A lo mejor se han pasado un poco con el nombre…pero lo cierto es que en They Are Billions la cantidad de no-muertos en pantalla es demencial.

Los zombies no perdonan. Puede que por separado parezcan inofensivos, fáciles de esquivar e incluso de matar. Son lentos, torpes y su inteligencia no deja lugar a dudas que se mueven por instintos, impulsos y al son de las mismas pautas. Pero no hay que confiarse, porque ya lo he dicho al principio: no perdonan. Cuando se mueven por hordas todo cambia, y en esa circunstancia es cuando tenemos que echarnos a temblar. Como las plagas de langostas, los no-muertos arrasan con todo, y mas vale tener preparada una buena estrategia de defensa si no queremos sucumbir a la voracidad de estos seres. El estudio Numantian Games junto con BlitWorks no nos lo pondrá nada fácil con They Are Billions, ya que como su propio nombre indica, millones de zombies invadirán nuestra pantalla. ¿Aceptaremos este nuevo desafío?

They are Billions se mueve en el fangoso terreno de los juegos de estrategia real (RTS) en consolas. Un terreno complicado y lleno de peligros cuando tenemos que jugar con pad a este tipo de propuestas, ya que, como muchos habréis experimentado alguna vez, el control con mando que instila este género no siempre alcanza unas cotas de calidad óptimas. Pese a ello (y con un buen puñado de paciencia) podremos hacernos con el control de los personajes, de la base y mantener a raya a todo aquel ser, vivo o muerto, que pretenda adentrarse en nuestros dominios.

Quienes hayan disfrutado de juegos clásicos como Starcaft, Command & Conquer, o el gran galardonado dentro de la familia Xbox, Halo Wars, sabrá muy bien a qué va a atenerse. Tendremos que fundar nuestra propia colonia en un mundo post-apocalíptico donde somos los últimos sobrevivientes al encuentro contra los zombies. Para ello, necesitaremos explorar cada rincón del mapa en busca de recursos con los que mejorar nuestras instalaciones, expandir nuestra urbe y mejorar cada elemento con el único fin de frenar la enorme invasión de no-muertos que vienen a nuestro acecho. Una tarea que resulta sencilla en los primeros compases (ya lo hemos hecho miles de veces en otras propuestas del mismo estilo), pero que con el paso de la partida adquiere un tinte muy estratégico que exigirá lo mejor de nosotros mismos. Nadie dijo que enfrentarse a miles de zombies a la vez fuera una tarea fácil. Y cuando digo miles, hablo de forma literal.

Sota, caballo y rey. Los pilares básicos de los RTS están presentes en They are Billions, y por eso mismo será importante buscar los recursos por el mapeado para de esta manera reclutar a más soldados y mejorar nuestras defensas. En esta primera fase de preparación ya habrá que tener en cuenta muchos factores. ¿Esa arboleda merece talarla o la dejamos para retrasar el movimiento de los zombies? ¿La montaña que hay aquí sirve como una muralla o me va impedir desplegar las tropas? Todo tiene su peso para el momento decisivo, el punto álgido de la partida cuando somos asediados por todas partes. Por suerte, el titulo de Numantian Games nos lo pone fácil en cuanto a sencillez, y no habrá miles de edificaciones que construir ni una complejidad que requiera extensos tutoriales.

Los nervios empiezan a florecer cuando vemos que la pantalla se llena de nuestros enemigos. Cuando no vemos el suelo, sino que en su lugar contemplamos centenares de cabezas de zombies con ansias de carne fresca, entonces sabremos que el momento decisivo ha llegado. En este momento de la batalla, dos o tres horas despues de haber iniciado la partida, es cuando la balanza se inclina por un bando o por otro. Por poner un símil, he de reconocer que me recuerda bastante a lo vivido con Starcaft y la invasión de las tropas Zerg. Todo se torna oscuro para nuestra ciudad, y pese a que habrá sacrificios y perdidas (que eso os quede bien claro), tendremos que aguantar el embite de estas criaturas hasta su agotamiento. Os aseguro que esta parte genera mucho estrés, requiere mucha atención y exige toda nuestra concentración, aunque por suerte podemos pausar la partida para tomar las decisiones que necesitemos sin el agobio de que estén atacando nuestros muros constantemente. Unas decisiones que, por desgracia, no acaban de funcionar muy bien en consola y empañan lo vivido en el juego.

Es muy difícil adaptar la experiencia de un RTS puro como They are Billions a consolas, y son pocas las obras que consiguen un resultado óptimo. Por desgracia, el juego que estamos abalizando no alcanza la jugabilidad esperada, y pese a una accesibilidad sencilla, con pocas edificaciones por construir y gestionar, el uso del pad convencional no suple la eficacia del teclado y el ratón. Parece que la precisión en el apuntado sólo se requiere en juegos como shooters en primera persona, pero eso no es verdad. La selección de un número determinado de tropas, la construcción de las defensas, la rapidez en el apuntado de la zona donde queremos desplegarnos…Todo exige un control intuitivo que no conseguimos (ni de lejos) con el mando, y eso que el estudio se ha preocupado de mejorar la experiencia lo máximo posible gracias a parches que mejoran la sensibilidad del puntero.

Es una pena que ese aspecto quede un poco por debajo, ya que hay otros elementos en su jugabilidad que si están bien implementados. Los accesos rápidos funcionan de maravilla y son intuitivos, los textos se han agrandado para poder verlos desde una televisión a una distancia mucho mas lejana que la experimentada con un monitor, y en lineas generales, la gestión de los recursos y de las edificaciones se pueden realizar sin problema con el mando. Todo lo que no requiere precisión funciona de manera correcta, y como es lógico, tenemos que alabar ese esfuerzo pese a ser un género poco agradecido en consolas.

 
 

Conclusión

Son pocos los juegos dentro del genero RTS que llegan a destacar, y They Are Billions es uno de ellos… al menos en su versión para PC. El título exige un control que el mando no puede proporcionarnos, y eso empaña el resultado final del título. Si somos capaces de perdonar este hándicap, y tenemos la paciencia suficiente como para afrontar el desafió con las pequeñas trabas que el pad otorga, disfrutaremos de una experiencia muy original que gustará enormemente a los amantes del género. No siempre tenemos la oportunidad de enfrentarnos a centenares de zombies a la vez. ¿O eran miles? ¿Tal vez millones?.

They Are Billions

24.99€
6.4

Gráficos

7.5/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

5.5/10

Duración/Diversión

6.5/10

Pros

  • Un RTS muy original
  • Sencillo a la hora de construir
  • Textos en nuestro idioma

Cons

  • El control con mando no es todo lo intuitivo que uno necesita
  • Necesita un modo historia que atrape
  • Faltan tutoriales o guías para adentrarte en el juego
  • En PC se disfruta mucho más