Revive lo mejor de Destruction Derby con lo nuevo de los creadores de Flatout

Recuerdo hace muchos muchos años, que un título acabó instalado en mi PC. Este loco videojuego se llamaba Destruction Derby, y la premisa era divertida, muy divertida. Wreckfest es lo nuevo de Bugbear Entertainment, los creadores de Flatout, que pretende devolver al público fan esa fiesta de demolición que pudimos disfrutar en esos óvalos de carreras destructivas, esos “cosos” donde todo vale para aniquilar a todos los rivales y conseguir ser los últimos en pie, o al menos con casi todas las ruedas.

Porque de destrucción va esto, enfatizando en que quedar el primero quizás no es lo más importante, sino pasarlo bien por el camino haciendo la carrera imposible a los rivales. Así, Bugbear, tras fracasar en su crowdfunding, tuvo que tirar hacia adelante y pasarse en Early Access unos 4 años antes de lanzar el juego el año pasado en PC. En ese tiempo han ido puliendo el juego hasta la versión final, que aunque no impresione por sus gráficos, tiene muchas virtudes a destacar.

wreckfest

Una de ellas son las físicas en carrera, las de destrucción de los vehículos, y sobre todo, la constitución total del vehículo. En cada colisión, el coche recibe daños en cada parte del vehículo y esto incide directamente en la conducción, porque cuando se sale el líquido de la transmisión o se dañan ejes o ruedas, podremos seguir en carrera, pero nuestro bólido será muy difícil de controlar. Por si fuera poco, los circuitos se llenarán de partes de automóviles, conos, neumáticos y otros trozos de escenario que hayamos destruido por el camino. Incluso a veces, en carreras especiales, podremos tropezar os incluso con pilotos desmayados.

Hay varias clases de vehículos: compactos, deportivos, robustos y muchos más, pero por si fuera poco, hay cortacésped y máquinas cosechadoras, los cuales darán lugar a ciertos eventos muy divertidos. Carreras con corta césped donde hay un enemigo común, la cosechadora irá aniquilando oponentes, así que habrá que correr contra nuestros adversarios y poner un ojo alerta para que no nos coja el gigante de hierro. También hay varios tipos de carreras, divididas en eventos dentro de campeonatos que irán desde regionales hasta nacionales amateur, llegando a las grandes carreras profesionales.

En cada carrera obtendremos puntos de experiencia y créditos, los cuales usaremos para comprar vehículos y mejorarlos, pudiendo mejorar desde árbol de levas hasta los tubos de escape y pasando por piezas que no puedo pronunciar. En las carreras hay objetivos adicionales que nos darán PX extra, pero aún así, el progreso es lento, muy lento. Un gran punto negativo porque se hace interminable subir de nivel y tener pasta para adquirir ese vehículo que nos permite participar en un determinado evento bloqueado, o mejorar más de dos vehículos para ganar más carreras.

wreckfest

Las pruebas en sí, son divertidas, pero al cabo de unas cuantas aburren, no es que sean muy difíciles, aunque esto se puede ajustar haciéndolas casi imposibles. Además de esto, el resultado es muy imprevisible, pues puedes empezar en la cola y tras una colisión en cadena ponernos en cabeza; pero también cabe la posibilidad (y creedme que pasa tan a menudo que es frustrante) de que cuando estemos en la última curva, un pequeño roce pueda hacer que estampemos el mando contra la televisión. Pero no pasa nada, relax, porque ya que es un juego muy muy arcade y tenemos la opción de reiniciar la carrera cuando queramos.

Y entrando en el apartado gráfico, el estudio fue puliendo el aspecto y el rendimiento hasta hacerlo llegar a una cota bastante aceptable. Los circuitos están muy bien representados, pero hay poca variedad en lo que se refiere a lo que los aledaños. Puestas de sol increíbles, días nublados o soleados muy bien representados dejan bonitas estampas, pero al cabo de unas cuantas carreras no se puede evitar la sensación de dejavu.

En cuanto al rendimiento el juego se muestra muy sólido en Xbox One X, que es la plataforma donde hemos realizado el análisis, y no se encuentran caídas de frames molestas haciéndonos que nos centremos en lo que importa, que es la diversión.

wreckfest

Uno de los mejores aspectos del videojuego, es la banda sonora, donde encontramos una selección formidable de grupos de rock, metal y otros temas que se nos meterán muy rápido en la cabeza y tararearemos a la quinta carrera. El estudio hizo un casting exhaustivo en ese aspecto, reuniendo grandes talentos que me han hecho incluso buscarlos en mi servidor de música.

Pero contrapunto, los efectos de sonido no destacan demasiado, incluso llegando a ser molestos en ciertos eventos, como los derbys de cortacésped. Imagina 16 motores que suenan igual al mismo tiempo agrupados en el centro del circuito golpeándose entre sí.

Y ¿es realmente divertido Wreckfest? Podríamos decir que si para echar unas carreras de vez en cuando, jugar online con hasta 24 jugadores, pero aunque el modo trayectoria nos ofrece muchas horas, podamos repetir eventos usando diferentes vehículos (si no hay especial uno requerido), se puede hacer muy pesado o aburrido.

Es ideal para jugar sin preocupaciones, disfrutar de la música y destrozar a nuestros rivales. Conducir es muy fácil en este título, incluso podemos aprovechar a los rivales para olvidarnos de frenar antes de una curva y chocar contra ellos para tomar una buena trazada, esto es así, así que si eres fan de este tipo de títulos arcade alocados puedes encontrar un buen entrenamiento aquí.

Wreckfest se lanza el 26 de agosto en Xbox One y Playstation 4, mientras que en Pc se lanzó el año pasado. Aquí os dejamos el tráiler del juego:

Wreckfest

39.99€
7.6

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • Las físicas
  • Muy sólido graficamente
  • Nostalgia destructiva
  • La banda sonora

Cons

  • Impredecible y frustrante
  • Se vuelve aburrido
  • El sistema tan lento de progresión
  • Pocas pruebas especiales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.