Volvemos a repasar el título de cinegétiga por antonomasia ahora que llega con todo el contenido y mejorado a Xbox One

Hace casi un año llegaba a Xbox One el título de caza the Hunter: Call of the Wild, que ya analizamos en su momento. Desarrollado por Expansive Worlds  y publicado por los también suecos Avalanche Studios (saga Just Cause, Mad Max..). Ahora todos los contenidos descargables que han ido apareciendo se han añadido al juego base, por lo que ya podemos disfrutar de la versión completa con todo el contenido. Además ha sido mejorado para Xbox One X, con aumento de resolución y HDR.

Es por ello que no vamos a reanalizar el juego en sí y todas sus características, pues para ello ya tenéis el anterior análisis que podéis leer aquí si os interesa ahora el juego, sino que vamos a centrarnos en lo que ha mejorado y se ha añadido. Sí que haremos algunas referencias a ello para poneros en situación. Dicho todo lo cual, vamos allá…

En the Hunter: Call of the Wild nos poníamos en la piel de un cazador (o cazadora, pues el personaje era editable y podíamos manejar a una mujer) que manejamos en una realista vista en primera persona y nos sumergíamos en un inmenso coto de casa de entre dos para elegir, uno ambientado en el noroeste americano y otro en Centroeuropa, donde tendríamos que cazar para ganar dinero con nuestras piezas e ir mejorando nuestro equipo, así como ir subiendo habilidades y ventajas para ser cada vez mejor cazador.

Un juego muy realista, pausado, para jugar con calma (cazar es difícil, no vamos a ir viendo pasar animales ante nuestras narices todo el rato) e ir aprendiendo poco a poco de nuestra propia experiencia y errores para cazar piezas cada vez más cotizadas y valiosas. Gráficamente muy inmersivo, con unos parajes naturales realmente bien recreados, donde casi puedes sentir la humedad, el frío o el murmullo del viento. Podemos sentir nuestra respiración agitándose por la emoción de ver una presa o simplemente por cansancio.

En eso consiste todo el juego: cazar como deporte. No hay más, no busquéis historias fantásticas ni “peliculeras” porque esto va de simulación, de realizar dicha actividad con total realismo pero desde la comodidad de nuestro sillón.

No hay objetivos secundarios (bueno, los hay pero son tan básicos como descubrir unos puestos de control repartidos por el bosque y algunos monumentos o vistas panorámicas a modo de coleccionables) que nos distraigan de lo que hemos venido a hacer: cazar. Tanto caza mayor (desde ciervos y osos hasta bufalos) como menor (patos o liebres).

¿Y qué nos ofrece de nuevo estos contenidos extras ahora incuídos? Pues principalmente dos nuevos cotos de caza con muy diferentes ambientaciones: África y Siberia, y varios packs de armas. Vamos a hablaros un poco de ello.

  • Vurhonga, en la sabana africana. Gacelas, jabalíes, jirafas… una ambientación magnífica y nuevos animales muy peligrosos algunos de ellos.

Una muy cuidada iluminación con magníficos atardeceres y una fauna muy variada y peligrosa como ya os podéis imaginar. No ya leones o elefantes, es que un simple jabalí puede ponerte en serios aprietos como no aciertes el tiro justo en el blanco.

  • Medved-Taiga, en la tundra siberiana. Fantásticos ambientes nevados donde no es tan importante el cambio de fauna sino de jugabilidad.

La nieve produce un ruído diferente al de la vegetación o las rocas de los otros lugares del juego, con lo que tendremos que acostumbrarnos a movernos de forma distinta sobre ella para no alertar a nuestra presa. El rastro de los animales también será más visible (sobre todo la sangre si le herimos) y el frío hará que nos quedemos sin aliento más rápidamente.

En cuanto a animales tendremos corzos, zorros, lobos blancos y una amplia gama de animales que no veremos en las demás.

Aparte de estos nuevos escenarios, con sus nuevos hábitats y sus propios desafíos de sector también incluye esta 2019 Edition dos packs de armas:

  • Wild Goose Chase:

Nueva escopeta y bandadas de patos con un puesto camuflado tal y como se usa realmente en las cacerías de estas aves acuáticas.

 

  • Weapon Pack:

Como su nombre indica, un pack de armas que podemos usar en cualquier escenario con dos nuevos arcos y un rifle.

Todo este contenido está disponible por separado si ya teníais la edición básica de The Hunter: Call of the Wild, pero ahora podéis tenerlo todo (y mejorado para Xbox One X) a un buen precio. Vamos, que viene a ser como las famosas ediciones goty.

CONCLUSIONES:

the Hunter: Call of the Wild (2019 Edition) es el mismo juego que hace un año pero ahora con todo el contenido y una experiencia mucho más completa. Sus virtudes y defectos no han variado: simulación, realismo hasta el más mínimo detalle (hay que tener en cuenta la dirección del viento para que los animales no detecten nuestro olor… aunque llevamos un “desodorante” especial de cazadores que lo elimina. Y así miles de detalles), impresionante recreación de la naturaleza y comportamiento de los distintos animales… pero por otro lado no busquéis objetivos o actividades espectaculares más allás de la caza: habéis vendo a cazar, esto es lo que hay. Muy realista pero como juego puede llegar a cansar un poco.

Hemos analizado este juego con un código de descarga gracias a Avalanche Studios.

49,99 €
8.6

Gráficos

8.5/10

Sonido

9.0/10

Jugabilidad

8.0/10

Duración

9.0/10

Pros

  • La experiencia más cercana a la caza que se puede jugar
  • Fantástica recreación de los distintos ambientes
  • Realismo máximo
  • Técnicamente ni un "pero"

Cons

  • Al final todo es lo mismo; cazar, claro...
  • ...aunque hay objetivos secundarios, pero poco interesantes
  • Requiere muchas horas para dominarlo, no apto para impacientes