Oda a la novela china de aventuras “un viaje al este” y homenaje a los juegos de Rayman en este Unruly Heroes

Cuando vi el tráiler de Unruly Heroes en el E3 2017 de Microsoft, quizás pudiera pasar desaparecido, pues se coló en un montaje rápido de Id@Xbox, pero rápidamente me ganó el corazón. A simple vista una aventura de plataformas y acción con unos diseños espectaculares, prometían ocupar muchas horas y hacérnoslo pasar “mal” a la hora de superar obstáculos, enemigos y puzzles.

Los encargados de llevar a cabo esta joya visual son Magic Design Studios, que seguro se han inspirado en títulos tan famosos como Rayman, con ciertas similitudes, y una estética que pretende acercarse a la perfección de Orí and The Blind Forest. Aún así, estos creativos han sabido darle su tique personal retorciendo un poco la jugabilidad y aportando frescura en cada nivel.

Magic Design ha querido ofrecer su visión particular de la novela china Un viaje al Oeste: Las aventuras del Rey Mono, que tanto hemos disfrutado algunos de nosotros como con la adaptación, y supongo que todos lo sabremos que hizo Toriyama con Dragon Ball, o bien desde Hollywood con El Reino Perdido (Jet Li, Jackie Chan). A Partir de ahí, emprenderemos el viaje con cuatro Héroes, véase un mono, un monje sabio, un cerdo y un…llamémoslo “gorila” experto en kung-fu muy muy fuerte. Nos guiará una Diosa en prácticas que pondrá, con dotes de humor un tanto peculiares, un rumbo hacia la oscuridad y como detenerla.

Unruly Heroes es un juego de plataformas que mezcla acción, combate intenso y resolución de puzzles que te darán más de un dolor de cabeza. Una vez puestos en marcha, la jugabilidad se basa en el uso de cada uno de los personajes en cualquier momento, ya que cada uno tiene habilidades diferentes. Podemos ir cambiando entre ellos con un solo botón de manera secuencial y ordenada siempre de la misma manera. En lo referente a las plataformas, mientras el mono o el grandullón pueden ejecutar un doble salto, el monje y el cerdo pueden planear, y de esta manera alcanzar lugares altos o bien muy alejados.

También se diferencian en el combate, pues aunque cada uno dispone de sus propias armas, todos pueden realizar ataques a melee o a distancia. Eso sí, siempre habrá una ligera diferencia a la hora de ejecutar ataques, de los que hay una buena variedad para ser un título de este estilo. Aunque el combate no es muy emocionante y queda un poco artificial, tenemos un gran set de movimientos para todos los héroes. Ataques verticales para deshacernos de enemigos voladores, ataques aplastantes y varias formas de ejecutar golpes a distancia, combinando la dirección del stick y el botón de ataque a larga distancia. Puede ser arriba, abajo o normal, aunque he notado cierta imprecisión a la hora de ejecutarlos, cosa que sucede durante todo el juego resultando tanto frustrante, como negativa a la hora de enamorar con el combate. Además de todo esto, podemos realizar un dash o esquiva para evitar ataques o sortear algunos obstáculos, y por otro lado, este movimiento se puede ejecutar en el aire para llegar a sitios inaccesibles.

En todos los escenarios hay repartidos varios objetos, como monedas que deberemos recopilar para comprar nuevos trajes para nuestros hebreos, y pergaminos especiales que contarán parte de la historia. Es fundamental pillarle el tranquillo a los movimientos de los personajes si queremos hacernos con todos los objetos, que además del número de veces que morimos y el tiempo, determinarán la puntuación que obtendremos en dicho nivel.

