Sólo hay sitio para una raza predominante en Timothy vs the Aliens

Que un día cualquiera aterricen en tu ciudad unos seres extraterrestres con ganas de acabar con la raza humana siempre es un fastidio. Si además alteran tu gama monocromática para introducir distintas tonalidades, supone la gota que colma el vaso. Es lo que suece en Timothy vs the Aliens, una aventura con tintes “noir” donde deberemos parar la invasión que estas masas viscosas planean realizar. ¿Podremos poner fin a sus planes? Nuestras armas tendrán la última palabra al respecto…

No te olvides que esta es mi ciudad

El estudio madrileño Wild Sphere es el respondable de toda esta locura que aterriza en nuestra Xbox. En su breve pero intensa aventura nosotros encarnaremos a Timothy, un gangster de poca monta que logra sorevivir día tras día gracias a unos poderes que le fueron otorgados de pequeño. Gracias a estos poderes, será el Elegido para restaurar la paz en la ciudad de Little Fish City de la llegada de los alienígenas.

Una copa, la soledad y mis recuerdos

Lo que más llama la atención de Timothy vs the Aliens es sin duda la ambienación y estética visual. Es cierto que estamos ante un proyecto pequeño, pero no por ello está carente de detalles. En este juego podremos movernos por la ciudad a nuestro antojo, recorriendo sus calles en busca de objetos que nos permitan conseguir nuestro objetivo de eliminar el gran platillo volante que amenaza con borranos del mapa.

Nos meteremos directamente en la ambientación gracias a esa estética “noir” que sacude toda la aventura. Pese a esa falta de colores, todo está perfectamente detallado. Las zonas del puerto, las alcantarillas, el cementerio… cada una con sus particularidades y puzles a completar. Eso sí, el toque de color vendrá dado por nuestros enemigos a batir…

Vuelve a tu galaxia, cefalópodo

Es curiosos que Timothy vs the Aliens me haya atraído por la exploración, rompecabezas y plataformas, y que precisamente los alienígenas hayan sido un punto débil. La idea de que nuestros rivales sean los únicos elementos con color en todo el juego aporta un toque muy interesante, pero lástima que esto no se haya explotado un pelín más. Y eso que iremos recogiendo diferentes armas de fuego para llenar de plomo a las masas viscosas que vienen a por nosotros.

No te pierdas Gigantosaurus: The Game, otro juego del estudio mucho más colorido y donde controlamos a simpáticos dinosaurios. Para saber más acerca de este título, puedes acceder a nuestra noticia pinchando aquí.

Durante todo el transcurso de la aventura, sólo conoceremos cuatro tipos de extraterrestres diferentes. De manera literal. Una baza que está bien implementada en cuanto a idea y diseño pero que podría ser algo más destacable si se incluyera una mayor diversidad. Además, los combates contra cualquiera de ellos tampoco supone un desafío interesante, y frecuentemente cuando los encontremos desperdigados por la ciudad evitaremos entrar en conflicto para ahorrarnos tiempo y balas. Por no haber, no existen más poderes más allá del tiempo-bala que tendremos desde el inicio de la aventura.

Aún queda noche para tomar un trago

Eso sí, el resto de personajes que nos acompañan en la trama que rodea a Timothy vs the Aliens están mejor implementados. Es una lástima que no se haga mayor hincapié en la historia a nivel general, o más concretamente en cualquiera de estos habitantes. Parece que el ambiente “noir” nos invita a conocer el interior de estas personas, sus impulsos y su trasfondo, y aquí nos quedamos con la duda. Por suerte, todo esto se diluye cuando recorremos la ciudad, ya sea a pie o en coche, y contemplamos sus diferentes zonas y todos los secretos, coleccionables y desafíos que nos aguardan.

Que la banda empiece a tocar

Donde el juego saca pecho es en su apartado sonoro. Sus melodías ya no es que sean pegadizas (que lo son) sino que encajan muy bien con el ambiente del juego. No dejarán de sonar en ningún momento, e incluso en situaciones especiales como en el bar escucharemos otras piezas más conocidas a nivel general. El toque negativo puede ser la falta de sincronización labial que vemos en las conversaciones (a veces, no abren ni la boca) pero no resulta molesto ni es un impedimento. Por cierto, aunque hablan en inglés, el juego está totalmente traducido a nuestro idioma.

Conclusión de Timothy vs the Aliens

Después de su paso por otras plataformas, ahora llega el turno de que los usuarios de Xbox disfrutemos de esta experiencia tan “noir”. Pese a la sencillez de los combates y de los extraterrestres que reventamos a balazos, hay algo en el juego que nos incita a seguir jugando. Seguramente sea por la ambientación, su música, personajes o los desafíos que encontramos desmenuzados por Little Fish City.

Junto con los combates algo más simplificados de lo que me gustaría, también echo en falta una mayor carga narrativa. No es que haga falta obligatoriamente en este tipo de propuestas, pero la esencia que destila el juego parece que invita a descubrir más sobre nuestro protagonista, sus amigos o el motivo de la invasión. También es cierto que no da tiempo a rascar mucho más por tema de tiempo, ya que en apenas hora y media habremos completado la aventura principal. Esperamos que esto sirva como entrante para una futura entrega (la cual puede hacerse realidad de un momento a otro, quién sabe…).

Timothy vs the Aliens

16.99€
6.5

Nota Final

6.5/10

Pros

  • Le sienta de maravilla la estética en blanco y negro
  • La música está muy bien escogida
  • Tendremos una pequeña ciudad para explorar y movernos en coche

Cons

  • Los combates son demasiado sencillos
  • La historia queda en un segundo plano
  • La duración es justita... en hora y media lo podremos acabar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.