Se el protagonista de un mundo virtual repleto de acción en Sword Art Online: Fatal Bullet, la vuelta de la saga al videojuego

Bandai Namco tiene programada una gran ristra de lanzamientos para este año, entre los cuales destacan, sobre todo, los basados en licencias de animación, o manga. A estas alturas ya han lanzado Dragon Ball FigherZ con mucho acierto, y ahora van encaminados a seguir su peregrinaje por otras sagas como The Seven Deadly Sins, One Piece, o la que hoy nos atañe Sword Art Online.

Sword Art Online es una serie de animación japonesa bastante querida por aquellos conocedores de ésta, la cual, sin lugar a dudas ha calado hondo entre todos aquellos que han decidido dedicarle su tiempo. Así pues, esta obra de Reki Kawahara ha logrado crear una comunidad de aficionados y aficionadas bastante amplia, por lo que poco a poco han ido apareciendo alguna que otra adaptación al videojuego. De esta forma, recibimos una nueva entrega que mantiene la vertiente rolera, pero que cambia totalmente el concepto de juego.

Dado a que Sword Art Online presenta un mundo virtual dentro de las propias vidas “reales” de los protagonistas del título, puede permitirse el lujo de poder abordar tantas facetas jugables como se puedan imaginar. Es decir, al ser un videojuego que a su vez está basado en otro videojuego ficticio que juegan los protagonistas de éste mismo, se pueden hacer cambios tan drásticos como los que vemos en Sword Art Online: Fatal Bullet, la nueva entrega de la saga.

Hasta la fecha las entregas de SAO habían sido basadas en universos de la serie de MMORPG como ALO (Alfheim Online), pero según indican sus protagonistas (como en la realidad) los juegos que son tendencia van cambiando y ahora está de moda un nuevo servidor llamado GGO (Gun Gale Online). Así pues, nos encontramos frente al abandono del RPG tradicional para abordar un shooter en tercera persona con fuertes rasgos roleros. Y en él encarnaremos a un avatar creado por nosotros mismos mediante un editor de personajes, el cual hay que decir que es bastante completo y permite personalizar bastantes aspectos de nuestro protagonista. Por otra parte, Kirito (hasta ahora el que era el personaje principal de la saga) nos apoyará y guiará por nuestra aventura en GGO.

Así pues, debido al nuevo carácter de Sword Art Online: Fatal Bullet empuñaremos distintas armas de fuego como: fusiles, pistolas, lanzacohetes, francotiradores o ametralladoras; mientras que en los anteriores usábamos hachas, espadas, katanas, cimitarras, etc… Este hecho hace que el concepto de juego cambie drásticamente, pues ahora nos encontramos con un combate totalmente distinto a las anteriores entregas.

El nuevo sistema de combate es algo versátil, pues nos deja emplear diferentes tipos de armas así como combinar hasta dos de ellas en nuestro inventario, teniendo esto en cuenta podremos hacer las configuraciones que más nos gusten. En este sentido, no hay ninguna limitación e incluso podemos empuñar un arma en cada mano, aunque lo más normal es que cambiemos entre ellas con tan sólo pulsar un botón. Este planteamiento jugable que ofrece Fatal Bullet nos recuerda en ciertos momentos, o aspectos, a otras propuestas con un estilo similar, como: Tom Clancy’s: The Division o Destiny. Al fin y al cabo el planteamiento viene a beber bastante de estas obras, salvando las distancias obvias, claro está.

Así mismo, si consideramos esos dos títulos que hemos citado anteriormente como referencia, podemos ver otros paralelismos claros en la composición de la fórmula del propio juego. En Fatal Bullet partiremos de un núcleo común, es decir, una ciudad que tendremos como base llamada Glocken (véase la ciudadela de Destiny). A partir de ahí, podremos acceder a las distintas zonas de acción de esta aventura, ya que encontraremos una gran variedad de mazmorras en las que pelear contra una gran cantidad de rivales a cual más duro.

Estas mazmorras son bastante amplias, aunque su diseño peca un poco por ser simplón, y por lo general, también carecen de inspiración u originalidad. El diseño de los escenarios es un apartado muy discreto en esta propuesta, pues no destacan como deberían. Éstos están faltos de detalles y son bastante lineales, lo cual nos quita cierto carácter de exploración cuya implementación habría sido un punto a favor. No obstante, el hecho de no haberse esforzado en la recreación de los escenarios favorece a que el jugador se centre plenamente en el desarrollo de los combates, aspecto que también se ha de tener en cuenta y que seguramente sea la razón por la cual no han trabajado más este apartado. De esta forma, tenemos enfrentamientos más frenéticos y desenfrenados que no dejarán lugar a ningún descanso.