Hablando de niveles, hay unos 25, dividimos en cuatro bloques cuyo final es un jefe especial que nos lo hará pasar muy mal. Por lo general, cuando morimos en niveles normales, el héroe caído se transforma en burbuja, y podemos revivirlo explotandola, pero hay ocasiones en las que se parará la acción, sobre todo en zonas cuyo plataformeo es indispensable para llegar a una nueva zona. En todo caso la burbuja del personaje siempre estará ahí para revivirlo, y sin embargo, he notado que en ciertas partes el nivel de dificultad puede desesperar al más paciente, por lo que reiniciar ese checkpoint una y otra vez aún disponiendo de varios héroes se puede hacer pesado, a la par que traiciona los fundamentos de este título tan dinámico.

La sencillez de Unruly reside en la posibilidad de rescatar a nuestros héroes en cualquier momento, pero además, existe en el camino una multitud de puntos de control que podremos activar. Otro cantar son los jefes finales, los cuales se dividen en tres etapas sin punto de control entre ellas. Además, cuando mueren los personajes y las burbujas aparecen, hay un riesgo importante de que el enemigo las explote, negando así la posibilidad de que reaparezcan. Por lo cuál, si queremos tener éxito en estos duelos finales, hay que planear una estrategia con todo lo aprendido y estar atento a nuestros compañeros para ganar opciones.

Conforme avanzamos en la historia, el Gameplay puede ir cambiando los niveles, pues desde pantallas que están al revés donde se juega con la gravedad, otras donde nuestros héroes serán más jóvenes, o hasta situaciones donde tendremos que introducir nuestra alma en enemigos derrotados para seguir avanzando, dotan a este título de una gran variedad de escenarios y jugabilidad. La duración del título depende también en gran parte de nuestra habilidad o bien de si jugamos en cooperación local con un amigo. Y aquí me surge la duda de si el título ofrece la opción de un modo multijugador online, por qué no podemos jugar junto a un amigo en cooperativo.

Y esto es otro hándicap del juego, pues si bien el modo competitivo online venía a ser un brawlout a 4 jugadores bastante divertido a priori, la tosquedad del combate, o bien podríamos llamar imprecisión, se suma a la imposibilidad de encontrar partida. Parece ser que Unruly Heroes llama más la atención por su parte campaña clásica para un jugador, pues este estilo que si triunfa en títulos magistrales como Smash Bros Ultimate o Brawlout en menor medida, no ha despertado aquí el menor interés de los jugadores.

En cuanto a su nivel técnico he de decir que visualmente estamos ante un título magistral, con un diseño de personajes magnífico y unos escenarios llenos de vida y belleza. Hemos jugado a Unruly Heroes en Xbox One X, donde está mejorado y se ejecuta a 4K nativos, haciendo así su belleza aún más impresionante.

Todo esto acompañado por una banda sonora adecuada a la historia que se está contando, y unos efectos especiales de sonido que simplemente cumplen con la acción. Aquí una pequeña pega, pues sabiendo que la banda sonora es el alma de un videojuego, no será este Unruly Heroes un título recordado por su música, lo cual es una pena porque había una gran posibilidad de encandilar al jugador. Aún así, es muy correcto el repertorio que nunca desentona con los bellos escenarios que visitaremos.

En conclusión, Unruly Heroes es uno de esos títulos que debes jugar si o si está generación, sobre todo para los amantes del género de plataformas combinado con puzzles y acción, que pese a sus fallos de control, o bien sus altibajos en la dificultad, tiene la diversión garantizada por muchas horas si queremos obtener todos los coleccionables y las mejores puntuaciones.

Me da un poco de pena en su vertiente multijugador, pues ademas de echar en falta un cooperativo en línea, el desierto que se ha formado en su modo brawl out por ausencia de jugadores es un desperdicio en toda regla para el género. Un título que sin ser redondo del todo, ha conquistado rápidamente mi corazón por su variedad a la hora de recorrer el camino en la búsqueda del pergamino sagrado.

Unruly Heroes

19,99€
8.6

Gráficos

9.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Diversión

9.0/10

Pros

  • Visualmente sobresaliente
  • Gran variedad de mecánicas
  • Diseño de niveles espectacular
  • Calidad / precio

Cons

  • Multijugador desierto
  • El control no es del todo preciso