Una propuesta de “guerra de tanques” que tiene un punto original sobre los demás… pero no es suficiente con eso

Hay veces que un género parece ser de un único juego. O que llega un juego que “se apropia” del género. Y así ha pasado con los juegos de tanques, donde desde hace unos años el free to play World of Tanks parece haberse convertido en el único exponente del género (algo habrán hecho bien, ojo), pero no es así; ya existían juegos de tanques antes, y han salido más después, como el que hoy nos ocupa, Tokyo Warfare Turbo que llega tras su paso por PC´s a nuestras Xbox One.

Originalmente lanzado en Steam y demás plataformas para compatibles Tokyo Warfare, ahora con el añadido “Turbo” para distinguirlo en su paso a consolas, ofrece en realidad una experiencia mucho más arcade, menos simulador y más orientada a recordar las partidas rápidas y frenéticas de viejos juegos de máquinas recreativas, con un claro homenaje al juego de Namco, Tokyo Wars, de 1996.

Nada más ponernos con el juego descubriremos dos problemas del juego; uno pequeño, leve y otro bastante gordo. El leve es que el añadido “Turbo” está por estar, pues no añade gran cosa a su versión de PC. Y lo que añade hay que pagarlo en la Tank Expansion Pack, que cuesta 4,99 .

El segundo, el grave, es que el juego llega en fase beta… o lo parece al menos ya que se nota nada pulido y plagado de bastantes fallos, cuelgues y bugs. O le faltaron unos meses, o lo portearon de PC deprisa y corriendo o lo que sea, pero así es. Da bastantes problemas en rendimiento y optimización que esperemos se vayan solucionando con parches. Pero en un juego en que la precisión y rapidez en el combate lo es todo, no es moco de pavo el tema.

Tendremos varios modos de juego: Campaña, Supervivencia o Duelo… pero, algo incomprensible, todos offline. Resulta algo sorprendente a estas alturas que un juego así no tenga ningún modo multijugador en red, pues se presta mucho a ello. Y no soy de los de criticar a los juegos de un jugador pero, hombre… juegos con un gran componente narrativo y demás. En un juego de manejar un tanque y destruir a otros tanques, un modo online hubiese estado genial. Pues no…

Eso sí, tenemos mucho contenido. Varias campañas en varios países con los que jugar, bandos para elegir con sus modelos reales de tanques de todas las épocas… tendremos muchos bloqueados al principio y tendremos que sumar victorias y conseguir retos para obtenerlos.

Antes incluso tendremos que elegir entre dos modos gráficos: uno más realista, HD se llama, o uno más Anime. Hay que decir que esto va por gustos pero, mientras el anime cumple, con un cell-shading “falsete” pero muy efectivo y bonito, al HD, al realista, “se le ven las costuras” por todos lados.

Tokyo Warfare Turbo no esconde (ni lo pretende) su carácter arcade con una jugabilidad rápida y divertida que funciona bien desde la perspectiva de eso, juego arcade pequeño pero que quizás se queda algo corto para quien pretende una experiencia más profunda.

Por ejemplo sí, hay muchos tanques diferentes (y hemos probado muchísimos) pero apenas hay diferencia en el manejo o las prestaciones, al final sólo son una skin de tanque. Igual pasa con los escenarios, donde nos pondrán “los dientes largos” con poder combatir en diferentes escenarios icónicos como Rusia, Africa o Francia… para luego descubrir que todos los escenarios se parecen mucho.

Algo bueno es que todo es muy configurable y podemos adaptar los controles, cámaras y manejo de vehículos y armas como más nos guste entre un montón de opciones.

Gráfica y técnicamente ya lo hemos adelantado: el modo realista, HD, trata de ser más de lo que puede y no llega. Texturas pobres, iluminación muy parca y escenarios planos y sin gracia. Sólo los modelados de los tanques aguantan el tipo, sin ser una maravilla.

El Modo Anime no es que sea la “repanocha”, pero “lo disimula mejor” y tiene un cierto regusto a recreativa que quizá a los más “viejunos” os guste más (me incluyo, claro).

En el sonido hay poca queja, aun sin deslumbrar los efectos son buenos y la música de los menús es fresca y pegadiza. Y además podemos seleccionar entre varios estilos (Jpop, Rock o Electrónica) la que preferimos escuchar.

Conclusiones:

Tokyo Warfare Turbo es un juego modesto que intenta apostar por la diversión simple y arcade sin complicaciones, lo cual en sí mismo no es malo. Es ideal para partidas rápidas y cargadas de adrenalina. Pero entre la ausencia de modos multijugador y su mala optimización, se nos queda un producto a “medio cuajar” que ni es lo mejor del género ni atraerá a los que no se hayan subido a un tanque (virtual, claro) en su vida. Divierte y sale a precio reducido… pero no le pidas mucho más.

Hemos jugado a este título para su análisis en una Xbox One S gracias a un código de descarga digital facilitado por Pablo Vidaurre Sanz a los que damos las gracias

Tokyo Warfare Turbo

14,99 €
6.3

Graficos

6.0/10

Sonido

7.0/10

Historia

5.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Pros

  • Una forma original de jugar a los tanques
  • Mucho contenido
  • El pack de expansión ofrece mucho más por muy poco
  • Todo junto sigue siendo precio reducido

Cons

  • Gráfica y técnicamente muy pobre
  • Bastantes fallos y bugs
  • La adaptación a consolas raya en la desidia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.