Una cinematográfica aventura de terror, muy estilo Hollywood, donde lo narrativo brilla por encima de lo puramente jugable

No es que estemos faltos de juegos de terror últimamente en Xbox One pero hay que aceptar que en los últimos tiempos el género parecía haberse unificado siempre en torno a los mismos parámetros: primera persona, juegos muy inmersivos y con mucho potencial del survival

Mad of Medan vuelve hacia atrás y propone algo que no es que sea novedoso, los veteranos ya lo vimos en juegos como por ejemplo Obscure. Pero sí algo que ya no es tan cómún: tercera persona con cámaras fijas, historia muy cinematográfica con muchos diálogos… como una buena peli de terror juvenil de Hollywood, tipo “Scream” o “Sé lo que hicísteis el último verano”.

“Por ese pasillo oscuro y siniestro se oyen ruídos”… “¡Vayamos!” No son muy listos, pero les cogeréis cariño

Sus autores, el estudio Supermassive Games, conocen bien la forma de hacerlo y están dispuestos a que tengamos nuestras entregas de terror regularmente ya que Man of Medan será sólo el primero de una serie de títulos que englobarán en una colección de títulos independientes pero bajo unas características comunes (el terror, la primera) que se llamará The Dark Pictures. Según el estudio prometen al menos dos títulos al año, de los cuales este Man of Medan es el primero.

“El Conservador” será el maestro de ceremonias en cada entrega de la serie “The Dark Pictures”

Tras un prólogo-tutorial en el que nos muestras prácticamente todas sus cartas, el juego nos desvela pronto sus mayores bazas y atractivos. Para empezar un alto nivel gráfico, con especial cuidado en los modelados de los personajes (no tanto de las animaciones faciales y expresiones, que son sólo correctas) y una iluminación de auténtico triple A (esto lo dejo claro por si su precio reducido os hace dudar: en lo técnico y gráfico no es un indy ni mucho menos).

Muévete, investiga, habla… no dejes un rincón sin mirar

Y también que los diálogos y la historia es la mayor baza y el mayor atractivo del juego (de lo puramente jugable hablamos un poco más adelante).

Aquí hay que tener cuidado y no confundirse: la historia y la narrativa de Man of Medan no pretende ser (ni lo es) vanguardista, rompedora ni dejarnos con la boca a bierta por el virtuosismo de sus guionistas. Es como decía antes un claro estilo slash adolescente con una historia y unos personajes muy típicos. Cuatro universitarios, pijos a más no poder, se embarcan en un yate guiado por una joven capitana (Fliss, el mejor personaje) para buscar pecios hundidos en su verano hedonista y despreocupado. No contamos más para no desvelaros muchas sorpresas pero no esperéis personajes profundos con pasados tormentosos (son universitarios americanos pijos… no dan más de sí).

¿Quién vivirá? ¿Quién morirá?

Según avancemos en la historia manejaremos a uno u otro personaje (no a voluntad, la historia lo marca) y aquí empiezan las verdaderas virtudes del juego: las decisiones y las relaciones.

Cada dos por tres tendremos que elegir entre varias respuestas en determinados diálogos que irán, poco a poco, determinando el devenir de la aventura. Y no sólo de la historia principal, sino de pequeñas subtramas entre los personajes (tienen su propio apartado, “Rumbos”, para que veamos su progreso) que pueden tener muy diversas (y terribles) consecuencias. A su vez cada personaje irá (en parte con estas respuestas y otras acciones) labrando una relación con los otros cuatro más o menos afín lo cual, ya os lo imáginais, influirá decisivamente en el resultado de la aventura (un personaje no puede pedirle un gran favor a otro al que cae como una patada en el estómago, por ejemplo).

Elige bien las respuestas. Influirán en las relaciones entre los personajes y en el devenir de las diversas tramas y subtramas

Tantas variables y tantos rumbos que toma el juego mostrará pronto sus muy diversos resultados ya que no es una aventura larga. En unas cinco horas (seis si miramos en cada cajón en busca de pistas o coleccionables) lo habremos finiquitado pero, aparte de sus modos cooperativos para jugar con amigos (ahora iremos a eso) hay que decir que es muy rejugable, puede acabar de muy diversas formas. Por ejemplo, todos los personajes pueden morir en cualquier momento (ojo, autoguardado y a apechugar con ello hasta llegar al final, no hay margen de error; nada de “cargo partida y pruebo otra cosa”), pero a lo mejor no muere ninguno (también es posible).

