Noticias de Xbox One, Xbox One X y Xbox 360 Comunidad Xbox

Primer análisis a nivel mundial de Wuppo en Xbox One

Tras su salida en Kickstarter y su paso por Steam, ahora Wuppo visita las consolas de sobremesa para sorprendernos con su puesta en escena.

Con un éxito arrollador en Steam, Soedesco y Avance Discos, la distribuidora en nuestro país, quieren probar suerte ahora en consolas con Wuppo, una aventura independiente repleta de color y buen rollito, pero que esconde elementos de exploración, puzles y batallas que no podremos tomar a la ligera. Si quieres conocer los motivos por los cuales el título ha generado tan buenas impresiones en PC, te recomendamos que nos acompañes en el análisis de este título.

Había una vez una bolita perezosa.

En Wuppo tendremos el control de una pequeña bolita esponjosa y que parece hecha a prueba de golpes, de una raza llamada “Wum”. Nuestras meteduras de pata en el hotel que nos alojamos pasarán factura a nuestro orondo personaje, que tendrá que abandonar su cálida habitación para comenzar a buscarse la vida en otro lugar. Esta búsqueda de un nuevo emplazamiento no será fácil, y en su camino encontrará peligros, obstáculos y misterios que deberemos resolver hasta alcanzar el final feliz que todos esperamos. Eso sí, todo bien aderezado con humor y situaciones que, como su aspecto visual, buscan el agrado del usuario.

Según vayamos avanzando en la aventura, notaremos que la historia irá ganando mucho más peso, con un “lore” oculto muy bien trabajado y que envuelve al resto de razas que habitan en tan colorido lugar. Ya sean las primitivas flores malhumoradas que habitan en las alturas del bosque, o los ciudadanos de la ciudad subterránea de Popo City, todos tienen un elemento común que podremos ir descubriendo a medida que encontramos unas cintas de vídeo que nos explican el motivo de su existencia y comportamiento en su mundo actual.

Los días de hotel se acabarán, y tendremos que buscar un nuevo hogar.

¡A rodar y saltar se ha dicho!

La exploración será el pilar fundamental con la que se cimienta Wuppo, y será necesaria para conseguir los ítems necesarios que nos permitan proseguir en la aventura. Podríamos buscar muchas similitudes clásicas con juegos como The Legend of Zelda por la resolución de puzles, búsqueda de santuarios y sistema de pistas que nos serán ofrecidas por una urraca parlanchina; pero tiene muchos elementos recogidos de las aventuras que beben de la fórmula Metroidvania. Habrá muchísimas ocasiones en las que deberemos recoger un objeto y retroceder para usarlo es otro lugar específico,  o cascos que nos “disfracen” en según qué situaciones, obligándonos a escudriñar cada rincón para no dejar pasar nada por alto y a hablar con todo NPC que pueda resultarnos de utilidad.

Por suerte (y de esa forma otorgamos algo más de variedad al título), contaremos con otras secciones que nos obligarán a estar atentos de reflejos. Existen pequeñas secuencias de plataformeo que rompen la dinámica de exploración, al igual que enfrentamientos con otros enemigos y bosses finales (algunos bastante difíciles de abatir, por cierto). Para estos combates empezaremos con una especie de pistola que lanza bolas de tinta (¿o chicles?) llamada Gumgumgun, aunque según avancemos en la historia nos iremos equipando con otra serie de armas más potentes como bazookas, o morteros que lanzan pesadas bolas al aire, por ejemplo. Al final el conjunto global que encontramos en Wuppo resulta agradable y variado, y prácticamente nunca encontraremos una situación que nos resulte repetitiva en exceso. Lo único que puede echarnos algo para atrás son ciertos rompecabezas y quedarnos estancados en ellos, ya que las pistas que se nos otorgan serán escasas y tendremos que buscar concienzudamente los objetos necesarios para dar con la solución correcta (tirando de nuevo de mecánicas clásicas, como podéis comprobar).

