Traemos el análisis con pros y contras de Terminator: Resistance, la nueva entrega de esta famosísima franquicia de acción futurista. ¿Volveré?

Todos los que nos aproximamos al título Terminator lo hacemos con gran nostalgia. Con la esperanza de volver a ser emocionados por toda la acción y el terror de las primeras dos películas de la saga. Esto lo supieron aprovechar muy bien en Reef Entertainment con el regreso al cine de la franquicia para darle un buen impulso al lanzamiento de este shooter en primera persona, Terminator: Resistance.

Desarrollado por el estudio polaco Teyton, con un buen número de juegos en su haber con mediana calidad y muy poco sobresalientes, Terminator: Resistance nos resulta un juego desarrollado con tiempo y presupuesto limitados. Sin embargo se aprecia el esfuerzo que han puesto en crear ese futuro improbable en que un juego de Terminator sea realmente excelente.

“Pero hubo un hombre… ¡que nos enseñó a pelear! ¡A romper los cables eléctricos de los campos! ¡A aplastar a esas máquinas!”

Terminator: Resistance nos cuenta una historia que nos sumerge rápidamente en un argumento que ignora completamente todas las películas de Terminator excepto las dos primeras.

Comenzamos el viaje en la ciudad postapocalíptica de Los Ángeles, California, 30 años después del Día del Juicio Final. Somos el soldado Jacob Rivers, y nos encontramos viviendo el momento histórico en el que La Resistencia ha logrado reprogramar el T-850 que es enviado al pasado a defender a John Connor. Nuestro deber (en la piel de Jacob), es el de asegurarnos que todos en la zona de guerra sean puestos a salvo de las máquinas y al mismo tiempo reclutar a más miembros que se unan a las filas de La Resistencia en contra de la poderosa Skynet.

Para sorpresa de Rivers, (no la nuestra en realidad), descubrimos que somos ahora objetivo de Skynet para exterminación, por lo que debemos evitar ser detectados por las máquinas. Esto resultó ser una pequeña desilusión, porque en ese sentido no ocurre nada que nos genere ese terror de ser acechados, emoción que lógicamente esperámos en Terminator: Resistance. A veces da la impresión de que deambulamos por ese mundo postapocalíptico disparando con armas muy convencionales a robots que se destruyen con un suspiro. Si bien el juego logra replicar muy bien ciertos escenarios de guerra futurista, no logra captar la esencia que buscamos: el terror de estar constantemente bajo el asecho de un cyborg indestructible, al estilo de Némesis de Resident Evil.

“No hay destino. Solo existe el que nosotros hacemos”

En Terminator: Resistance es un shooter en primera persona (FPS) particular; los desarrolladores han reunido diferentes elementos de otros géneros que lo hacen definitivamente entretenido al no centrarse únicamente en los enfrentamientos típicos de un FPS. Un ejemplo de la diversidad de elementos que encontramos en mecánicas como el Hackeo de las Torretas o de las Puertas Electrónicas. Para lograrlo debemos completar un minijuego en el que se debe hacer pasar un pequeño círculo a través de un conjunto de líneas que se mueven en sentido vertical y en diferentes patrones, evitando que sea golpeado por alguna de estas (al estilo del clásico arcade Frogger). Si tenemos éxito, tomamos control del sistema, entonces se desbloquea la puerta o logramos poner de nuestro lado a la torreta para que ataque a las máquinas por nosotros.

La progresión de la historia está basada en interacciones personales con otros personajes y el desarrollo de habilidades que vamos desbloqueando a medida que se ganan puntos de experiencia con distintas misiones secundarias disponibles. Estas misiones las llevamos a cabo mediante ciertas acciones que se tornan repetitivas, como abrir cerraduras con ganzúa, hackear máquinas, y recolectar un sinfín de objetos (que al final en su mayoría no se utilizarán).

Nuestro árbol de habilidades se divide en tres grandes ramas: Combate, Ciencia y Supervivencia, cada una de ellas con habilidades que podemos desbloquear. En la rama de Combate podemos mejorar el sigilo, la capacidad para usar mejores armas, aumentar el daño y tener la capacidad para detonar explosivos. Por su parte, en Ciencia podemos mejorar la capacidad para forzar cerraduras, adquirir mayor habilidad de fabricación de objetos y mejorar nuestra habilidad para hackear máquinas. Por último, en Supervivencia es añadimos más capacidad a la mochila, mejoramos la resistencia en combate y aumentamos nuestra capacidad de aprendizaje.