Como decíamos esto es el modo historia en solitario, pero hay opciones para jugar con amigos, tanto a través de Xbox Live como en la misma consola.

Podemos jugar a dos la historia principal (pero ojo, en un modo aparte del modo en solitario, Historia Conjunta veremos en el menú; no a ratos solos y a ratos con nuestro amigo. Serán dos partidas distintas… un poco rollo, sí).

Invita a tus amigos a casa, comprad refrescos y palomitas que viene la “Noche de Cine”

Y también tenemos un modo a cinco jugadores llamado Noche de Cine. Ese modo, sólo en local asignará cada personaje a un jugador, y tendréis que iros pasando el mando conforme avance la historia (cada vez que el control pase al personaje que os habéis asignado cada amigo). Un modo divertido de pasar una noche de terror con los amigos ya que, volvemos a recordar, el juego no es nada largo y en una noche de fin de semana podéis acabarlo en este modo, proporcionando buenas risas y muchos sustos.

Los modelados son excelentes. Las animaciones faciales correctas. El doblaje al castellano magnífico pero la sincronización labial… ayyy

Técnica y gráficamente ya lo apuntamos antes, el juego está muy cuidado, a nivel AAA ( no así en su duración) aunque también tiene algún “pero”. Las cinemáticas, muy preciosistas y con un gran nivel de detalle, tironean en exceso y algunas texturas tardan en cargar. Es curioso porque en el gameplay no hemos apreciado este fallo, sólo en los vídeos (pero es que éstos son más de la mitad del juego; avisados vais).

El doblaje al español es de una gran calidad (con voces “de cine” muy reconocibles) pero sin embargo la sincronización labial deja mucho que desear. Son pequeños fallos que no empañan la experiencia pero están ahí y, en cualquier caso, podéis jugarlo en el inglés original con subtítulos si lo preferís.

Y nos queda lo jugable. Bueno, ya lo hemos mencionado varias veces; es ante todo una peli interactiva (esto no tiene por qué ser malo, ahí están los grandes juegos de la desaparecida Telltale, por ejemplo) en el que sólamente moveremos al personaje que toque en cada momento por escenarios de cámara fija, interactuaremos con algunos objetos (lo típico para abrir cajones o puertas) y de vez en cuando habrá algún QTE (ni demasiados ni difíciles).

Las cinemáticas son muy abundantes y presentan algunos pequeños fallos: tirones y a veces cargas de texturas tardías

Aquí la verdadera emoción es ir viendo cómo se desarrolla la historia con nuestras decisiones, respuestas y relaciones entre los personajes e ir desvelando la siniestra trama que va a arruinar el viaje de placer de estos millenials… angelicos.

Conclusiones:

Man of Medan es lo que promete: una peli de terror juvenil y fresca, tipo “Scream”. Personajes jóvenes, guapos… y un poco idiotas, a los que manejar y tomar decisiones por ellos, e incluso darles una personalidad (bueno… más o menos). Y sobre todo divertirnos muchísimo en cada partida intentando salvarlos… o por contra disfrutando haciendo todo lo posible porque palme hasta el último de ellos. Es tu peli, tú la diriges.

Hemos analizado este juego en una Xbox One S gracias a un código de descarga proporcionado por Namco Bandai, a los que damos las gracias

The Dark Pictures Anthology: Man Of Medan

29,99 €
8

Gráficos

8.5/10

Sonido

8.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

8.0/10

Historia/Argumento

8.0/10

Pros

  • Divertida peli de terror sin trascendencias ¡sacad las palomitas!
  • Corto pero muy rejugable
  • Solos pero también con amigos, ¡hasta cinco para la Noche de Pelis!
  • Gráficamente tiene momentos muy buenos
  • Precio reducido

Cons

  • Fallos en la sincronización labial con doblaje en castellano
  • Tirones y texturas tardías en las cinemáticas
  • Jugablemente le falta "chicha"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.