Análisis de Within the Blade para Xbox Series X

Empezamos la semana con ninjas y demonios. Hoy os quiero traer el análisis de Within the Blade, de Ratalaika Games. Un curioso juego que nos traer una experiecia del pasado, así como coquetea con otras obras muy conocidas en 3D. Asimismo, si bien no es un juego especialmente largo, sí que resulta un reto en su dificultad estándar (al menos para mí), así como una opción asequible en fácil y un reto para maestros en muerte permanente. Sin más dilación, os voy a exponer lo que nos ofrece esta obra pixelada.

Within the Blade nos pone en la piel de un ninja del clan del loto negro. La época que le ha tocado vivir está sumida en las guerra y un shogunato inestable. Ante esta situación, uno de los hombres más poderosos del momento firma un pacto para conseguir un poder demoníaco más allá de lo imaginable y clama todo el país para sí. De esta forma, nuestro héroe se ve envuelto en una guerra sobrenatural para salvar a la propia humanidad. Es difícil contar más sin desvelar puntos candentes de esta trama. No es que sea una obra de oscar, pero si que tiene sus cambios de ritmo y algún giro sorpresa. Toda la campaña se cuenta en conversaciones textuales, acompañadas de alguna que otra escena parcialmente animada donde conoceremos las nuevas localizaciones y a algún enemigo.

Diseño a cuadros

Visualmente estamos ante el típico título pixelart. Por ende, tanto escenarios como personajes están diseñados cual hamma, mientras las animaciones tratan de exprimir cada cuadro. Por otra parte, podemos disfrutar de técnicas visuales ya conocidas como el parallax para animar los escenarios. Asimismo, el diseño de estos es de scroll lateral, aunque la verticalidad está siempre presente. No en vano jugamos en la piel de un ninja, por lo que saltar, trepar muros o rebotar entre ellos es parte de la experiencia. Para avanzar los niveles y evitar los daños es clave dominar el parkour con botas tabi.

Los niveles no se limitan a correr del inicio al final. Para superar las diferentes fases tendremos que hacernos cargo de misiones varias. Es cierto que muchos niveles tan solo solicitarán llegar de A a B. No obstante, ese A y B podrían no encontrarse al inicio y al final, sino escondidos por un laberinto vertical. Para complicar más la situación, necesitaremos llaves para abrir accesos, así como encontrar aliados o enemigos concretos para superar la misión. Además, cada escenario ofrece una serie de objetivos de bonus. Desde no ser detectados más de una cantidad concreta de veces, hasta evitar que “nos prendan fuego” (literal). Cada zona tiene sus propias reglas.

Equipamiento Ninja

Para hacer frente a estas fases disponemos de las artes ninjas típicas, véase: katana, shuriken, kunai, bombas varias, abrojos, y alguna que otra herramienta y arma más. La variedad es bastante amplia, aunque son de uso limitado. Incluso la espada, o el arma que usemos, se rompe tras el uso. Pero no preocuparse, podemos encontrar armas y objetos rompiendo el escenario o eliminado enemigos. Asimismo, en la aldea del loto negro es posible comprar pertrechos o incluso fabricarlos nosotros mismos. Es importante ir bien equipado para sobrevivir a la aventura.

Si visitamos nuestro hogar, en la aldea, podemos acceder al inventario y al sistema de fabricación. Supongo que es posible descubrir recetas combinando objetos al hacer, pero yo no lo conseguí. Por suerte, las tiendas del pueblo venden diseños para crear objetos, así que basta con reunir algo de dinero. El sistema de creación no es especialmente difícil. Una espada requiere algo de metal, una empuñadura y poco más. La clave es que el metal invertido y la empuñadura pueden ser de bronce o de hierro. Por lo que según los materiales base aplicados, mejor será el objeto resultante. Lo cual conlleva mejores estadísticas, así como mejor duración.

Combate familiar entre las sombras

El sistema de combate es sencillo, ataques cuerpo a cuerpo, herramientas arrojables, bloqueo… Pero la cosa se amplia según avanzamos fases. Tras cada sección superada, si volvemos al dojo de la aldea, el sabio nos ofrece aprender nuevas habilidades o mejoras permanentes. De esta forma, pasamos de saltar a dar doble salto, aprendemos a esquivar, mejoramos nuestro daño o salud, e incluso mejoramos nuestro dominio sobre la katana y otras armas. Es un sistema sencillo en árbol, pero es bastante efectivo si escogemos las mejoras sabiamente.

Los escenarios ofrecen enemigos bastante variados con los que poner a prueba nuestras habilidades. Desde ninjas, hasta samuráis, sin olvidar a demonios varios, cada enemigo realiza sus propios ataques y reacciona a nosotros diferente. A veces es importante recordar que somos ninjas, y aprovechar la espalda del enemigo para eliminarlo de un solo golpe. Si el sigilo falla, pues a repartir se ha dicho. Cabe recordar que no tenemos capacidades sobre humanas, por lo que hay que atacar con cabeza, y más si nos rodean. En este punto he pensado mucho en Ninja Gaiden. Si bien Within the Blade es 2D, he visto paralelismos en como atacan los enemigos. Algunos tratan de degollarnos de un solo golpe si les damos la espalda, otros saltan como monos y lanzan shuriken. Sin duda, hay un interesante trabajo detrás de la IA.

El climax del combate se manifiesta en los enfrentamientos contra jefes. Cada ciertas fases nos veremos las caras contra un demonio. Este tiene su propio diseño, escenario y set de movimientos. Algunos requieren de buscar un punto débil concreto, mientras otros exigen precisión en cada golpe. En algunos enfrentamientos no me ha quedado claro si el diseño eran tan bueno que si descubrías la herramienta concreta vencías sin esfuerzo; o si por lo contrario al usar ciertas herramientas rompes los esquemas previstos y eliminas a los jefes sin enfrentarte realmente a ellos. Mi consejo es que probéis todas las tácticas a vuestro alcance al llegar a un jefe.

Conclusiones

En definitiva, Within the Blade es un interesante juego de platformeo y combate ninja 2D. Si bien los escenarios pueden resultar algo repetitivos, y alguna sección resultar tediosa por el efecto laberinto, la experiencia global es positiva. La parte que quizás sea más debatible es el extraño hit box que tiene algunos jefes. Aunque si no podemos acertar con la espada, siempre queda un buen repertorio de herramientas ninja con las que trastear en cada situación.

Within the Blade

10.99€
7

Nota

7.0/10

Pros

  • Variedad en las misiones
  • Enfrentamientos contra jefes originales
  • Ofrece un reto adaptable
  • Enemigos con comportamientos muy diferentes

Cons

  • Los menús son poco prácticos
  • Los escenarios tienden a repetir mucho la estética

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.