El robo de una joya nos pone tras la pista de un misterioso ladrón al que deberemos dar caza.

Los amantes del misterio y las aventuras gráficas tienen una cita con el nuevo remaster lanzado por THQ Nordic de su juego The Raven: Legacy of a Master Thief, lanzado en 2013. La edición Remastered viene con animaciones retocadas, así como mejoras la iluminación y las sombras, como principales novedades.

Estamos ante un juego de aventuras de point´n click de las de toda la vida, ambientado en 1964 y bastante inspirado en la una de las novelas más famosas de Agatha Christie: Asesino en el Orient Express. Al igual que esta novela, The Raven Remastered parece un cuento clásico de “averiguar quién lo hizo”, dividido en tres capítulos principales. El protagonista de esta aventura el agente suizo Anton Zellner, un divertido e ingenioso detective con el que deberemos resolver el misterio que se nos presenta.

La historia comienza cuando la joya más famosa de Londres es robada repentinamente de un museo y se cree que un tipo enmascarado, conocido como “El Cuervo”, es el principal culpable. A bordo del tren Orient Express (que debe su nombre a la mencionada novela de Agatha Christie) es donde conocerá por primera vez a un grupo de pasajeros, de los que Anton Zellner sospecha que pueden tener alguna relación con este robo.

Al igual que cualquier detective de una novela policíaca, gran parte del juego gira en torno a conocer a los sospechosos, así como saber su historia y los intereses de cada uno, para desentrañar si tienen alguna relación con el robo. Esto se lleva a cabo en forma de interrogatorios de opción múltiple, que en la mayoría de los casos se tornan en conversaciones que tienden a durar demasiado tiempo y en ocasiones hacerse pesadas. Cuando son breves y dan información relevante para la trama, estos personajes se convierten en interesantes por sus diferentes personalidades y rarezas. Los sospechosos se comportan con los típicos clichés de este tipo de género, pero estos personajes se burlan en ocasiones de estos estereotipos a medida que la historia progresa, manteniendo el elemento sorpresa a veces.

Además de las conversaciones, deberemos realizar investigación “a pie de campo”, a través del análisis de pinturas y objetos, con los que conseguiremos pistas, así como de interactuar con otros personajes. Conseguir algunas pistas nos lleva a momentos muy interesantes, convirtiéndose en auténticos rompecabezas, como distraer a un violinista para que puedas hurgar entre su equipaje o conseguir caramelos para un niño y que así confiese sobre otros huéspedes. A menudo tendremos que volver atrás y buscar un objeto, pero afortunadamente el juego no castiga por pistas que no encontramos, permitiéndote disfrutar de la aventura sin ningún problema.

Como ya hemos mencionado, The Raven: Remastered está muy influenciado por las novelas de misterio y asesinato de mediados del siglo XX. La estética y ambientación de la década de los 60 está muy lograda, mostrando coches antiguos reales y periódicos que informan sobre los acontecimientos actuales de la época. Esto, junto a la banda sonora de tono policíaco y el doblaje en inglés de los actores, sobre todo el de nuestro protagonista, funcionan extremadamente bien y logran elevar el producto a un nivel de calidad superior. Las voces están completamente en inglés con subtítulos en castellano. Desafortunadamente, no se puede decir lo mismo del apartado gráfico, ya que incluso siendo un remaster, sigue ofreciendo el mismo pobre nivel que la entrega original. Además, las animaciones de personajes son muy toscas, con algunos casos en los que los personajes se quedan atascados en un bucle al interactuar con un objeto o personaje (aunque a veces esto sea sumamente gracioso).

The Raven Remastered tiende a convertirse en un cliché continuo a veces, pero el uso del humor hace que salgamos del tedio ocasional provocado por la trama. Hay algunos agujeros en la historia y cabos sueltos que a menudo nos dejarán perplejos, con personajes que reaparecen mágicamente sin tener en cuenta el contexto de cómo o cuándo llegaron allí, así como algunos casos de extrañas transiciones en las escenas cinemáticas.

Para los nuevos jugadores del género point´n click, así como para los más expertos, The Raven Remastered es un juego a tener en cuenta. Nos ofrece una historia bien hecha (con altibajos), personajes extraños a los que conocer y la cantidad justa de puzzles, pese a que su apartado gráfico sí que lastra al conjunto e incluso puede echar para atrás.

The Raven Remastered

29,99
6.5

Jugabilidad

7.0/10

Gráficos

3.0/10

Sonido

9.0/10

Duración/Diversión

7.0/10

Historia

6.5/10

Pros

  • La ambientación está muy lograda
  • El fantástico doblaje y banda sonora
  • Personajes muy carismáticos

Cons

  • El apartado gráfico lastra el conjunto
  • Fallos argumentales en la trama
  • Algunas conversaciones pueden ser tediosas