La secuela del éxitoso RPG de Runic Games es un “más y mejor” en toda regla que no tiene nada que envidiar a pesos pesados del género… porque ya lo es

Pensé en redactar este análisis sin mencionar ni una vez a “Diablo”… pero no llevaba ni un párrafo que tuve que borrarlo y empezar de nuevo con este que leéis. Y es que, seamos francos: el juego de Blizzard es todo un referente en este estilo de RPG´s con vista cenital y estilo de lucha a lo hack´n slash. Y no por casualidad varios de los componentes del equipo original de Diablo acabaron en este pequeño estudio, Runic Games, que ya sorprendió hace años con la primera entrega de este su “pequeño Diablo”, Torchlight.

Siempre pensados para PC su continuación ya se lanzó en ordenadores hace ya algunos años. Parecía que las consolas tendrían que esperar a su tercera parte (que seguro la habrá) pero casi por sorporesa se anunció hace unos meses esta adaptación que nos ocupa. Y sí, Torchlight II es un port de PC que ahora por fin llega a nuestras Xbox One, con los controles perfectamente adaptados y en una muy cuidada versión que mantiene toda la esencia de su primera entrega y además la amplía, mejor y potencia prácticamente en todo. Un “más y mejor” en toda regla.

Los que no sois nuevos en estas lides ya sabéis que una de las primeras cosas en estos juegos es elegir clase. En Torchlight II tenemos bastante donde elegir: cuatro clases (además siempre eligiendo si jugamos con un personaje masculino o femenino) que además podemos personalizar un poco. Tendremos el clásico guerrero bestia, Berserker. El Mago Ember para los que les gusta lanzar hechizos y bolas de fuego. El Ingeniero usa complejas máquinas a modo de armas. Y por último el Forastero, que viene a ser el pícaro, especializado en armas de largo alcance.Antes de empezar a jugar tendremos que elegir, al igual que ocurría en el anter¡or, nuestra mascota, que nos acompañará durante toda la aventura ayudándonos en el combate con sus transformaciones y realizando todo tipo de tareas a través de un sencillo comando de órdenes que tenemos disponible para darle.

Hecho todo esto nos embarcaremos en la aventura cuya historia, ya vais avisados, no es que sea una cosa de dejar con la boca abierta. Es bastante tópica y simplona y aunque bien es verdad que una vez vayáis al fregao no os va a importar mucho (casi se agradece no estar muy pendiente de la historia; esto va de arrasar enemigos, conseguir recompensas y explorar fantásticos escenarios y mazmorras) bien es verdad que podría ser más inspirada. Vamos, básicamente hay un malo que es muy supermalo, El Alquimista, y nosotros venimos a reventarle la fiesta que ha organizado en nuestro pueblo. Con eso ya vais servidos en cuanto a argumento (que no hay mucho más… de verdad).

A partir de ahora ya sólo a divertirnos. Los combates y la exploración son fantásticos, divertidísimos los primeros con una dificultad progresiva y muy bien ajustada al progreso de nuestro personaje. Un progreso que se nota de verdad conforme mejoremos sus atruibutos generales y le dotemos de nuevas habilidades y mejoras de equipo, que nos harán sentirnos cada vez más poderosos aunque los enemigos, como es lógico, también crezcan en dificultad. No es un juego exigente pero sí hay que poner atención y elegir bien todos estos elementos para ir haciendo el personaje a tu gusto.

La variedad de enemigos es alucinante, los hay de todos los colores y tamaños, con muy diversos tipos de ataques a los que nosotros también podremos responder con muy diversos ataques y golpes especiales. Como señalaba al principio los controles están perfectamente adaptados para “los consoleros” y váis a usar y mucho cada botón del mando de vuestras Xbox One, aunque es todo muy intuitivo y además podréis reconfigurarlo a vuestro gusto.

Los escenarios son una maravilla: variados, intrincados, llenos de recovecos donde encontrar tesoros, trampas y desafíos. Es un auténtico gustazo moverse por ellos y cumplir las diversas misiones (sí, hay misiones secundarias que nos llevan a nuevos escenarios que no salen en la historia principal, pero todos con el mismo mimo y detalle) y además algunos de ellos son aleatorios, por lo que, además de probar con otros personajes, el juego es muy rejugable. Y eso que no es nada corto: si queréis exprimir bien cada aventura puede llegar a las 20-30 horas dependiendo de vuestro ritmo.

Técnica y gráficamente el juego es un buen port de PC pero hay que tener en cuenta que han pasado varios años. No es a estas alturas de generación un juego que os vaya a deslumbrar pero cumple perfectamente y además os aseguro que a las pocas horas de juego todo eso os va a dar igual. Se ve bonito, se mueve bien y de eso se trata, sin ser la repanocha. La banda sonora es excelente y tiene algunas melodías de esas que se os quedan en la cabeza bastante rato despues de haber quitado el juego. Los efectos de sonido tampoco están nada mal.

Además de todo ello, Torchlight II cuenta con un modo multijugador en red en el que podemos jugar con otros tres amigos y controlando cada uno un personaje para explorar las mazmorras en grupo. Muy divertido y va perfectamente fluído. Aquí pierde jugadores respecto a la versión PC (que podían jugar hasta 6) pero cuatro suele ser un número standar en consolas para jugar con amigos.

Y casi se me olvida… por si hubiese poco contenido, hay Partida +. Conservando el nivel y equipo con el que habéis acabado la aventura, podéis empezarla de nuevo a mayor dificultad.

Conclusiones:

Torchlight II es un divertidísimo y completisimo dungeon crawler estilo Diablo que lo cierto es que no tiene nada que envidiar al juego del que bebe (a su tercera parte desde luego que no). Todos los aspectos son satisfactorios y aunque no inventa nada ni deslumbra en lo visual, es divertido a rabiar y tenéis un montonazo de horas de aventuras aseguradas. Al precio que sale a la venta, no es para pensárselo mucho.

Hemos analizado este juego en Xbox One S gracias a un código de descarga digital facilitado por Perfect World Entertainment, a los que damos las gracias

Torchlight II

19,99 €
8

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Historia/Narrativa

7.0/10

Pros

  • Enorme, todo más y mejor
  • Brutalmente divertido
  • Profundo y retante pero adictivo
  • Juego online para rematar el conjunto

Cons

  • La historia no es la panacea
  • Gráfica y técnicamente podría lucir mejor a estas alturas
  • Pierde algunas opciones online en su port desde PC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.