La isla caribeña de Far Cry 6 necesita un lider que lidere la revuelta ¿Serás tú el elegido?

Ritmos latinos, dictaduras y viviro. Ese es el cóctel que nos encontraremos en Yara, la isla habanera que será nuestro lugar de destino en Far Cry 6. Ya seas amante de la franquicia de Ubisoft, o recién llegado en este tipo de juegos, encontrarás diversión en cada rinconcito del mapa. Y es que la locura y actividades que nos aguardan no están reñidas con nuestro objetivo de abanderar una revolución. ¿Dispuesto a derrotar al presidente?

Y de nuevo, vuelta a empezar

Mucho se ha hablado si esta nueva iteración de la aclamada serie iba a suponer un punto de inflexión a lo visto con anterioridad, y bueno… cabe decir que no es así. Eso no significa que el juego sea malo o aburrido. Para mí, es todo lo contrario. Far Cry 6 explota como nunca las actividades y desafíos que podremos realizar a lo largo de la isla caribeña. Un derroche constante de acción que podremos ejecutar desde tierra, mar o aire; con acompañantes o en solitario, y en sigilo o entrando a lo bestia en los campamentos. Todo vale con tal de cumplir las misiones que nos van asignando como miembro activo de la Resistencia.

Pueblo de Yara, preparaos para la revolución

Nosotros encarnaremos a Dani Rojas, un revolucionario o revolucionaria que por varios motivos quiere plantarle cara a Antón Castillo, el malo de turno y líder de Yara. Por supuesto, este dictador no mueve los hilos él sólo, sino que tendrá a varios comandantes liderando tres regiones de la isla específicos. Como sucedía en Far Cry 5 con Jacob Seed, primero tendremos que tratar con al amenazaz de estos secuaces que controlan cada zona del mapa para luego arremeter contra el mismísimo Castillo. Pero antes de poder tener ese enfrentamiento final, habrá que prepararse bien.

Dèja-Vú de felicidad

En lo jugable, cualquiera que haya jugado a anteriores entregas de la saga se sentirá como en casa. Habrá que recolectar materiales para mejorar nuestras armas, infiltrarse en los diferentes campamentos enemigos para dominar zonas y subir de nivel para beneficiarnos de más ayudas. ¿Esto quiere decir que el juego es malo? Para nada. Personalmente he disfrutado Far Cry 6 bastante, y si bien no encuentro una revolución en sus mecánicas (nunca mejor dicho) seguimos teniendo muchas actividades y maneras de entretenernos entre tan idílicos parajes.

Claro, algunas de estas actividades desvirtuan algo el carácter serio que ofrece el malo de turno, Antón Castillo. Por primera vez en mucho tiempo, el “malo de la película” no es un loco fanático que deje tintes macabros-cómicos al espectador que vea la secuencia. Nuestra antítesis quiere hacer las cosas bien, y se muestra como un dictador cruel de los pies a la cabeza, pero sin desmadres ni locuras aderezadas. Este factor que nos han inculcado desde el primer tráiler de presentación choca con las mecánicas reales del juego, siendo todo muy frenético, alocado y en ocasiones, incongruente. Sin ir más lejos, al rato de llegar a la isla principal ya podremos hacernos con el control de un tanque enemigo. Factores que sin duda, son divertidos, pero restan enteros a la credibilidad de la historia. Aunque… ¿alguien juega a Far Cry por la historia?

¿Modo sigilo con arco o a lo bestia con metralleta en mano?

Un mal trabajo en el gunplay puede echar por la borda el resto de facetas de un juego, y en eso Ubisoft ha sabido reponder muy bien con la saga. Far Cry 6 cuenta con un apuntado y un manejo de las armas impecable. Es todo muy fluido, con un sistema de apuntado y suavidad que pocos shooter en primera persona poseen. Da igual que arma uses que pronto aprenderás a manejarla con soltura. Y si te cuesta, no pasada nada, ya que podremos tunear casi todo.

Puede que uno de los aspectos que más han evolucionado ha sido el crafteo y mejoras de nuestro armamento. Far Cry 6 nos permite personalizar cada arma, ya no solo escogiendo la mirilla, tipo de cargador o silenciador de todos los que hay, sino que incluso podremos seleccionar el tipo de bala que portará el fusil de turno. He de hacer una mención especial al Supremo, la mochila que llevamos a la espalda y proporcionará ataques especiales cuando la barra está cargada. Otro signo más de locura que hace languidecer el realismo del juego, aunque le otroga un puntito de acción muy divertido. Gracias a esta mochila tan especial podremos disparar misiles guiados, lanzar ataques PEM o soltar veneno en nuestra zona, entre otras habilidades.