Puede que en los controles, sobre todo en el disparo, radique la diferencia con la versión que salió en Steam hace ya más de un año. Mientras que en la versión de PC dirigíamos la trayectoria de nuestra bala con el puntero del ratón, en consolas será algo distinto, manejando la dirección de nuestra arma con el stick derecho. Ambas maneras de apuntar con las armas son bastante buenas, y aunque Wuppo en principio no estaba concebido para salir en consolas de sobremesa, la implementación de este nuevo control es de sobresaliente y muy efectivo para disparar mientras huimos de los enemigos, por ejemplo.

Tendremos que estar rápidos de reflejos con ciertos enemigos.

Las bolas también pueden equivocarse…

El trabajo de desarrollo que hay detrás, contando con que el estudio está formado por solamente dos personas, Knuist y Perzik, es loable, aunque no quita que encontremos ciertos problemas técnicos como los que comentaremos a continuación. El principal problema viene dado por ciertas transiciones en el mapeado que no quedan claras. Como en títulos como Megaman o el propio Metroid, iremos avanzando en el escenario mediante secciones concretas, y cuando alcancemos el extremo de una sección, el juego nos transportará a la siguiente. El problema reside en los cambios verticales, casi siempre precedidos por el salto de nuestro protagonista, y que hará que nuestra bolita Wum se adentre en el misterio más absoluto del siguiente mapeado y no sepa lo que hay más allá (a veces nada, otras muchas una plataforma o en ocasiones trampas que mermarán nuestra salud).

Existe otro problema, pero ya es más personal y dependerá de cada jugador, y son los accesos rápidos que podremos asignar. Podremos seleccionar cuatro items, uno por cada lado de la cruceta, y asignarlos para no perder tiempo entrando en el menú y realizando la búsqueda oportuna. Bajo mi parecer con esos cuatro slots que tenemos la experiencia de juego no se ve mermada, aunque hay usuarios que achacan falta de espacio y de que es un rollo tener que pausar el juego para seleccionar un objeto en concreto.

Visitaremos tiendas y ciudades…¡incluso un parque de atracciones!

Lo sencillo no compite con lo bonito

He de reconocer que, según vi las imágenes y el tráiler del juego, experimenté cierta repulsa por esos gráficos tan sencillotes, tan planos en texturas y por ver un protagonista que, a priori, no aportaba gran cosa. Estaba equivocado, el apartado visual es excelente, con unos contornos muy definidos, hasta tal punto de recordarme a Yoshi´s Island, y con la variedad de situaciones y localizaciones diferentes como para no aburrirse nunca con los escenarios ni con la misma historia. Además, salvo esos pequeños cambios de secuencia algo bruscos como he mencionado, Wuppo responde de forma correcta y no notaremos ningún tirón ni bug extraño. Puede que Wuppo lo hayan desarrollado entre dos personas, pero los 6 años que han transcurrido hasta que lo han lanzado han sido suficientes para verificar que todo estuviera en orden.

Me gustan los juegos que musicalmente acompañen al apartado gráfico, y en Wuppo tenemos exactamente esto. Desde el minuto uno en la pantalla principal notaremos esos aires graciosos, o “cutes” que rodean al juego, y la música no hace más que aumentar esa sensación de felicidad. De hecho, la felicidad está tan presente que según completemos misiones y realicemos tareas, ganaremos felicidad, que se traduce en un aumento de vida. Las melodías al aire libre suenan muy alegres, las canciones en el interior de una cueva suenan misteriosas y las piezas musicales en urbes y zonas pobladas por otros wums tienen un registro igual de simpaticote. Lástima lo del idioma, ya que aunque ningún personaje tiene voces, todas sus conversaciones son mediante diálogos escritos, y vienen completamente en inglés. Punto negativo cuando estamos tratando un juego donde hay que estar atentos a las pistas para resolver los puzles…