Análisis de YesterMorrow para Xbox One

El concepto de viajar en el tiempo es muy usado en el cine y también en cantidad de videojuegos. En estos últimos es un recurso muy bueno para cambiar la historia con giros argumentales o para crear puzles. Viajar al pasado para realizar una determinada acción que cambie el futuro, para luego regresar a nuestro tiempo y proseguir la aventura con dichos cambios, es una fórmula que siempre funciona. Si a los saltos temporales le añadimos un buen (aunque mejorable) plataformeo de la vieja escuela tendremos YesterMorrow, lo nuevo del estudio indie Bitmap Galaxy.

YesterMorrow: cambiando el pasado para salvar el futuro

Como decía, YesterMorrow es un plataformas 2D de acción y muchos puzles. Cuenta la historia de Yui, una niña que vive en una apacible aldea con su madre, su hermano y su padre, un sacerdote encargado de velar por la protección del pueblo y defenderlo del poder maligno de las Sombras.

YesterMorrow historia

Una noche, durante la celebración del Festival de la Luz anual de la aldea, las sombras aparecen y asolan el lugar. Este ejército de oscuridad, comandado por la gran Sombra, acaba secuestrando a toda la familia de Yui. Para rescatarlos a todos, Yui deberá visitar al Guardián del Bosque, una estatua gigante que le revelará el secreto de los viajes temporales. De este modo nuestra protagonista podrá volver al pasado para descubrir el plan de las sombras y evitar que destruyan el futuro.

Plataformas, puzles y viajes en el tiempo

La mecánica clave de YesterMorrow será en todo momento el salto temporal del pasado al futuro y viceversa, pues todo está conectado. Gracias a una serie de portales que encontraremos en nuestra aventura por las cuatro grandes regiones en las que se divide mapa, podremos cambiar de época para resolver puzles.

YesterMorrow saltos temporales

Estos rompecabezas varían entre drenar un pantano en el pasado para que en el futuro desaparezca y podamos pasar por un camino oculto, o bien destruir algún obstáculo en el pasado que nos permita avanzar años después. Dicha mecánica os será muy familiar si habéis jugado a “The Messenger”, título de Devolver Digital que usa una fórmula similar en sus puzles (aunque mucho mejor aprovechada en mi opinión).

Algo curioso de los viajes temporales es que no solo alterarán ligeramente el entorno, sino también la apariencia de la protagonista. En el pasado Yui tendrá el aspecto de una niña pequeña e inocente, mientras que en futuro pasará a ser una joven más madura, de pelo largo y ataviada con una máscara que le cubre la boca.

YesterMorrow pasado y futuro

También encontraremos salas especiales de desafíos, donde nuestra habilidad con los saltos se pondrá a prueba en un montón de recorridos. Si llegamos al final, nos esperará un cofre en el que podremos encontrar objetos como contenedores de corazones, para aumentar la vida máxima de Yuri.

Respecto al plataformeo, YesterMorrow se inspira en los grandes clásicos del género como “Wonder Boy” para hacer que el movimiento sea lo más fluido y agradable del título. Lo malo es que no siempre resulta cómodo manejar a Yui y ciertos saltos o agarres en cuerdas, cadenas y lianas no son muy precisos. Esto nos obliga a repetir la hazaña unas cuantas veces y puede resultar molesto.

YesterMorrow plataformeo

Aparte de los viajes en el tiempo y las plataformas, la obra de Bitmap Galaxy también tiene ciertos toques de metroidvania. Esto se nota en el progreso de nuestro personaje a lo largo de la aventura, pues empezaremos apenas sin nada y poco a poco iremos adquiriendo poderes y habilidades como las Bombas de Luz Eterna o el doble salto. Ambos vendrán bien para acabar con enemigos corruptos de oscuridad, destruir obstáculos o llegar a nuevas áreas.

También, aunque la aventura es bastante lineal, encontraremos ciertos momentos que requerirán de backtracking para regresar sobre nuestros pasos y encontrar algún que otro secreto o potenciador oculto.

Por último, cabe hablar de los jefes finales. Los enfrentamientos contra estas monstruosas criaturas aprovechan muy bien las mecánicas de desplazamiento de Yui por el nivel y resultan entretenidos. La parte negativa, en mi opinión, es que sus patrones de movimiento son muy simples y fáciles de aprender. El combate deja de ser un reto en cuanto los tenemos controlados casi en los primeros compases de la pelea.

La mejor amiga de los animales

Aquí me gustaría hablar de un detalle que me ha resultado curioso y me ha gustado de este juego. Como muchísimos otros títulos, YesterMorrow tiene repartidos por su mundo cantidad de notas y objetos que amplían en detalle su historia si los conseguimos. Pero hay algo que lo hace especial, y es que escondidos en cada región hay 44 animales en total a los que tendremos que encontrar.

YesterMorrow perro

A simple vista, esto no parece gran cosa, pero os aseguro que, una vez os topéis con el primer perrete, querréis seguir explorando cada rincón de los niveles en busca de estos pequeños amigos peludos de cuatro patas para rascarles la cabeza. Porque sí, en YesterMorrow podréis acariciar toda clase de perros, gatos y hasta zorros.

La belleza está en los píxeles

Si hablamos de la estética del título, hay que reconocer que Bitmap Galaxy ha hecho un trabajo de pixel art excelente. El contraste entre pasado y futuro está muy logrado, con un pasado armonioso y tranquilo, que choca con la corrupción y el caos al regresar al futuro.

Tal y como mencionaba unos cuantos párrafos antes, recorreremos cuatro enormes islas. Nuestro camino empezará en unos bosques frondosos, para luego sortear desiertos abandonados, tundras glaciales y, por último, la misteriosa isla del Tiempo. Todo ello con un toque japonés que hará las delicias de los amantes de la estética nipona.

YesterMorrow regiones

En contrapartida, no se puede decir lo mismo de los fondos de algunas cuevas o túneles. En ciertas ocasiones, el color de estos se confunde con las plataformas a la que tienes que llegar. Esto hace difícil distinguir muchas veces entre lo que es fondo y lo que esta en primer plano y es tierra firme.

Destaca también mucho la iluminación. Durante el juego habrá alternancia (algo rápida) entre el día y la noche, cambiando los colores y la luz del escenario despendiendo de la posición en la que se encuentre el sol. Esto se nota sobre todo en el pelo blanco de Yui. Cuando es mediodía, su pelo es de su color natural, pero cuando empieza a atardecer la luz le da un toque anaranjado. Desde luego es un aspecto que está muy bien trabajado.

YesterMorrow iluminación

En definitiva

YesterMorrow, desarrollado por Bitmap Galaxy y distribuido por Blowfish Studios, es un buen juego de plataformas a la antigua usanza que sabe complementarse bien con otras mecánicas más innovadoras como los viajes temporales, aunque le falta mucho por pulir en cuanto a movimiento. Promete una gran historia que ofrece el suspense justo para volverla atractiva. A grandes rasgos, es una aventura lineal de pocas horas de duración, pero ese toque de metroidvania que tiene ampliará un poco más la experiencia haciendo que nos animemos a investigar cada rincón de las regiones en busca de zonas ocultas y coleccionables.

YesterMorrow

19,99 €
7.5

7.5/10

Pros

  • Buenas mecánicas pero...
  • Historia muy interesante que te atrapa desde el inicio
  • Apartado gráfico espectacular

Cons

  • ...faltan por pulir los agarres y la precisión de los saltos
  • Jefes finales demasiado previsibles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.