuando superemos uno, avanzaremos al siguiente. En cada uno de estos niveles tendremos una entrada inferior y otra superior. Teniendo que llegar a esta última para superar el nivel. Pero no es tan fácil, ya que como he comentado tendremos la pantalla dividida en dos, con lo que si por ejemplo, movemos al personaje principal hacia la derecha, en el mundo oscuro se nos moverá a la izquierda, teniendo que estar pendientes en cada rato de las dos pantallas ya que no valdrá con estar pendiente solo de una, habiendo trampas en una que a lo mejor en la otra no están. ¿Menudo lío, no?

Sin embargo, la jugabilidad es muy simple, ya que solo haremos uso del stick para movernos, más un botón para usar una habilidad de los dos personajes desbloqueables, uno de ellos cuenta con la habilidad de retroceder el tiempo, y el otro de un dash para superar una casilla entera y poder sortear una trampa. De lo que más tendremos que hacer uso es de nuestro ingenio, teniendo varias cosas en cuenta y jugando con el escenario a nuestro favor. Y una, y de la que personalmente tarde en darme cuenta, es que si uno de los personajes lo mantenemos pegado a una pared, el otro se seguirá moviendo, pudiendo posicionarlo en un sitio más útil para llegar al objetivo, o bien para accionar algún pedal que nos desactive una trampa del mundo real para ayudar al otro personaje a llegar a la puerta del final.

Pero como he dicho al principio de este análisis, el factor más importante es el del ensayo y error, teniendo que repetir en varias ocasiones los escenarios para memorizar por donde va a salir una flecha de la pared o en el mundo oscuro una mano de un zombi o un fantasma que nos pueda atrapar. Una vez memorizado el escenario podremos intentar hacerlo de carrerilla. Eso sí si nos matan, vuelta a empezar.

Con todo esto, en Fearful Symmetry & the Cursed Prince nos encontramos ante un juego divertido, que hará cabrearnos, pero también hará que queramos intentarlo una y otra vez y superar el nivel que tanto nos amenaza con abandonar el juego, no teniendo en ningún momento la sensación de tirar a la basura los 9.99€ que cuesta el título, siendo un juego para momentos en los que el tiempo para jugar a otros juegos de más duración sea más bien escaso.

En cuanto a su apartado gráfico el título tiene un bonito dibujado y diseño para los personajes, sin embargo los escenarios, pese a guardar el mismo estilo de 16 bits, no esconden mucho detalle, siendo bastante monótono en este sentido, aunque tampoco es lo buscado por los desarrolladores, sino más bien todo lo anterior.

Musicalmente hablando no encontramos ni chica ni limoná, ya que solo habrá una tímida melodía para cuando estemos eligiendo nivel, y una música bonita pero que al final resulta pesada de estilo de taberna medieval, que una vez escuchada por todos y cada uno de los niveles, ya no querremos escucharla más, yo en mi caso, termine bajándole el volumen.

Una cosa de agradecer, es la molestia que se han tomado en traducir el juego al español, y es que aunque no sea la historia el fuerte de esta aventura, nunca está de más saber por dónde van los tiros.

Puntuación
Gráficos
70 %
Sonido
50 %
Jugabilidad
80 %
Diversión/Duración
70 %
Compartir
Artículo anteriorXbox One se corona como la consola más vendida en noviembre
Artículo siguienteXbox Game Pass suma 10 títulos más en enero de 2018
Para mí el 50% de lo que hace bueno algo es su BSO. Desde mi Atari 1040ST que entiendo los videojuegos como una forma de vida. SEGA mi amor de la juventud, Sony mi amor de aquel verano y XBOX mi presente y espero que mi futuro. Los JRPG y los Fighting Games están a otro nivel.