En una tormenta de nieve, o en un lúgubre castillo siempre se siente soledad… menos mal que tenemos un walkie-talkie para hablar con nuestro amigo

Tenemos el concepto “cooperativo” algo desvirtuado. Nos pensamos que por pertenecer al mismo bando, ya estamos cooperando con nuestro amigo, y eso no siempre es así. En los juegos deportivos estamos esperando ese momento de gloria para hacer nuestra jugada maestra y anotar un tanto. En otras modalidades, como las hordas que hay en los juegos de disparos, simplemente resistimos con otro colega el mayor número de oleadas, sin reparar dónde está en el escenario o si necesita que le echemos un cable. Incluso en los shooters multijugador, pese a que vayamos en el mismo equipo, la finalidad es ver quién ha causado más bajas en la partida, todo de manera solitaria y personal. Por suerte, estas mecánicas no siempre se cumplen. Hay propuestas que exigen un trabajo en equipo total para seguir avanzando, y We Were Here Together es una de ellas.

En esta casa empezará todo

Juntos, pero no revueltos

Como si fuera una tradición, para enfrentarme a los peligros y puzles que acechan en esta tercera parte realizada por Total Mayhem Games, he contado con la inestimable ayuda de Loli. El título se juega en equipo completamente (al igual que sucedía en las entregas anteriores) así que es importante encontrar un compañero con el que saber comunicarte y concentrarse para completar cada desafío. La involucración lo es todo, y más en We Were Here Together donde las cosas se ponen difíciles de verdad. Es más, sin lugar a dudas es la entrega más difícil de las tres, y sólo podría recomendar el juego a quienes ya hayan disfrutado de We Were Here, We Were Here Too… y tengan más ganas de “marcha”.

Haremos de fontanero, pero no somos Super Mario

Juntos, amor para dos. Fumando un cigarrillo a medias…

We Were Here Together no se llama así de manera fortuita. Habrá muchos momentos donde estaremos junto con nuestro compi en la misma zona completando los rompecabezas que el juego propone (la primera mitad de la aventura y casi en el final de la misma, para ser exactos). Esto otorga otra perspectiva a la manera de resolver los puzles, y resulta muy grato explorar con el compañero del equipo todos los misterios que la sala nos tiene preparados. Además, en esta ocasión hay objetivos que van mas allá de completar un puzle y avanzar a la siguiente habitación. Por ejemplo, al comienzo de la aventura deberemos averiguar de donde proviene una señal de socorro de un compañero, echar gasolina a nuestro camión e ir zumbando a su localización. Todo con un sentido y una lógica a base de ingenio que le sienta de maravilla. Lástima que esta manera de proceder se difumine con el progreso de la partida…

Donde estén las zonas abiertas… que se quiten las mazmorras

Pese a estos comienzos tan dinámicos y diferentes, llegará una parte del transcurso de We Were Here Together donde nos adentraremos a una especie de castillo con muchos enigmas que resolver. Aquí volveremos a caer en la rutina que ya pudimos experimentar en los dos juegos anteriores. No es que sea malo, ya que los puzles que aquí encontramos siguen siendo variados y distintos entre sí… pero no tan originales como deberían. Los recuerdos que tengo de ciertos rompecabezas en anteriores entregas son más dulces que los vividos ahora… como si tuvieran mayor personalidad, o una forma de resolverlos más interesante. Momentos pasados como el gran ajedrez, el laberinto con baldosas negras o la obra de teatro tan bizarra con el que terminaba la primera entrega no se recuperan en esta ocasión, y es una pena porque eran desafíos que se quedan grabados para siempre. Creo que en We Were Here Together se profundiza más en los acertijos basados en simbología y runas mientras que en anteriores iteraciones se mezclaban con otro tipo de situaciones más visuales o interactivas (al menos, como he dicho, en la segunda parte del juego, la primera está genial).

Loli se despide de todos vosotros con la mejor de sus sonrisas

Afina los walkie-talkies con el idioma que mejor manejes

Donde la obra de Total Mayhem Games si ha pegado una mejora sustancial es en su apartado gráfico. Ya no solo en la cantidad de objetos en cada estancia, la decoración o su mejora en el color de las salas. Existe una mayor fluidez en el movimiento de nuestro personaje, más secuencias animadas entre fases y por supuesto, los grandes escenarios en espacios abiertos (el puzle de los ascensores da buena cuenta de ello). Todo se ha cuidado para que sea una experiencia más narrativa, y de hecho, existen pocos libros (o ninguno, de hecho) que te cuenten la historia de manera indirecta. Todo será con diálogos hablados, y aunque es cierto que el juego viene completamente en inglés, no será necesario un buen nivel para entender la trama o para resolver los puzles. Por cierto, hablando de idiomas, el juego permite crear una sala multijugador y personalizarla para que solo encuentre usuarios de nuestra propia lengua. Os recuerdo que We Were Here Together es completamente cooperativo, y se hace indispensable comunicarse a la perfección con nuestro compañero para tener éxito en la misión.

Conclusión

We Were Here Together debería ser la evolución natural que este tipo de sagas suele ofrecer. Un mayor pulido gráfico, nuevos puzles y otra historia que nos vuelve a meter en aprietos tanto a nosotros como a nuestro compi. Tiene novedades muy interesantes como poder explorar la primera parte del juego con nuestro acompañante, otorgando momentos divertidos. Lástima que después estemos ante un planteamiento parecido al visto en entregas anteriores, con una dificultad más elevada y con rompecabezas menos llamativos. Pese a estos altibajos que ofrece la aventura de Total Mayhem Games, no hay duda que cualquier fan de esta particular propuesta cooperativa cogerá con ganas la tercera parte que acabamos de analizar.

We Were Here Together

12.99€
6.5

Gráficos

6.5/10

Sonido

6.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

6.0/10

Pros

  • Gráficos más pulidos y fluidos que en anteriores entregas
  • La primera parte del juego contiene puzles muy buenos y con cierta transcendencia en la historia
  • Por fin estaremos "together"... al menos la mitad de la aventura

Cons

  • Puzles mucho más difíciles...a veces desquiciantes
  • Si te atascas en un puzle...olvídate de intentarlo con otro
  • No hay tanta originalidad como en las entregas anteriores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.