TOHU, una aventura gráfica point and click encantadora y entrañable

Fireart Games, un estudio de desarrollo polaco, tuvo un estreno un tanto discreto en el sector del videojuego con Spirit Roots. El que fue su primer trabajo, un plataformas curioso, no logró cautivar ni atraer a una gran cantidad de jugadores. No obstante, el equipo polaco regresa a la carga con TOHU, una aventura gráfica con mucho carisma aunque también con bastantes carencias en su ejecución.

TOHU es, como ya hemos adelantado, una aventura gráfica clásica point and click. Esta ha sido editada por The Irregular Corporation para Xbox One, Nintendo Switch, PS4, PC y Stadia. Así pues, la repercusión ya es mayor al salir más allá de una única plataforma como fue el caso de su anterior proyecto.

Esta nueva incursión nos pone en la piel de la Chica, una protagonista muy entrañable que tiene una ardua labor por delante. Esta no es otra que salvar un Motor Sagrado que es amenazado por una temible y peligrosa criatura misteriosa. Dada esta premisa, nuestra intrépida protagonista hará uso de su único don o poder, y es que esta puede transformarse en un robot llamado Cubus. Dicho robot le otorga la posibilidad de mover objetos o elementos pesados, así como acceder a otras zonas inaccesibles para nuestra diminuta y “frágil” protagonista.

Así pues, partiendo de la esta premisa TOHU nos transportará a una serie de planetas o entornos de lo más variopintos; lugares idílicos cargados de detalle y color que presentan un acabado visual espectacular. La gracia de esos planetas es que están dispuestos en los lomos de distintos seres marinos, los cuales a su vez conforman un universo en conjunto. Esto es algo que para aquellos amantes de la literatura les recordará, por poner un ejemplo, a mundodisco de Terry Pratchett. Por ello, la estructuración y presentación de niveles es una auténtica maravilla, pues cada planeta conlleva consigo una serie de pantallas entrelazadas que entrañan rompecabezas a resolver.

Ese acabado tan preciosista del que hablábamos hace que explorar cada rincón de los escenarios sea un disfrute, pues la dirección artística ha realizado un trabajo espléndido. Por otra parte, este apartado ha sido trazado completamente a mano, lo cual siempre es un añadido que nos encanta. Asimismo, la exploración es un elemento importante en este tipo de juegos, y gracias a ese buen hacer en el apartado visual se hace más amena y fluida; por lo que encontrar distintos elementos u objetos para resolver los puzles no será una labor especialmente pesada.

No obstante, todo el buen hacer con el aspecto visual, lo pierde en el planteamiento de los rompecabezas y su desarrollo. Estos no siguen un patrón lógico o una cohesión aparente, pues en muchas ocasiones la resolución, la distribución de los objetos o elementos que permiten interacción, así como las posibles pistas, son un tanto confusas y difusas. Así pues, el avance en nuestra aventura puede convertirse en algo frustrante si no damos con la interpretación exacta que el desarrollador o creativo ha plasmado en cada ocasión.

Esa sensación de falta de conexión que comentamos en el párrafo anterior es palpable en casi toda la aventura, y ciertamente ha provocado que la experiencia en global sea un tanto agridulce. De este modo, TOHU cae en los errores que cometen muchas aventuras de este género, quedando en un producto que sencillamente es correcto y que desaprovecha parte del potencial que tenía. Aunque ese no es el único problema que acarrea el título, pues también peca de un error muy común en la interacción con los elementos en los escenarios. Esto es algo que personalmente nos fastidia mucho, y por desgracia es muy frecuente.

A veces los elementos con los que podemos interactuar se muestran a su distancia correcta y funcionan correctamente, pero en una gran cantidad de ocasiones, más de las que nos gustaría reconocer, estos no se prestan a acción ni aunque estemos junto a ellos. Esto se hace muy desesperante en ciertos momentos e incluso en algunas fases que controlamos a Cubus la reacción entre lo que ejecutamos con el mando y ocurre en pantalla es totalmente distinto. De esta forma, el control se antoja bastante impreciso y tosco.

Salvando todas estas asperezas que podrían haberse trabajado más o haber tratado de otra forma, el videojuego es bastante disfrutable. La aventura tiene una atmósfera muy lograda y los diálogos entre los personajes están bastante bien llevados, pues la narrativa del título es uno de los mejores aspectos de este.

Conclusiones

TOHU es una entrañable y encantadora aventura gráfica point and click que es sobresaliente en lo visual, pero un tanto justo en la ejecución de sus mecánicas y la jugabilidad. Así pues, todo ese bonito envoltorio que conforma el apartado artístico se ve un tanto emborronado por unos rompecabezas un tanto confusos. A su vez, la jugabilidad se antoja tosca y el control no es del todo fluido. No obstante, el título se puede disfrutar si dejamos de lado sus fallos o carencias gracias a unos personajes muy carismáticos y un universo muy rico.

TOHU

12.99€
6.6

Gráficos

8.0/10

Jugabilidad

5.5/10

Sonido

7.0/10

Duración

6.0/10

Pros

  • El diseño artístico es exquisito
  • Una atmósfera y un universo muy bien trabajados

Cons

  • Jugabilidad tosca e imprecisa
  • Diseño confuso de los rompecabezas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.