Son alrededor de 20 misiones en total las que encontraremos marcadas en el mapa, las misiones principales en amarillo y las secundarias en azul. Cada una de ellas nos las encargan otros personajes del juego y además, nuestras interacciones con ellos, aunque algunas veces resultan predecibles, en realidad logran que empaticemos. Aquí nos damos cuenta del elemento RPG que han querido introducir ya que nuestras respuestas o decisiones nos llevarán también a diferentes resultados que afectan el destino de cada uno de ellos. La historia personal de algunos de los personajes logran engancharnos y nos llevan a través de una cadena de misiones secundarias a diferentes finales del juego. Pudimos experimentar dos finales diferentes, pero estamos seguros que habrán, al menos, un par más.

Las misiones implican, por ejemplo, que salgamos a obtener un código, acabar con objetivos puntuales, realizar fotografías de los Terminators o alcanzar un refugio de la resistencia. La exploración mientras tanto pierde el sentido cuando aprendemos que en realidad no hay nada interesante que descubrir. Hay una tonelada de “loot basura” por recoger que logra estimular nuestro espíritu de supervivencia al principio, pero muy poco de lo que recolectamos tiene verdadera utilidad al final. En contra parte, algo que nos pareció ingenioso fue el uso de los chips para modificación de armas. Con los chips que vamos encontrando podemos lograr fantásticas modificaciones si hacemos que éstos se acoplen de manera correcta.

“Con el Terminator no puedes dialogar, es una máquina de matar”

En cuanto a la jugabilidad de Terminator: Resistance resulta obvio lo que tenían en mente los desarrolladores: niveles de mundo semiabiertos en los que Patrulleros y Terminators nos mantuvieran en constante tensión y ansiedad. Pero los enemigos ofrecen tan poca amenaza que en algunas ocasiones te encuentras disparando a todo lo que se mueve con poco entusiasmo.

En Terminator: Resistance nos esperábamos una IA más aterradora y desafiante. Sin embargo, nos encontramos que las máquinas de Skynet caminan lentamente y de manera por demás predecible, disparando en nuestra dirección, hasta que finalmente las destruimos con poco esfuerzo disparando plasma rojo o púrpura. De igual manera el juego hace que por un momento consideres jugar en sigilo mediante un dispositivo infrarrojo en el que puedes ver a los Terminators a través de las paredes y puedes también tener información de su modelo, integridad, etc. pero hacerlo solo nos hace ir más lento y frecuentemente terminamos por acribillarlos a todos de una buena vez; utilizamos alguna de las cuatro armas que tenemos disponibles en la clásica “rueda de armas”. Se puede disparar cada arma a través de la vista normal o haciendo zoom con su mirilla.

El nivel gráfico, como el legendario T-800, se ha quedado en el pasado. La luz y las texturas deslucidas dejan mucho que desear y es aún más triste de ver en un título inspirado en una historia futurista. Hubiese sido genial ser sorprendidos con un nivel similar al de Alien Insolation.

También nos topamos con algunos bugs a la hora de enfrentamientos con grandes números de enemigos, y en esa oportunidad el juego simplemente se cerró sin previo aviso. En otras ocasiones solo notamos tiempo de carga un poco elevado al comenzar una misión.

Por otro lado, la banda sonora es bastante buena, en cuanto a la ambientación con la afamada música sacada de la película, como en los efectos de las máquinas y los disparos de las armas. El juego se encuentra en inglés con subtítulos en español que cumple correctamente.

Conclusión

Terminator: Resistance es otro intento más de ofrecer a los fans de la saga una experiencia emocionante como la que ofreció James Cameron hace ya más de treinta años. Mezclando elementos de RPG, survival y FPS logra un equilibrado planteamiento que sin embargo resulta insuficiente para un juego de acción con este potencial.

Anticuado a nivel visual y en su jugabilidad, sin embargo, los fans de la franquicia lo podrán encontrar entretenido sobre todo por su ambientación y la historia que se desarrolla en diferentes tramas del juego.

Tráiler de Lanzamiento

Terminator: Resistance

59.99
5.8

Graficos

4.5/10

Jugabilidad

4.5/10

Historia

7.0/10

Sonido

7.0/10

Pros

  • Buena banda sonora y efectos de sonido
  • La acción en combates tiene baja dificultad
  • Buena adaptación a la historia de la saga
  • Interacción entre personajes y otros elementos RPG

Cons

  • Graficos anticuados
  • Acciones repetitivas
  • Combates poco interesantes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.