Por otra parte,  el hecho de que los escenarios puedan hacerse muy planos provoca que a largo plazo se genere cierta sensación de monotonía y repetición, la cual llega a agotar al jugador. Y si a esto le sumamos también que el sistema de control es bastante simple, genérico y que sigue los cánones de los shooter en general, pues aún se acentúa más esa sensación de cansancio por parte del jugador. Además, hay que tener en cuenta que Sword Art Online: Fatal Bullet puede tener una duración estándar de unas 35 horas según lo que nos entretengamos con tareas secundarias. Aun así, el título se deja jugar muy bien debido a su gran accesibilidad y fácil asimilación de su aspecto jugable. No obstante, el videojuego cuenta con un árbol de habilidades que podemos mejorar según vayamos aumentando el nivel de nuestro protagonista, lo cual aporta progresividad a la fórmula e incita al jugador a continuar en la aventura para conseguir el mejor equipamiento y hacer, así, a su personaje más fuerte. También, encontramos un artilugio un tanto peculiar, pues tendremos una pistola poco común que nos permitirá jugar con la verticalidad al dejarnos subir a alturas mediante su gancho.

Con todo esto, muchos podrían pensar que la esencia de la saga ha quedado en el olvido, pero ni mucho menos, se ha visto mermada, sí, aun así sigue presente en la propuesta. De esta forma, el elemento RPG sigue estando presente en el juego y lo vemos plasmado en la variedad de armas que tenemos, así como en los atributos de éstas mismas. Además, también podemos entablar diálogos con los distintos npc’s que se encuentran en la ciudad, los cuales nos propondrán algunas tareas para obtener algunos objetos raros a cambio de completarlas. Este factor es, quizás, uno de los que salvan la propuesta jugable de Sword Art Online: Fatal Bullet, porque es el que implica cierta dedicación por parte del jugador y le atrae a una necesidad de seguir progresando para aumentar su poder, y por lo consiguiente, hacerse más fuerte con el fin de batir a todos los rivales que le hagan frente.

Otro aspecto que también es digno de destacar es la construcción y caracterización de casi todo elenco de personajes que hace acto de presencia en la aventura. Todos y cada uno de ellos cuentan con una personalidad e identidad bien definida basada en la del propio “manga” o anime, cosa que se agradece bastante y que ha sido bien cuidada. Y en este aspecto, creemos que merece mención especial, no solamente los protagonistas, sino también nuestro aliado y compañero IA ArFA-Sys (una inteligencia artificial de rareza X que nos acompañará en todas nuestras andaduras). Este amigo o amiga, según la personalización que escojamos nos ayudará en la gestión de nuestras posesiones, equipo, economía y muchos más aspectos, como el combate. Es, sin lugar a dudas, uno de los personajes que más querremos en Fatal Bullet.

Y si en el párrafo anterior destacábamos un punto loable del videojuego, en este vamos a ensalzar otro que nos parece muy importante. Fatal Bullet nos ofrece la posibilidad de disputar ciertas refriegas contra jefes finales de forma cooperativa y online, lo cual se agradece a pesar de que podrían haber implementado esta característica para todo el contenido del juego y la campaña principal. Por otro lado, el multijugador también incluye otra modalidad en la que nos podremos enfrentar cuatro jugadores contra cuatro (un total de ocho por partida) en un modo competitivo PVP.

En cuanto al aspecto gráfico, estamos ante un título que hace uso del Unreal Enigne 4 para recrear este fantástico mundo ficticio dentro de la saga MMORPG Sword Art Online. La utilización del citado motor gráfico ayuda al estudio de desarrollo a mostrar un acabado muy correcto en los modelados de los personajes, los cuales presentan un estilo manganime bastante bien conseguido que trata de emular lo visto en la serie de animación. Sin embargo, no se consigue sacar mayor partido de él, pues los escenarios o las distintas localizaciones que recorremos en el juego carecen de detalle y se nos antojan un tanto sosas.

Por último, el apartado sonoro ostenta una calidad algo por encima del comentado anteriormente, pues el doblaje es bastante acertado para cada personaje y el sonido ha estado bien cuidado, contando con unos buenos efectos y una banda sonora de acompañamiento bastante acertada con incluso algunas pistas de la saga. Haciendo referencia al doblaje, comentar que éste se encuentra en japonés con subtítulos en castellano.

Conclusiones

Sword Art Online: Fatal Bullet nos devuelve la saga de esta peculiar perspectiva del MMORPG con un nivel de riesgo bastante importante. Y a pesar de ello, consigue salir bastante airoso en esta contienda. El abandono del estilo que había atesorado la franquicia hasta ahora por uno un tanto diferente a supuesto las reticencias de los aficionados, aunque después de ver el resultado final puede que algunos se acaben retractando. Así pues, tenemos un título que ofrece una gran cantidad de contenido y de una calidad bastante correcta, que hará que el jugador se sumerja en un shooter en tercera persona con algunos defectos, sí, pero con mucho que ofrecer.

 

Sword Art Online: Fatal Bullet

69,99€
7.4

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

7.5/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • Gran cantidad de contenido
  • Personalización/Construcción de personajes
  • Modos multijugador
  • Aspecto o acabado visual manganime

Cons

  • Repetición o monotonía a largo plazo
  • Desarrollo y ritmo de juego lento
  • Escenarios o localizaciones insulsas