Otro loco suelto por Far Cry 6.. pero esta vez es un amigo

Si pese a ir cargado hasta los dientes con todo lo que he explicado, nuestra incursión por Yara se nos hace cuesta arriba, no pasa nada. Ubisoft ha incluido un modo cooperativo en su historia para que la diversión se multiplique por dos gracias a un amigo. Eso sí, el segundo jugador será el invitado, por lo que visitará nuestro mundo (con nuestro respectivo progreso en la trama) sin posbilidad de que pueda avanzar en la trama, ni desbloquear los campamentos u otras actividades conseguidas. Eso si, al menos los materiales adquiridas y la experiencias se almacenarán.

Puede que en el modo campaña no lo usemos mucho (salvo por el hecho de hacer el cabra con un amigo), y donde tiene su razón de existir y mayor relevancia es en las Operaciones Especiales. Yo no pude entrar online con nadie por fallos en el juego, pero supongo que serán un tipo de misiones muy favorables para jugar en compañía.

Esta pantalla es la BOMBA

Paa quienes no lo sepan, las Operaciones Especiales de Far Cry 6 nos emplazan a otras zonas ajenas a la isla donde tendremos que recuperar una bomba que se encuentra escondida y a buen recaudo por el enemigo. Robarla no supondrá un problema, pero mantenerla fría antes de que explote por sobrecalentamiento sí que será nuestra razón de estar tensos. Deberemos volver al punto de extracción procurado parar por cualquier zona con agua que haga bajar el nivel de temperatura de la bomba, y esto incluye grifos, fuentes, aspersores o cualquier elemento que refresque nuestro paquete especial.

Por eso mismo se hace tan interesante en este tipo de misiones la función cooperativa, donde uno tiene la bomba y el otro abre camino entre las filas enemigas. Son actividades largas que, más allá de la recompensa que aportan, ofrecen una diversión (y dificultad) más atrayente que el resto.

Sumérgete en la cultura de los autóctonos

Ubisoft sabe perfectamente a estas alturas de partido cómo recrear sus juegos para que sean envolventes para el usuario. Lo hemos apreciado en las últimas entregas de Assassin´s Creed, en los tiroteos de Rainbow Six: Siege y Far Cry no se queda atrás. Los pequeños pueblos, su gente, la fauna que nos rodea, sus montañas, carreteras y autopistas… Todo tiene un toque que nos hace teletransportarnos a una de las islas caribeñas que existen en la realidad.

Al apartado visual que destila el juego también ayuda, con unos paisajes espectaculares y llenos de color. La iluminación también es significativa, y nuestras incursiones nocturas serán bien agradecidas por la buena visibilidad que tendremos por ese buen trabajo de la compañía. Incluso los NPC´s también se han visto mejorados, con una IA algo más elevado que la experimentada en la anterior entrega… aunque se queda aún por detrás en comparación con otros shooters.

Hasta que se seque el malecón

Pero donde de verdad noto un salto que parece pasar desapercibido habitualmente, es un su banda sonora. El trabajo que hay en la OST del título en encomiable, con un buen puñado de temas adaptados al juego o directamente compuestos para la ocasión. Ya lo pudimos degustar en Far Cry 5, pero aquí el estudio reincide mucho más, metiéndonos en la piel de la situación directa o indirectamente.

En cuanto al idioma, podemos repsirar tranquilos. Ya no hace falta hacer piruetas, cambios de región y ese tipo de florituras. Ubisoft supo arreglar el problema a los pocos días del lanzamiento del juego y desde las opciones podemos descargar un paquete de idiomas donde encontramos Español Latino. Nada más conveniente y acertado debido a la naturaleza del propio Far Cry 6.

Conclusión de Far Cry 6

Ubisoft sigue apostando por esta longeva franquicia, y lo hace con un entorno particular. La isla caribeña de Yara esconde un “más y mejor” de manual, con todo lo bueno y malo que eso conlleva. Tendremos grandes regiones que explorar llenas de actividades, campamentos enemigos y situaciones de acción total o de comicidad extrema gracias a nuestros acompañantes.

Mucha gente ha tildado de revolucionaria esta entrega pero, salvo el propio contexto del título, no veo tal revolución. Gráficamente mejora respecto a Far Cry 5, el gunplay sigue siendo expléndido, la IA no comete tantos “errores garrafales” y el modo cooperativo es más atrayente que otras veces. Eso deben ser motivos más que suficientes para visitar la isla y buscar la manera de derrotar a Antón Castillo mientras disfrutamos de los objetivos secundarios que vayamos encontrando. ¿Dispuesto a liberar a tu pueblo de la opresión?

Far Cry 6

69.99€
8

Nota Final

8.0/10

Pros

  • Buena recreación de la isla
  • Gunplay exquisito
  • Muchas actividades pero que no llegan a saturar

Cons

  • La IA sigue siendo algo... deficiente
  • El segundo jugador no mantiene los progresos de la campaña en coop
  • Para algunos puede resultar poco original respecto a anteriores entregas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.