Llega por fin el juego al rol japonés que los aficionados de Xbox One estabamos esperando.

Cuando Phil Spencer viajó a Japón, muchos fueron los escépticos que aparecieron para poner en duda que Microsoft pudiera aumentar su catálogo con juegos nipones de calidad. Spencer se reunió con diferentes estudios para traer uno de los géneros más demandados por los usuarios de Xbox One: el JRPG. Pues bien, fruto de este viaje nos llegó el fantástico Shining Resonance Refrain, y ahora llega por primera vez a Xbox One la serie Valkyria Chronicles, que anteriormente sólo había aparecido en plataformas PlayStation.

Esta aclamada saga se desarrolla en un marco de fantasía, que reimagina la Segunda Guerra Mundial, aquí nombrada como la Segunda Guerra Europea. Sabemos que esto es así, puesto que el terreno sobre el que se desarrolla la acción es muy similar a la antigua Europa (llamada Europía), y el papel del régimen nazi es desempeñado aquí por un grupo conocido como El Imperio, que está empeñada en conquistar sus países vecinos con el fin de asegurar lo que queda de una fuente de poder casi agotada.

Ya en 2008, el primer juego de la serie lanzado en PlayStation 3 fue aclamado por la crítica y se ganó un nombre gracias a la originalidad de los combates y a un grupo de personajes con una personalidad arrolladora. Por desgracia las ventas no lo acompañaron y rápidamente se convirtió en un juego de culto. Después de una secuela inferior en PSP, el tercer juego de la saga nunca llegó a salir fuera de Japón. El futuro de la serie se presentaba oscuro debido a las bajas ventas y la escasa calidad de estos últimos títulos, pero se decidió apostar por Valkyria Chronicles 4 (así como en lanzarlo por primera vez en una plataforma ajena Sony) y sin lugar a dudas este ha sido un exitoso regreso a la excelencia, convirtiéndolo en el mejor juego de la serie y uno de los mejores juegos de rol en Xbox One.

Pese a que la historia esté enlazada con entregas anteriores, podremos jugar a esta entrega sin haber tocado ningún juego de la saga, ya que funciona de manera individual. La campaña se presenta como si estuviéramos leyendo un libro sobre la historia de Europía. Cada capítulo nos llevará a una batalla, un suceso histórico importante, o simplemente una charla alegre entre hermanos de armas, entre otros. Progresaremos a través del juego con las páginas del libro, viendo escenas y participando en numerosas batallas. La presentación artística de las situaciones es lo que hace a este juego único, al mostrarse con un estilo basado en las acuarelas, que lo convierte en algo que seguramente no envejezca en un par de años, gracias a la impresionante labor de sus desarrolladores.

En la historia asumiremos el papel de Claude Wallace, el comandante del Escuadrón E del Ejército de la Federación. Claude y su escuadrón están en una peligrosa misión en el corazón del Imperio para intentar poner fin a la guerra entrando en la capital enemiga. Valkyria Chronicles 4 hace un trabajo maravilloso al equilibrar la presentación de las miserias de la guerra, en un tono sorprendemente adulto, así como los momentos más distendidos con nuestros compañeros. En un principio puede parecer que tu escuadrón lo forman personajes estereotipados de anime, pero la mayoría de ellos tienen muchas capas en su personalidad que conoceremos a medida que avancemos junto a ellos.

El combate en Valkyria Chronicles 4 es una versión refinada y actualizada del sistema que ya vimos en el juego original. Basado en un clásico sistema de turnos, se nos asignarán una serie de puntos de mando que nos permiten dar órdenes a nuestras tropas. Moviéndonos desde un mapa en vista cenital, la selección de una unidad consumirá por ejemplo un punto de mando y, una vez seleccionemos a nuestra unidad, la vista pasará a tercera persona, lo que te permite mover a tu soldado o vehículo a una distancia determinada en función del número de puntos de acción que tengamos.

Cuando veamos a un enemigo, apuntaremos con nuestra arma e intentaremos matarlo. Cada parte del enemigo tiene asignado un sistema de daños, que en función de donde les demos les quitará más vida o menos. Una vez que terminas tus movimientos, el enemigo comenzará su turno, así que en este punto es importante asegurarnos de que nuestras tropas estén en ventajosas posiciones defensivas antes del cambio de turno. Si alguno de nuestros soldados se queda sin salud, quedará herido en el campo de batalla durante unos cuantos turnos hasta que puedas conseguirles un médico. Si no lo haces, estos morirán y no volverán al campo de batalla. Como se puede ver, escoger una estrategia adecuada puede suponer nuestra victoria o derrota, así que deberemos pensar bien nuestros movimientos antes de hacerlos.

Las misiones serán de todo tipo y los mapas en los que nos moveremos de considerable tamaño y muy, muy variados. Iremos desde tomar el control de una base enemiga o aniquilar a todo un batallón, pero también habrá de desafío, como que sobrevivas un número determinado de turnos contra muchas fuerzas enemigas o que escapes de los enemigos que te persiguen.

La campaña está llena de batallas tensas y muy bien estructuradas que te mantendrán alerta. Además, los objetivos y las condiciones de combate irán cambiando, lo que provoca que las misiones no sean repetitivas, ni siquiera hacia el final del juego. También hay numerosas misiones secundarias opcionales para muchos de los personajes que nos acompañan en nuestro batallón, que ofrecen más información sobre ellos. El juego nos durará unos 30-40 horas, en función de si queremos ser completistas o no. Cada misión irá desde los 30 minutos a los 50, en función de la escala de esta.

En cuanto al sonido, el juego viene con un selector de voces en inglés y en japonés, y con subtítulos en perfecto castellano. La banda sonora acompaña muy bien, mezclando piezas épicas durante la batalla, como alegres o más apagadas en momentos de tristeza. Gráficamente es espectacular, gracias al ya comentado estilo artistico basado en las acuarelas, pero además viene mejorado para Xbox One X, alcanzado una resolución 4K, lo que convierte este apartado en una delicia.

Valkyria Chronicles 4 tenía la tarea de revitalizar una serie en horas bajas, así como de eliminar el mal sabor de boca que dejaron los últimos títulos. Que haya conseguido estos dos objetivos ya deja a las claras que nos encontramos ante un juego de calidad. El argumento es maduro y apasionante, los personajes dejan huella y el combate es desafiante y gratificante en todo momento. Este sin duda el juego que los fans del JRPG estaban esperando en Xbox One.

Valkyria Chronicles 4

59,99
9.4

Gráficos

9.5/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

9.5/10

Diversión / Duracion

9.5/10

Pros

  • El apartado gráfico y artístico es delicioso
  • Historia fantástica, adulta y madura
  • Variedad en las misiones y objetivos
  • Personajes muy bien construidos
  • La recreación de lo cruenta que es la guerra

Cons

  • Haber tardado tanto en recibir un juego de estas características en Xbox One
  • Puede costar un poco al comienzo hacerse con la mecánica de juego