La mítica serie Super Monkey Ball desembarca en Xbox con este gran recopilatorio.

Super Monkey Ball: Banana Mania es una reedición en alta definición de los tres primeros juegos de la mítica serie de Sega Super Monkey Ball y que cuenta con la inclusión de contenido extra en forma de minijuegos y mucho más.

Por mucho que me guste Super Monkey Ball y tenga buenos recuerdos de mi infancia con él, sobre todo los dos primeros juegos, no puedo evitar pensar que estamos ante uno de los juegos más retorcidos del mundo. Todos esos personajes adorables, los mundos llenos de color y una banda sonora alegre no son más que una ilusión: Super Monkey Ball te masticará y te escupirá a la primera oportunidad que tenga. Estamos ante una serie de juegos con una dificultad extrema en ciertos momentos, pero que a la vez no puedes dejar de intentar esa fase una vez más, lo que a menudo se convierte en una hora de golpes contra la misma pared hasta que ella se rompe o tú lo haces.

El infierno representado en un mono dentro de una bola transparente.

Si nunca has jugado a un juego de Super Monkey Ball, la premisa no puede ser más sencilla: controlas a un mono mientras lo conduces por un nivel de plataformas. El giro de tuerca aquí es que el mono está atrapado en una bola y tú lo controlas moviendo el escenario, dejando que la gravedad haga el trabajo por ti.

El diseño de los niveles da lugar a algunos momentos interesantes. A lo largo de la lista de niveles del juego, hay muchos artilugios y máquinas que dan lugar a niveles con un diseño muy elaborado, con trampolines, plataformas móviles y otros. Estos niveles siguen siendo bastante difíciles, como lo es el 90% del juego. Sin embargo, curiosamente, los niveles más difíciles los encontramos en los que presentan cuestas y pendientes que requieren de movimientos precisos y control de la velocidad. Aunque, en realidad, casi todos los obstáculos de este juego son difíciles. La dificultad de un juego como Super Monkey Ball parece variar de una persona a otra y a veces incluso sólo de un nivel a otro.

Un recopilatorio para unirlos a todos.

Super Monkey Ball: Banana Mania cuenta con todo el contenido de los tres primeros juegos, incluido un modo historia, los 4 niveles de dificultad del modo Desafío de Monkey Ball 1 y 2, y los 12 minijuegos. Todos ellos han sido actualizados con nuevos gráficos y música, lo que hace que luzcan mejor que nunca, pero el nuevo contenido no se queda ahí. Además de lo mencionado anteriormente, Banana Mania introduce una gran cantidad de contenido nuevo, como los modos Maratón para el modo Desafío de Monkey Ball 1 y 2, que te permiten desafiar todos los niveles de los cuatro niveles de dificultad de cada juego de una sola vez, junto con una selección de modos especiales que cambian la jugabilidad principal y el diseño de los niveles para crear nuevos desafíos. Comentar también que el juego está totalmente traducido al castellano y está mejorado para Xbox Series X|S.

El fútbol será uno de los muchos minijuegos disponibles.

Es aquí donde también se encuentran los niveles de la edición Deluxe, con 46 niveles adicionales metidos en otro modo de desafío, lo que permite experimentar de un Super Monkey Ball completísimo. Si Banana Mania fuera simplemente un remaster de los juegos anteriores seguiría siendo un juego interesante, pero son los añadidos los que hacen que sea una compra mucho más atractiva. En primer lugar, por fin se puede mover la cámara con el stick derecho, y aunque es lento al girar, casi elimina la necesidad de hacer movimientos a ciegas, lo cual era algo más que necesario. Además, esos modos especiales dan al juego un extra de rejugabilidad una vez que has conquistado los modos normales, pero para los nuevos jugadores, hay algunas actualizaciones adicionales que deberían hacer que la dificultad sea más amable.

La función de ayuda es una característica que los jugadores pueden activar siempre que lo deseen a través del menú de opciones o de pausa y que duplica la cantidad de tiempo en el reloj para permitir a los jugadores explorar el nivel a un ritmo más relajado. También añade un botón de ralentización del tiempo, algo bastante útil cuando tenemos que caminar sobre una estrecha pasarela sin barandillas.

¿Díficil? Naaah…

El único inconveniente de la función de ayuda es que desactiva los logros y las puntuaciones de la tabla de clasificación, lo que significa que si quieres presumir ante los colegas, tendrás que terminar los niveles de la forma en que los desarrolladores pensaron originalmente. SEGA también ha eliminado las vidas y las continuaciones del modo Desafío.

Sin embargo, el mejor añadido es la Tienda de Puntos y las Misiones. La tienda de puntos es un lugar donde se pueden comprar nuevos personajes, modos y opciones de personalización, y el jugador gana puntos por completar misiones y niveles. Aunque estaría bien tener más cosméticos de los que se ofrecen para garantizar que haya más razones para ganar puntos, las misiones hacen un gran trabajo para incentivar la experiencia del juego en la medida de lo posible. Incluso resuelven un problema que tienen algunos de los niveles del modo Historia.

No es oro todo lo que reluce.

Aunque Banana Mania parece una actualización perfecta para una serie muy querida por los jugadores, tiene un par de fallos, sobre todo por el hecho de que hay cosas que parecen haberse quedado a medias. Por ejemplo la colección de 12 minijuegos están presentes en esta versión. Si tienes 3 amigos podrás jugar con ellos en local, pero no podrás hacerlo de manera online. Habría estado bien que Super Monkey Ball: Banana Mania añadiera algún tipo de modo de juego online para estos minijuegos, permitiendo a los jugadores disfrutar de toda la diversión que ofrecen.

Kazuma Kyriu será uno de los muchos personajes extras que podremos conseguir jugando.

También encontramos que en los modos especiales como Plátano Oscuro y Reverso sólo cuentan con 10 niveles, lo que significa que no son tan grandes como los otros modos que se ofrecen. Están llenos de niveles difíciles, así que nos llevará un tiempo finalizarlos, pero una vez acabados no habrá más que hacer. Estaría bien que se añadieran más niveles, aunque fuera en una actualización gratuita más adelante.

Banana Mania también tiene algunos problemas con la experiencia de usuario que podrían resolverse fácilmente con unas cuantas casillas de “no volver a mostrar esto”. Una vez que has fallado un nivel varias veces, aparece un aviso preguntando si quieres activar la función de ayuda, y aunque se agradece las primeras veces, estaría bien que dejara de aparecer definitivamente. Lo mismo podría decirse al terminar o fallar un nivel, donde se nos recuerda cada vez que si pulsamos X guardaremos la repetición.

Estas son sólo pequeñas cosas que podrían solucionarse fácilmente con algunas actualizaciones, y aunque no sabemos si hay más niveles/modos o soporte online para las partidas de grupo, el recopilatorio que tenemos ahora mismo entre manos merece más que la pena. Si eres fan de Super Monkey Ball es una entrega totalmente obligatoria, pero si no has jugado nunca a ningún juego de la serie este también es el juego por el que debes empezar.

Super Monkey Ball: Banana Mania

39,99€
8

NOTA FINAL

8.0/10

Pros

  • Cientos de fases que superar
  • Un recopilatorio de lo más completo y variado
  • Gran trabajo visual y sonoro
  • Gran cantidad de contenido para desbloquear jugando

Cons

  • A la larga se vuelve repetitivo
  • Sin posibilidad de jugar online con amigos
  • En ocasiones la dificultad nos hará querer tirar el mando por la ventana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.